https://static.canarias7.es/www/menu/img/futbol-mundial-desktop.jpg

Bruno Fernandes y Cristiano Ronaldo

Mundial Qatar 2022

Portugal hace los deberes y complica a Uruguay

Un doblete de Bruno Fernandes clasifica a los lusos para octavos y deja en situación delicada a los charrúas

JAVIER ASPRÓN Enviado especial. Lusail

Portugal dejó hechos los deberes este lunes y llegará con tranquilidad a la última jornada tras ganar el duelo de favoritos del Grupo H ante Uruguay y sellar su pase a octavos. Decidió un doblete de Bruno Fernandes, héroe de los lusos en un encuentro que complica la vida a la selección celeste, por más que siga con opciones de clasificación. Necesita vencer a Ghana en Qatar y, en caso de que Corea ganase también a Portugal, hacerlo por una renta mayor de tres goles.

2 Portugal

Diogo Costa; Joao Cancelo, Pepe, Ruben Dias, Nuno Mendes (Raphael, 42); William Carvalho (Joao Palhinha, 82), Ruben Neves (Rafael Leao, 69), Bruno Fernandes; Bernardo Silva, Joao Félix (Matheus Nunes, 82) y Cristiano Ronaldo (Gonçalo Ramos, 82).

0 Uruguay

Rochet; Varela, Giménez, Godín (Pellistri, 62), Coates, Olivera (Viña, 86); Bentancur, Valverde, Vecino (De Arrascaeta, 62); Cavani (Luis Suárez, 64) y Darwin Núñez (Maxi Gómez, 64).

  • Goles 1-0. m.54: B.Fernandes; 2-0. m.93: B. Fernandes.

  • Árbitro Alireza Faghani (Irán). Amonestó a Bentancur, Ruben Neves, Olivera, Joao Félix y Ruben Dias.

Portugal ofreció más en la primera mitad. Imprimió un ritmo elevado al que Uruguay se tuvo que sumar para no quedar retratado. Hubo duelos interesantes, en especial el que mantuvieron Giménez y Joao Félix. El central repartió estopa a su compañero de equipo como si no le conociese de nada. A Godín le tocó bailar con Cristiano, y mientras le aguantó el físico pudo contenerle. En ese inicio Uruguay demostró oficio defensivo para que el dominio del balón de los lusos quedase en nada. Solo los disparos lejanos de William Carvalho y Bruno Fernandes llevaron peligro, pero faltaba puntería.

Uruguay parecía sometida hasta que una jugada excelente de Bentancur les revivió a la media hora. El mediocentro robó un balón en el centro del campo y lo dirigió en eslalon sorteando rivales hasta plantarse cara a cara frente a Diogo Costa. El guardameta tapó lo justo para evitar el tanto. Ahí, la celeste se dio cuenta de que si no era por juego podía ganar por fe. Con Fede Valverde más apagado que en el debut fue Bentancur quien asumió el protagonismo. Otra galopada suya pocos minutos después dejó el balance de ese primer acto en tablas. La mala noticia fue la lesión de Nuno Mendes, que se marchó llorando del terreno de juego, dando a entender que su Mundial ha terminado.

A la vuelta del vestuario siguió el mismo patrón, con la diferencia de que Portugal comenzó a encontrar los huecos que se le negaban antes. Joao Félix lo tuvo cerca con un disparo cruzado que se fue rozando el palo, y en la siguiente llegó el gol. Bruno Fernandes centró desde la izquierda para que Cristiano Ronaldo peinara hacia la portería de Rochet. La duda es si la estrella portuguesa llegó a rozar la pelota. Él lo celebró como propio, pero por los videomarcadores le otorgaron la autoría a Bruno Fernandes. Así quedó reflejado en el acta.

Bandera arcoíris

Antes, el juego se había interrumpido a causa de un espectador que saltó al campo con una bandera arcoíris. Su carrera por el césped acabó en tremendo placaje. Le tocó al árbitro, el iraní Faghani, retirar la bandera del campo.

Diego Alonso gastó la bala de Luis Suárez a falta de veinte minutos. Entró junto a Maxi Gómez en un cambio de cara absoluto de la delantera charrúa. Fue este último quien más cerca estuvo del empate con un remate durísimo al palo nada más salir. Uruguay ponía corazón en sus ataques, pero el apremio jugaba en su contra. A Suárez también se le escapó por milímetros la suya, y poco después era Diogo Costa quien salvaba a su equipo en otro mano a mano ante De Arrascaeta.

Los riesgos del final dejaron demasiado expuesta a la defensa de Uruguay, y ya con el tiempo cumplido un penalti por mano de Giménez amplió la ventaja lusa. Marcó Bruno Fernandes para lograr el doblete. Ese tanto, en principio intrascendente, podría decidir una clasificación.