Borrar
Caeleb Dressel, ganando el oro en los 100 metros mariposas en los Juegos Olímpicos de Tokio AFP
Bañadores con tecnología espacial para los Juegos Olímpicos
París 2024

Bañadores con tecnología espacial para los Juegos Olímpicos

Speedo ha mejorado sus trajes; en Tokio, lograron el 49% de las medallas y el 61% de las insignias de oro

Pedro Rodríguez

Madrid

Jueves, 11 de julio 2024, 14:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los nadadores que quieren conseguir las medallas en los próximos Juegos Olímpicos de París esperan sacar provecho de los avances tecnológicos en los bañadores, que podrían ser determinantes en competiciones donde las victorias se deciden por décimas o incluso centésimas de segundo.

La compañía Speedo ha lanzado una nueva versión de su aclamado Fastskin LZR Racer, desarrollada con tecnología espacial que la hace sentir extremadamente ligera. Entre los nadadores que utilizarán el nuevo bañador de la compañía australiana se encuentran Emma McKeon de Australia, Caeleb Dressel de Estados Unidos y Adam Peaty de Reino Unido. «Realmente creo que el nuevo bañador me ayudará», expresó Dressel, ganador de cinco medallas de oro en los Juegos de Tokio 2021. Por su parte, McKeon, que se llevó siete preseas en la última cita olímpica (cuatro de oro), describe el nuevo modelo como «el más rápido que he usado», destacando cómo permite deslizarse eficientemente por el agua.

El nuevo diseño de Speedo incorpora tecnología utilizada para proteger satélites en el espacio, representando el último avance en la competencia con otras marcas como Arena, Mizuno y Jaked, que también buscan mejorar el rendimiento de los nadadores.

Kevin Netto, profesor de Ciencias de la Salud en Perth (Australia), enfatizó la importancia de reducir la resistencia del agua para optimizar la velocidad de los nadadores. «Cualquier avance que minimice esta resistencia puede ser crucial», señaló.

Speedo, 61% de oros

Los bañadores de competición han evolucionado considerablemente a lo largo de los años, desde materiales como la franela y el algodón hasta el nailon y la licra. Sin embargo, la controversia surgió en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, cuando los bañadores de cuerpo entero de Speedo, desarrollados con ayuda de la NASA, fueron acusados de ofrecer ventajas tecnológicas injustas. Como resultado, la Asociación Mundial de Deportes Acuáticos exige ahora que los trajes esténhechos con materiales permeables y limiten su cobertura corporal.

El modelo anterior, Fastskin LZR Pure Intent y Fastskin LZR Valor, lanzado en 2019, contribuyó significativamente al rompimiento del 52% de todos los récords mundiales individuales de natación, incluyendo el 75% de los establecidos en 2023. En los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la tecnología Speedo también brilló, facilitando el 61% de todas las medallas de oro y casi la mitad, el 49%, de todas las medallas ganadas por Speedo. Por lo tanto, se anticipa que el nuevo modelo llevará a mejoras adicionales en los resultados.

A pesar de los avances tecnológicos, el impacto de los bañadores en el rendimiento sigue siendo objeto de debate. Un estudio de la Universidad Europea de Madrid examinó 43 investigaciones y concluyó que «no hay pruebas evidentes» de cómo afectan al rendimiento, aunque algunos creen que mejoran el desempeño general.

Con la mira puesta en los Juegos Olímpicos de París, que tendrán lugar del 26 de julio al 4 de agosto en Paris La Défense Arena, los nadadores están listos para desplegar el potencial de estos avances tecnológicos en busca de la gloria olímpica. En estos juegos participarán 18 deportistas españoles, entre los cuales destaca el campeón mundial de los 200 metros espalda, Hugo González. Sin embargo, se nota la ausencia de Mireia Belmonte, quien no pudo superar sus problemas físicos para alcanzar la marca mínima olímpica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios