Javier Lambán, presidente de Aragón. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

Aragón se niega a firmar la propuesta del COE para los Juegos de 2030

Cataluña asegura que no volverá a negociar el reparto de sedes

CRISTIAN REINO BARCELONA

La candidatura olímpica de Cataluña y Aragón para optar a los Juegos de Invierno de 2030 vuelve a estar en el aire y sigue sin superar las diferencias entre las dos autonomías. El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, anunció este martes que no firmará la propuesta negociada entre todas las partes y que el lunes trasladó el COE a los ejecutivos central, catalán y aragonés para su rúbrica definitiva. Lambán se desmarcó del acuerdo técnico alcanzado al amparo del Comité Olímpico Español y señaló que presentará «pronto» su propia propuesta de organización de la candidatura. «No vamos a firmar el documento que se nos hizo llegar ayer», afirmó. A su juicio, «no puede aceptar» la propuesta del COE, pues supondría celebrar unos Juegos «con un reparto desequilibrado» e «injusto» entre Cataluña y Aragón.

El proyecto olímpico español competirá contra Vancouver (Canadá) y Salt Lake City (EE UU). Según el acuerdo técnico, las estaciones pirenaicas de Cataluña (La Molina, Baqueira Beret y probablemente Boi Taüll) acogerían las pruebas de esquí alpino, esquí de montaña, snowboard y freestyle. Además, el Palau Sant Jordi de Barcelona albergaría los partidos de hockey sobre hielo. En Aragón, entre Candanchú, Jaca y Zaragoza, organizarían las pruebas de fondo, el biatlón, curling y las pruebas de patinaje (Zaragoza). Otras disciplinas, como los saltos de esquí, el bobsleigh o el skeleton, para las que no hay instalaciones en España, se celebrarían fuera y la ciudad de Sarajevo es la que está mejor situada.

«Vamos a pelear hasta el final», aseguró el dirigente socialista, que señaló que es la hora de la negociación «política». A su entender, la candidatura «tiene que producirse en condiciones de igualdad entre las dos comunidades en todos los terrenos y en términos de equilibrio a la hora de repartir las pruebas y las oportunidades que los Juegos de Invierno deparen». Cataluña y Aragón aún tienen que decidir sobre el nombre de la candidatura y la asignación de las ceremonias de inauguración y clausura.

El Govern catalán, en cambio, dio por cerrada la propuesta técnica y rechazó modificar la hoja de ruta pactada. Según la portavoz del Ejecutivo catalán, se trata de una «salida de tono» del presidente aragonés, por motivos «electorales». Patricia Plaja afirmó que el Palau de la Generalitat recibió el desmarque de Lambán con sorpresa y «estupefacción». La propuesta de distribución de pruebas está acordada por la comisión técnica en la que participan el COE, el Gobierno central, el de Aragón y el de la Generalitat por lo que «no tiene ningún sentido» cambiarla, según la parte catalana.