El Guapo, serio, con Romanov, al fondo, tumbado. / UFC

El Guapo, «frustrado» después del dictamen de los jueces que le derrotó en Las Vegas

Los árbitros consideran que un rodillazo suyo a Romanov, en el tercer asalto, fue ilegal y, en un fallo polémico, le dan la victoria al moldavo

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria.

«Había ganado el primer asalto, también el segundo y lo tenía todo controlado... Hasta que pasó lo que pasó. No le doy en sus partes y para nada se trata de una acción que va en contra del reglamento. Me sentí muy frustrado cuando le dieron la pelea a Romanov porque fue una decisión muy injusta a mi criterio. Y creo que también para la opinión de todos los que vieron el combate». Así se expresó Juan Espino, El Guapo, después de que en la madrugada del domingo, en la gala de la UFC celebrada en Las Vegas, cosechara su primera derrota en la franquicia de las artes marciales mixtas. Tal fue la controversia generada por el fallo de los jueces que hasta el propio Alexander Romanov, su rival, negó con la cabeza al alzarle el brazo como vencedor y ante la incredulidad de Espino, cabizbajo y con una sonrisa de resignación ante lo que, a todas luces, consideraba un fallo injusto.

El Guapo había dominado la pelea hasta el tercer asalto, incluso habiendo ejecutado un vistoso derribo, cuando se paró al quedar su oponente tumbado por un rodillazo.

Ahí terminó todo, con un desenlace muy cuestionado y que pone fin a la racha triunfal de Espino, que antes de este combate ya había ganado en la UFC a Frazier (2018) y Hughes (2020).

«Me dolió mucho perder porque tenía depositadas unas esperanzas enormes en esta pelea, en sacarla adelante. Pienso que hice un buen trabajo. A la vista está y ante un rival durísimo, al que todos daban como favorito y que aguantó muy bien cuando mostré superioridad. Ahora no me queda otra que esperar la oportunidad de tomarme la revancha. Tengo que recuperarme bien y así será», concluyó.