Jugadores y técnicos del Villa celebran su histórico triunfo en Cambrils. / c7

El Villa engrandece su historia tras ganar a la Juventus (1-2)

El equipo cadete del club satauteño debuta en el Mundialito de su categoría con un resultado de tronío y que revienta todos los pronósticos

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Jorge Luis y Rodri firmaron este domingo con sus tantos el histórico triunfo del cadete del Villa de Santa Brígida ante la Juventus de Turín (1-2) en el debut del conjunto grancanario en el Mundialito de Clubes que se está celebrando en Cambrils (Tarragona). Toda una proeza considerando la diferencia sideral entre ambas entidades pero que, con el balón de por medio, elevó el empeño, la fe y, todo hay que decirlo, también la calidad. Los chicos adiestrados por Alillo Alonso y Manolo Marrero merecieron ganar y vieron premiados sus méritos con un resultado tan impensable como digno de mención.

«Si nos metíamos atrás no había nada que hacer. Por eso salimos presionando arriba y poniéndole corazón y empeño. Al decanso llegamos con el 0-2 de los goles de Jorge Luis y Rodri y convencidos de que podíamos lograrlo, como así fue. Luego es verdad que replegamos, pero controlando siempre la situación pese a que ellos recortaron diferencias», reconoce Alillo.

El técnico grancanario dijo estar «orgulloso» de la imagen que dieron sus chicos, embajadores del fútbol canario en este evento internacional, y no dudó en felicitarles de manera generosa: «Han dado una lección y les he dicho que esto lo van a recordar toda la vida. No siempre tienes la oportunidad de medirte a un equipo de esta categoría y menos de ganarle. No hemos parado de recibir llamadas desde Gran Canaria... Está siendo todo muy bonito por este resultado».

El Villa continuará este lunes su participación con un encuentro ante el Cambrils, que ejerce de anfitrión.