Borrar
Luis Rubiales. AFP

La Fiscalía deja en manos de la Guardia Civil la detención de Rubiales

El expresidente de la FEF regresará a España el 6 de abril y el organismo rompe tarde con el presunto cerebro de la trama, González Cueto

Jueves, 21 de marzo 2024, 09:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Mientras Luis Rubiales continúa en República Dominicana y no regresará a España hasta el 6 de abril, aunque volvería antes «en caso de ser requerido para ello», la Fiscalía descarta pedir una orden de detención internacional contra él y deja en manos de la Guardia Civil la decisión de arrestarle en cuanto llegue al aeropuerto de Barajas. La jueza que instruye la causa por presuntos delitos de corrupción en los negocios, administración desleal y blanqueo de capitales, Delia Rodríguez, citará a declarar a Rubiales en los próximos días. Sin embargo, fuentes de la investigación han confirmado que el expresidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), que habría sido detenido el mismo miércoles por la Guardia Civil si no hubiese estado fuera del país, tiene «absoluta libertad de movimientos», según informó este jueves la Fiscalía, y puede regresar del extranjero cuando lo considere oportuno.

«Cuando me pregunten, contestaré a todo. Cuanto antes se esclarezca todo, para mí mejor», aseguró este jueves Rubiales, que insiste en proclamar su inocencia. La exmujer y las tres hijas de Rubiales tienen previsto viajar a República Dominicana el 29 de marzo y regresar con él a España ocho días después, tal y como recoge el escrito remitido el miércoles por su abogada al Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid), en el que se adjunta la reserva de vuelos de toda la familia.

En cualquier caso, el exdirigente granadino garantiza, tras el registro llevado a cabo por la Guardia Civil en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y en su domicilio de Granada, que «se encuentra a plena disposición del juzgado en aras a esclarecer la investigación en curso», abierta hace dos años por supuestos contratos irregulares firmados en los últimos cinco años. Entre ellos, los de la Supercopa de España suscritos con la empresa de Gerard Piqué para trasladar el torneo a Arabia Saudí.

En su escrito al juzgado Rubiales se quejó también de que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil reventaron el miércoles la cerradura de su casa en el centro de Granada, informó que las llaves del inmueble las tiene su padre y aportó sus datos «para que la autoridad se ponga en contacto con él y así evitar daños innecesarios en la propiedad». La Guardia Civil requisó en su domicilio próximo al casco histórico de la capital granadina diversa documentación vinculada a presuntas actuaciones ilegales durante su mandato al frente de la FEF.

«Hay que esperar a la investigación de la Guardia Civil, a ver qué dicen los jueces, y si se determina que son irregulares, no son válidos», recordó este jueves el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Rodríguez Uribes, en alusión al convenio suscrito entre la FEF y Kosmos, empresa de Piqué, para disputar la Supercopa en Arabia Saudí hasta 2029.

Despedidos

De los siete detenidos el miércoles (cinco en Madrid y dos en Granada), cuatro de ellos quedaron en libertad tras declarar ante la Guardia Civil, aunque los arrestados ya han sufrido las primeras consecuencias. La FEF, que este jueves volvió a reaccionar tarde, decidió, además de personarse en la causa como acusación particular, «dado el gravísimo perjuicio que se está causando para la institución y para la imagen del fútbol en España», decidió romper con el despacho del asesor jurídico externo Tomás González Cueto, el presunto cerebro de la trama, que continuaba trabajando para la FEF pese al obligado adiós de Rubiales el pasado mes de septiembre. También despidió la FEF presidida de forma interina por Pedro Rocha a los directores de los Servicios Jurídicos y Recursos Humanos, Pedro González Segura y José Javier Jiménez, respectivamente.

González Cueto y Ángel González Segura pasarán este viernes a disposición judicial en el marco de la operación. «Hay personas que no merecen estar donde estuvieron en la FEF», proclamó este jueves el secretario de Estado para el Deporte, que lamentó que «la codicia de algunas personas les haya llevado a caer en la tentación de la corrupción».

«No existe riesgo para el Mundial 2030»

Mientras tanto, a punto de cumplir sus primeros cien días como presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes reconoció su indignación seria por las detenciones llevadas a cabo y aseguró que no le parecía razonable que se llevado a cabo «en este contexto» el proceso electoral en el ente federativo. «Cuando las cosas se hacen mal se actúa, y debemos esperar a la justicia», dijo el dirigente, dejando entrever que Gobierno no intervendrá la Federación Española de Fútbol.

El dirigente quiso dejar claro que toda esta situación hace un «daño reputacional a la imagen del fútbol, cuando somos un referente en el mundo», aunque no obstante consideró que «no existe riesgo alguno» para la candidatura «sólida» de España al Mundial 2030 y que la labor del Gobierno será la de trabajar con la Federación para reencontrar el camino de la normalidad. «La codicia de algunas personas les ha llevado a caer en la tentación de la corrupción y vamos a ver en qué se concreta y si hay delito, que lo tendrá que determinar la jueza», aseguró el dirigente ante la prensa en la presentación del campus de Vicente del Bosque.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios