Amistoso

España redondea la fiesta en una Barcelona rojigualda

Una diana formidable de Dani Olmo en la recta final resuelve un choque ante Albania en el que Cornellà fue un espacio de reconciliación

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Barcelona

Dani Olmo redondeó la fiesta en una Barcelona rojigualda. Una diana formidable del atacante del Leipzig resolvió en su recta final el choque que supuso el regreso de la selección española a Cataluña 18 años después frente a una Albania mucho más combativa de lo previsto. El combinado de Luis Enrique, concentrado y sacrificado como si de un encuentro de carácter oficial se tratase, se atascó durante muchos minutos, pese a mandar de principio a fin. Pero los cambios del seleccionador en el último tramo ofrecieron el impulso necesario para obtener el triunfo y rematar una noche memorable en la que Cornellà fue un espacio de reconciliación. España disfrutó en Cataluña y Cataluña vibró con España.

Gritos de «yo soy español, español, español» tras el recitado de las alineaciones en un RDCE Stadium que presentó un ambiente espectacular. Casi dos décadas llevaba la selección sin pisar Barcelona y la hinchada se volcó con La Roja. La hermandad que se vivió con el equipo de todos fue la mejor noticia posible en una jornada en la que el combinado local demostró que es una casa de encuentro.

Luis Enrique entregó los guantes a David Raya, el guardameta del Brentford que ya fue la gran sorpresa en la lista. Se cayó a última hora de la convocatoria Robert Sánchez por cuestiones personales y el asturiano tenía ganas de examinar al cancerbero catalán, que lució su buen juego con los pies. Hizo lo mismo el pasado mes de noviembre con Gavi, titular en su primera llamada con la absoluta y con toda una 'final four' de la Nations League como escenario. El joven talento sevillano se mantuvo en el once, con Rodri como mascarón de proa en ausencia de Busquets y Pedri llevando la manija en su regreso a la selección 263 días después.

2 España

David Raya, Carvajal (Azpilicueta, min. 71), Eric García, Pau Torres, Marcos Alonso (Jordi Alba, min. 61), Pedri, Rodri, Gavi (Dani Olmo, min. 61), Sarabia (Carlos Soler, min. 60), Morata (Yéremy Pino, min. 71) y Ferran Torres.

1 Albania

Berisha, Ismajli, Kumbulla, Djimsiti, Balliu (Roshi , min. 83), Laci (Asllani, min. 77), Keidi Baré, Gjasula (Ramadani, min. 58), Hysaj, Cikalleshi (Unzuni, min. 58) y Broja (Rey Manaj, min. 83).

  • Goles: 1-0: min. 74, Ferran Torres. 1-1: min. 84, Uzuni. 2-1: min. 89, Dani Olmo.

  • Árbitro: Trustin Farrugia (Malta). Amonestó a Djimsiti.

  • Incidencias: Partido amistoso disputado en el RCDE Stadium, ante 35.444 espectadores. Antes del partido se desplegó una pancarta de la plataforma 'Barcelona con la selección' en la que el 'skyline' de Barcelona aparecía sobreimpreso en una enorme bandera de España.

Atractivo centro del campo sobre el que se asentó un dominio claro. España tocó y tocó frente a una Albania agazapada, pero que aprovechó sus momentos. El combinado del sur de los Balcanes defendía con una línea de cinco y descolgaba arriba a Cikalleshi y Broja para mandar balones en largo a la espalda de la retaguardia española.

Luis Enrique pidió ambición y hambre a sus soldados y la tropa respondió. Lo ejemplificó una acción en la que Sarabia y Carvajal asfixiaron a Hysaj, propiciaron la pérdida del futbolista de la Lazio y originaron una ocasión de mucho peligro que culminó en un remate de Pedri demasiado centrado. Cornellà, que mantuvo la liturgia del recuerdo a Dani Jarque en el minuto 21, vibraba con cada acometida de La Roja, intensa y con ganas de agradar a una parroquia entregada, aunque con sus consabidas dificultades a la hora de descerrajar a rivales que se encierran.

Albania vivió achicando agua casi toda la primera parte, pero una estirada le bastó para meter el miedo en el cuerpo a España. Centró Broja demasiado tenso y Cikalleshi no alcanzó a embocar por un palmo cuando Raya se había quedado sin margen de respuesta. Tocaba corregir al paso por la caseta.

Cambios decisivos

Volvió España con una disposición más incisiva tras el descanso. Rodri puso a prueba a Berisha con un remate seco desde el balcón del área y le desviaron otro gran golpeo llamado a desnivelar la balanza. Sarabia probó con una chilena mientras el estadio brillaba con las luces de los móviles ondeando en apoyo de La Roja. Creció el juego entre lineas de Gavi y Pedri, dos volantes que embuten toneladas de talento y sacrificio en sus menudos cuerpos, aunque Albania aguantaba el tipo.

Sacudió el bloque Luis Enrique en busca de frescura para la última media hora porque España había ido perdiendo fuelle con el paso de los minutos, como ocurrió en la primera parte. Broja hacía sufrir a Pau Torres y Albania hasta se vio con opciones de reventar el jolgorio.

La entrada de Yéremy Pino revitalizó a España. El atacante del Villarreal encontró una rendija y filtró para que Ferran Torres anotase su decimosegundo tanto en veintitrés partidos como internacional. Apuntaba a fiesta redonda, pero Albania no había dicho aún su última palabra. Un mal despeje de Pau Torres lo aprovechó Uzuni para poner el empate con enormes dosis de fortuna. Mas España sacó fuerzas para anotarse la victoria y dejar sin tacha su balance contra Albania con una diana de Dani Olmo por toda la escuadra. Barcelona cerró filas con la selección española, que respondió como correspondía y acabó dando una vuelta de honor ante una afición que llevaba demasiado tiempo soñando con un momento único.