Snowboard halfpipe

Queralt Castellet: «¿Retirarme? ¡Si estoy en mi mejor momento!»

Eufórica tras haber ganado la medalla olímpica que llevaba persiguiendo media vida, la estrella española del snowboard halfpipe se ve con fuerzas para acudir a sus sextos Juegos

PABLO M. DÍEZ Enviado especial a Zhangjiakou (China)

Llevaba media vida persiguiendo esta medalla y ya la tiene. Desde que debutó en los Juegos Olímpicos de Turín en 2006, venía suspirando por este sueño que acaba de hacerse realidad 16 años después. En Pekín 2022, y después de cinco Juegos de Invierno, la catalana Queralt Castellet por fin ganó este jueves una medalla olímpica, la de plata, en snowboard 'halfpipe'. Con una concentración a prueba del coronavirus, Castellet consiguió subirse al podio solo por detrás de la campeona estadounidense Chloe Kim, que revalida su trono olímpico. Y, lo más importante, por delante de la japonesa Sena Tomita, que se llevó el bronce, y de la china Cai Xuetong, campeona del mundo en 2015 y 2017 y una de las principales aspirantes a medalla por competir en casa.

Veterana de los Juegos Olímpicos de Invierno y abanderada en dos ocasiones, la última la semana pasada en 'El Nido' de Pekín, Castellet pone el broche a una carrera brillante dándole a España su primera medalla de esta cita y la quinta de su historia en estas competiciones. Tras debutar en los Juegos de Invierno de Turín 2006, donde acabó en el puesto 26, fue escalando posiciones en Vancouver 2010 (duodécima) y Sochi 2014 (undécima) hasta acabar séptima y conseguir un diploma olímpico en Pieonchang 2018. Una progresión ascendente que ha concluido con esta plata en Pekín 2022. Antes incluso de colgársela al cuello, atiende a este medio en la Villa Olímpica de las montañas de Zhangjiakou, sede de la mayoría de las pruebas de nieve a 180 kilómetros al noroeste de Pekín.

-Pregunta: Enhorabuena por esta medalla, por la que ha estado luchando la mitad de su vida. ¿Cómo se siente en estos momentos?

-Respuesta: Estoy superfeliz, emocionada, muy contenta. ¡Buah, es increíble! Es una vida dedicada a esto y, después de tanto trabajo y esfuerzo, no puedo estar más satisfecha por haber conseguido este objetivo.

-P.: Después de su experiencia en los cuatros Juegos anteriores, en los que siempre se le escapaba la medalla, ¿pensó alguna vez que no la iba a lograr?

-R.: No. La verdad es que no iba a parar de luchar hasta que cayera la medalla.

Felicidad

«Es una vida dedicada a esto y, después de tanto trabajo y esfuerzo, no puedo estar más satisfecha»

-P.: ¿Cómo ha vivido esta final y cuál ha sido su estrategia?

-R.: En la primera ronda me han deducido mucho por un problema que no deberían haberme penalizado tanto, teniendo en cuenta que el principio de la ronda era muy técnico. Aunque he tenido un problema que era en realidad insignificante porque me he caído un poco, creo que me han deducido demasiado. Ahí he dudado un poco y eso me ha hecho recapacitar que da igual lo que puntúen los jueces. De todos modos, creo que me han dado fuerza para mejorar en la segunda ronda. Así he sacado la fortaleza para hacer lo que quería en la segunda manga y me la han puntuado bien.

-P.: Esa segunda ronda, sensacional, es la que le ha dado la plata.

-R.: En lugar de hacer lo que quería en la primera, que era más difícil, he optado por un aéreo para conseguir más velocidad y realizar el 9 más alto. A mí me gusta hacer los trucos con altura, así que sabía que eso me iba a beneficiar. Lo he hecho y les ha gustado más, por lo que me han puntuado bien.

Centrada

-P.: ¿Vio peligrar la plata en la tercera manga?

-R.: La verdad es que no he visto a ninguna de las rivales porque tenía que centrarme en lo mío y mirar solamente lo que estaba haciendo yo. Al final de la tercera ronda me he quedado con poca velocidad porque es un tubo que realmente te castiga mucho si no caes perfecto con los trucos. Afortunadamente, ha bastado con la segunda manga porque lo más importante hoy era mantener la velocidad para tener altura alrededor de toda la ronda.

Pelea por el oro

«Si me hubiese salido la tercera ronda como quería, creo que habría estado muy pero que muy cerca de Chloe Kim»

-P.: ¿Se vio con posibilidades de arrebatarle el oro a Chloe Kim?

-R.: Ella también ha sufrido nervios, pero ha tenido la suerte de planchar la primera ronda y eso le ha dado muchos puntos. Pero, bueno, creo que al final también estábamos ahí, ¿eh? Si me hubiese salido la tercera ronda como quería, creo que habría estado muy pero que muy cerca.

-P.: ¿Vio peligrar su medalla o incluso el podio en la tercera ronda?

-R.: Sí, con Cai Xuetong y con las cuatro japonesas, que estaban muy fuertes y todas tenían posibilidades de medalla. Hemos visto que el nivel está altísimo y los puestos no se han decidido hasta el último momento.

-P.: La última vez que compitió en China no le fue demasiado bien. ¿Qué ha cambiado para que todo sea tan distinto esta vez?

-R.: El viento es lo que más afecta a este tubo y, para que no sople tanto, han puesto una lona. Aunque la primera jornada tuvimos bastante viento y lo notamos, estos últimos días el tiempo ha sido muy bueno. El viento, que es lo que más nos afecta a todas en esta disciplina, nos ha castigado menos. Aunque podemos controlar la visibilidad, la nieve y otros factores, el viento es algo que queda fuera del alcance de nuestras manos y puede hacer que pierdas el control.

Celebración

«Ahora solo pienso en disfrutar de esta medalla»

-P.: ¿Cuáles son sus planes ahora?

-R.: Lo primero, volver a EE UU, que es donde tenía mi base en Colorado, y recoger todas mis cosas antes de emprender el camino de vuelta a España para celebrarlo con mi familia y mis amigos. Ahora solo pienso en disfrutar de esta medalla.

-P.: Con 32 años y esta plata olímpica, ¿es este el broche a su carrera antes de retirarse?

-R.: ¿Retirarme? ¡Si estoy en mi mejor momento! ¿Cómo no voy a continuar? Ahora tenemos que disfrutar y aprovechar este momento para seguir con más fuerza.

-P.: ¿Se plantea entonces acudir a otros Juegos?

-R.: Sí, sí, lo que venga.