Sergio Ramos, a su llegada a la concentración de la selección española en Las Rozas. / @SeFutbol

Liga de Naciones

España se pone en marcha

Con la novedad de Gerard Moreno en lugar de Oyarzabal, baja por coronavirus, la revolucionaria selección de Luis Enrique ya prepara los partidos ante Alemania y Ucrania

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

La selección española de fútbol se ha anticipado a las competiciones de clubes y ya comienza a andar en este nuevo curso que sigue marcado por la pandemia del coronavirus que todo lo cambió. Los jugadores convocados por Luis Enrique llegaron este lunes a la concentración de La Roja en la 'burbuja' de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para iniciar la preparación de los dos próximos compromisos de la Liga de Naciones, torneo que se inventó la UEFA para reducir a la mínima expresión los tediosos amistosos y dividir a los países en categorías en función de su coeficiente.

El jueves, España se mide a Alemania en Stuttgart y el domingo hará lo propio contra Ucrania en Madrid, concretamente en el Alfredo Di Stéfano de Valdebebas. Los dos choques están fijados para las 20:45 horas y serán los primeros desde que la selección española cumplió 100 años desde que vio la luz el 28 de agosto de 1920 contra Dinamarca en los Juegos Olímpicos de Amberes.

La UEFA es la única confederación que ha mantenido esta ventana para las selecciones. Sin ingresar dinero desde el inicio de la pandemia, las federaciones necesitan la vuelta a la actividad para volver a hacer caja. La FIFA, empero, mira estos partidos con recelo por los diferentes protocolos que tiene cada país y la confusión que puede provocar en la vuelta actividad de los clubes, cuyos dirigentes están más que nunca forzando la renuncia de sus jugadores a la llamada de sus selecciones. Es un extremo que la FIFA contempla por las especiales circunstancias de la sanidad mundial.

Comienza así de extraña la segunda etapa de Luis Enrique al frente de España. Y lo hace, precisamente, en la única competición que el asturiano concluyó en su primer periplo con el equipo de todos. No cumplió las expectativas al no poder superar un difícil grupo en el que compitió ante Inglaterra y Croacia.

Aplazada la Eurocopa por culpa de la covid-19, la selección española no se concentra desde el pasado 18 de noviembre, cuando jugó su último choque antes del obligado parón. Entonces, La Roja aplastó con un concluyente 5-0 al flojo combinado de Gica Hagi en el Wanda Metropolitano. Todavía correspondiente a la clasificación para la Eurocopa, marcó la abrupta despedida desde el banquillo del catalán Robert Moreno, que había sustituido unos meses antes a Luis Enrique por la grave enfermedad de su hija Xana.

En su primera convocatoria después de 18 meses, el técnico asturiano ha realizado una revolución con la intención de ir conformando una nueva selección joven y sobradamente preparada para los próximos grandes compromisos: la Eurocopa del próximo verano y el Mundial de Catar 2022. De la lista inicial se cayó el guipuzcoano Mikel Oyarzabal, infectado de coronavirus en la Real Sociedad, un caso que puede afectar al inicio de este equipo en LaLiga Santander. Su puesto lo ocupa Gerard Moreno, que cuajó una excelente temporada en el Villarreal y fue el tercer mejor goleador del campeonato con 18 dianas, solo superado por las 25 del todavía azulgrana Leo Messi, el astro que ha revolucionado el final del verano y sobre quien se escribirán ríos de tinta en los próximos meses, y de los 21 del madridista Karim Benzema.

Nada menos que una decena cambios en esta concentración con respecto a la última con Moreno en el cargo y protagonismo para Unai Simón, Diego Llorente, Eric García, Reguilón, Merino, Óscar Rodríguez, Adama Traoré, Marco Asensio, Ansu Fati y Ferran Torres, base de la sub-21. Se caen Pau López, Albiol, Iñigo Martínez, Bernat, Saúl, Cazorla, Morata y Alcácer, mientras que repiten De Gea, Arrizabalaga, Navas, Carvajal, Sergio Ramos, Pau Torres, Gayà, Busquets, Fabián Ruiz, Rodrigo Hernández, Thiago, Dani Olmo, Rodrigo y Gerard Moreno.

Burbuja

La FEF debe cumplir un protocolo de máxima seguridad, hasta el punto de que Luis Enrique y Luis de la Fuente, seleccionador sub-21, no coincidirán en momento alguno. La absoluta estará en Las Rozas, mientras que la sub-21 se alojará en un hotel en Torrelodones.

Los jugadores se sometieron a un test PCR al iniciar la concentración, que repetirán al llegar a Alemania en el caso de los hombres de Luis Enrique. Los entrenamientos no podían comenzar hasta conocerse el resultado de los test realizados. Todos los empleados de la Federación que vayan a estar con los jugadores solo podrán abandonar los hoteles de concentración para acudir a los entrenamientos y partidos y en el momento del viaje.