Fútbol: UD Las Palmas

La cantera, cara a cara

15/05/2019

Uno de los pocos alicientes que dejará el choque ante el Rayo Majadahonda será la batalla que enfrente a Cristian Cedrés y a Benito Ramírez sobre la línea de cal. Ambos futbolistas podrían compartir el vestuario amarillo la temporada que viene.

Ya dibujando la temporada que está por venir y con muy poco por lo que competir en los partidos que quedan para que acabe el curso, uno de los pocos alicientes que dejará el choque de este domingo (17.00 horas) ante el Rayo Majadahonda será, sin duda, el duelo que tendrán Cristian Cedrés y Benito Ramírez en banda.

El extremo del filial, que se ha ganado a pulso y a base de buenas actuaciones seguir en el once titular de Pepe Mel, se batirá con el aldeano, que está jugando como lateral izquierdo en el Majadahonda. Un choque de canteranos amarillos que velarán por sus propios intereses. Unas cuestiones que, al fin y al cabo, son las mismas. Ambos buscarán agradar, pues en sus mentes está la férrea idea de quedarse en la primera plantilla de la Unión Deportiva la campaña que viene, donde el producto autóctono podría recuperar el peso perdido si el madrileño continúa siendo el técnico de Las Palmas.

Mel hizo debutar a Cedrés y desde entonces no lo ha sacado de su equipo titular. El atacante se ha ganado la confianza del entrenador. Caracterizado por su calidad técnica, no rehúye de los choques y se solidariza en defensa, algo impropio en un futbolista de sus características. Así también está convenciendo a la afición el chico que, con el gol ante el Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López, está siendo la sensación positiva en este amargo tramo final de Liga junto a Josep Martínez.

Si el agua sigue el transcurso natural del río, Cedrés tendrá ficha profesional con la primera plantilla. Benito, por su parte, ya la tiene, aunque por el déficit de minutos que iba a tener debido a la competencia en su costado (Blum, Fidel, Araujo y Mir) salió cedido para coger experiencia en la categoría de plata del fútbol español. Y lo ha hecho con creces.

El aldeano se ha convertido en un puñal en el carril izquierdo del Rayo Majadahonda. Debutó como titular ante el Numancia (de lateral derecho) y desde entonces no lo saca nadie del equipo. Iriondo, técnico del conjunto madrileño, ha hecho que multiplique sus atributos defensivos. Además, gracias al repliegue físico del canterano isleño, suele incorporarse con frecuencia al ataque, por lo que el uno contra uno con Cristian Cedrés estará servido.

La depurada técnica de Cedrés, ante la velocidad punta de Benito. Bien podría ser un claro adelanto de las tardes de gloria que regalarían la temporada que viene con Mel en la banda.