Borrar
Directo Juegos Olímpicos, en directo | Uzbekistán - España
Adriana Cerezo, a la izquierda, durante la final en la que conquistó la medalla de plata. Murad Sezer (Reuters)
El descaro de una niña y el sosiego de una veterana

El descaro de una niña y el sosiego de una veterana

A sus 17 años, Adriana Cerezo ha competido como si tuviera 30 y llevara dos o tres Juegos Olímpicos a sus espaldas

JOEL GONZÁLEZ

Sábado, 24 de julio 2021, 18:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ha sido un día muy grande para el taekwondo español, que suma otro éxito más en los Juegos Olímpicos. A sus 17 años, Adriana tiene que estar muy contenta. Eran sus primeros Juegos y parecía que ya llevaba dos o tres a sus espaldas. Ha competido como si tuviera 30 años, haciéndolo muy bien ante rivales muy difíciles como la subcampeona olímpica o la leyenda china, Wu. Lo ha hecho con serenidad y una madurez increíble. Eso habla muy bien de ella y de su futuro.

Ha sido una pena, porque ha aguantado la presión casi hasta el final y se le ha escapado el oro por un detalle mínimo. Son cosas a las que se les da muchas vueltas durante un tiempo, pero que terminan pasando y más en una carrera tan larga como la que tiene ella por delante. Ojalá muchos deportistas pudieran competir como ella a la edad de 17 años.

Por eso, esta medalla de plata que ahora tanto le escuece tendrá mucho más valor con el paso de los años. Si en los Juegos de París 2024 gana el oro, porque mirará atrás y dirá que ya tiene dos medallas; y si no lo hace, porque se dará cuenta de lo complicado que es conseguir una.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios