UD Las Palmas

Vicente se operará de una hernia discal

19/05/2017

La temporada termina para la UD con una mala noticia en la enfermería. Vicente Gómez, desde hace más de un mes aquejado de problemas de espalda, será intervenido la próxima semana de una hernia discal en Madrid por el doctor Fabregat Sancho.

Las Palmas de Gran Canaria

La operación, que tiene su complejidad, podría comprometer la pretemporada del futbolista, cuya baja desde que abandone el quirófano oscilará entre los dos y cuatro meses, según los cálculos que maneja la entidad y siempre dependiendo de la evolución posterior.

Vicente ha preferido ponerse en manos de un experto ajeno a los servicios médicos del club tras estudiar las distintas posibilidades que tenía para solventar sus persistentes molestias, si bien acudirá a la capital de España acompañado por personal de la UD. Tras exprimir el tratamiento conservador consistente en descansar e intensificar el trabajo con los fisioterapeutas, al final no ha quedado otro remedio que el del bisturí. Vicente trató de esquivar la cirugía correctora hasta el último momento. De hecho, en su cuenta de Twitter exhibió sus ramalazos de optimismo cuando, de manera ocasional, experimentaba mejorías. «¡Molestias fuera! Feliz por volver a entrenar con el grupo», escribía el pasado 8 de mayo. Incluso ni Quique Setién se atrevió a descartarlo en las jornadas recientes atendiendo a sus progresos. Pero la realidad ha terminado imponiéndose a los deseos y el dictamen obliga a la solución que nadie quería.

Vicente no juega desde el pasado 14 de abril, con motivo de la visita de la UD a San Mamés para medir fuerzas al Athletic Club de Bilbao, y sus estadísticas en este curso quedarán en 29 partidos jugados, 28 de los mismos con la condición de titular, para un total de 2.321 minutos y dos goles con su firma. El canterano ha disfrutado con Setién de plena confianza, siendo pieza insustituible en los esquemas del cántabro en el doble pivote junto a Roque Mesa. Sus prestaciones tuvieron tal solvencia que, incluso, le situaron como futurible de la selección española, según reconoció el propio Julen Lopetegui. Ahora le toca afrontar una operación y posterior convalecencia con el calendario en la mano, pues si quiere iniciar la pretemporada con el resto de sus compañeros y desde el primer día, tendrá que agilizar al máximo los plazos y reducir la recuperación. Tiene menos de dos meses por delante y confía en culminar de la mejor manera posible su restablecimiento pleno en tiempo récord.