Borrar
Urgente Alcaraz arranca con un break frente a Djokovic
Gerard Piqué EFE
La jueza bloquea la cuenta de la empresa de Piqué en la que cobra las comisiones de la Supercopa
'Operación Brody'

La jueza bloquea la cuenta de la empresa de Piqué en la que cobra las comisiones de la Supercopa

La magistrada embarga el depósito después de que la Fiscalía afirmara que son «legalmente controvertidas las cantidades fijadas en concepto de comisión» a favor del exfutbolista

Martes, 23 de abril 2024, 14:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Primer movimiento judicial contra las finanzas de Gerard Piqué en el llamado 'caso Brody', por el que ya está imputado su amigo Luis Rubiales por presunta corrupción en los negocios. Delia Rodrigo, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid), instructora del sumario, ha ordenado el bloqueo de la cuenta bancaria de la empresa Kosmos, vinculada al propio Piqué, para asegurar en concepto de responsabilidad civil los tres millones de euros que ingresa por cada edición de la Supercopa de España en Arabia Saudí.

En un auto, la magistrada explica que el fin de este bloqueo de la sociedad de Piqué es que el exjugador del Barcelona no pueda disponer del dinero que a modo de «comisión de éxito» recibe Kosmos de la compañía SELA. Y es que al parecer -sospecha la instructora- todavía a día de hoy SELA podría seguir ingresando dinero en la empresa de Piqué.

La jueza ha tomando la decisión de intervenir este depósito, en el que Piqué habría recibido hasta 24 millones de euros en gratificaciones, después de que un nuevo informe de la Fiscalía le instara a este embargo, «por considerar que del desarrollo de la investigación cabe considerar como legalmente controvertidas las cantidades fijadas en concepto de comisión o tarifa de éxito a favor de la referida entidad en la contratación de la Supercopa».

Este bloqueo es el primer movimiento real contra Gerard Piqué, aunque Delia Rodrigo ya había requerido previamente a una quincena de bancos información sobre 96 cuentas bancarias a nombre del exjugador del Barça y otras 36 de las que el expresidente de la Federación Española de Fútbol (FEF) Luis Rubiales es titular.

El bloqueo de la cuenta desde donde se estarían gestionando los beneficios de la Supercopa se produce poco más de un mes después de que la magistrada -en una resolución fechada el 21 de marzo- insinuara abiertamente que el expresidente de la FEF pudo influir en los árbitros para garantizar que el Real Madrid y el Barcelona disputaran siempre la Supercopa en Arabia Saudí. Desde que la FEF firmara con la empresa Kosmos el polémico contrato que trasladó el torneo a Arabia a partir de la temporada 2019-2020, ninguno de los dos clubes ha faltado en la Supercopa, que disputan los dos primeros clasificados de la Liga y los dos finalistas de la Copa.

Delia Rodrigo, en aquel escrito, adelantado por este periódico, ya revelaba que entre sus objetivos de la investigación estaba aclarar exactamente qué beneficios obtuvieron Luis Rubiales y Gerard Piqué por la organización de la Supercopa y hasta dónde llegaron sus maniobras para que esta competición se garantizara todo el atractivo con la participación de los dos colosos del fútbol español.

«Gerard Piqué es notorio que pertenecía como jugador al momento de los acuerdos al Barcelona, club que, junto al Real Madrid, figura en una de las cláusulas de uno de los contratos contemplado expresamente en el sentido de que, si no acude como participante a la disputa del torneo, por no haber obtenido la clasificación en la competición española que da derecho a ello, da lugar a una penalización económica traducida en una merma de ingresos para la FEF por importe de cinco millones de euros por cada edición en que ello sucediera», explicaba la instructora.

Y acto seguido, en el mismo auto, recordaba rotundamente que «en las competiciones españolas de la Liga y la Copa del Rey el estamento arbitral depende estatutariamente de la propia FEF a través del Comité Técnico de Árbitros (CTA)». Una alusión que podría dejar entrever que Rubiales tenía capacidad de influir desde la FEF en el arbitraje para que no hubiera esta millonaria penalización.

El «auténtico rol» de Piqué

Además de lo anterior, a tenor de los datos acumulados hasta la actualidad, se hace necesario, según afirmaba hace un mes la jueza Delia Rodrigo, esclarecer en la investigación el «auténtico rol» de Gerard Piqué y de su grupo de sociedades. Tanto respecto a sus eventuales relaciones de negocios con la FEF como con autoridades de Arabia Saudí vinculadas a la celebración de la Supercopa, las cuales dieron lugar a movimientos de fondos, algunos de los cuales son objeto de la presente solicitud de cooperación judicial.

Piqué y Kosmos llevaban meses en el punto de mira de la Guardia Civil, que trata de cerrar todas las aristas del caso con una serie de diligencias dirigidas a aclarar los pagos recibidos por su sociedad en Andorra por la organización de la Supercopa. La Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado -policía judicial por mandato del juzgado de Majadahonda-, ya reclamó hace medio año rastrear las cuentas en España y Andorra relacionadas con el exjugador del Barça y presidente de Kosmos por su presunta relación con el contrato negociado con Rubiales.

En concreto, la UCO reclamó al juzgado el 19 de septiembre de 2023 solicitar información a las autoridades del Principado, concretamente dirigida a la entidad bancaria MoraBanc Grup, sobre una serie de transferencias relacionadas con este contrato. Los agentes pusieron el foco en cuentas del Andorra, equipo de fútbol propiedad de Piqué que compite en Segunda División, para conocer el destino de los fondos provenientes de una cuenta titulada por Kosmos.

En dicha cuenta, decía de forma textual el oficio policial, «se han venido cobrando las comisiones de éxito abonadas por SELA Sport Company en contraprestación por los servicios de intermediación prestados en las negociaciones con la FEF para la disputa de la Supercopa de España en territorio saudí». Dichas comisiones las cifra la UCO en cuatro millones de euros por año, es decir, al término del contrato firmado para diez años, Kosmos se llevaría 40 millones.

La UCO explicaba que su petición de información guarda relación con la intención de «comprobar la posibilidad de que hayan sido dádivas económicas» a Luis Rubiales o a otros directivos de la FEF por parte de Kosmos o a Gerard Piqué y su entorno, «como consecuencia de la negociación para la celebración de la Supercopa de España». «Resulta de imperiosa necesidad poder realizar una trazabilidad completa de los fondos recibidos por Kosmos», continúa la UCO, según el informe al que ha tenido acceso este periódico, que constata que «existe un gran flujo de dinero entre cuentas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios