Así quedó el vehículo de Gonzalo Plata tras la colisión. / elnortedecastilla

Segunda División

El jugador del Valladolid Gonzalo Plata da positivo por alcoholemia tras un accidente

El futbolista colisionó con un taxi en el centro de Valladolid a la 6:45 de la mañana y el club anuncia que le abrirá un expediente

ELOY DE LA PISA Valladolid

El futbolista del Real Valladolid Gonzalo Plata está siendo investigado por un delito contra la seguridad vial tras colisionar en la mañana de este miércoles, en torno a las 6:45 horas, con un taxista y dar más de 0,60 en el control del alcoholemia, según fuentes de la Policía Municipal. El accidente se produjo en el cruce de las calles Fray Luis de León y López Gómez. Plata, al igual que el conductor del taxi y la pasajera que lo ocupaba, resultaron con heridas leves.

Gonzalo Plata está siendo uno de los jugadores más destacados del Real Valladolid en esta temporada con su juego rápido, de regate y profundidad y es, además, uno de los goleadores del equipo. Este jueves comparecerá ante los medios de comunicación en una rueda de prensa prevista para la una de la tarde. En el momento del accidente el extremo ecuatoriano conducía un Mercedes de su propiedad y le acompañaba un jugador del Numancia, que resultó ileso.

Este jugador, según informa desde Soria José Carlos San José, es Vicente Jaime, ecuatoriano también, que está a prueba en el equipo soriano, que milita en la Segunda RFEF. A este respecto, el CD Numancia emitía un comunicado en el que negaba que el acompañante de Plata fuera jugador del club soriano, pues al encontrarse a prueba no tiene vinculación con la entidad.

Este es el comunicado del conjunto soriano: « El C. D. Numancia quiere negar categóricamente que la persona implicada en el accidente de tráfico de Gonzalo Plata en el centro de la ciudad de Valladolid sea jugador del C. D. Numancia, a la vez que deplora el comportamiento de los implicados. Como ya ha reiterado el Real Valladolid en un comunicado, nos unimos para recordar los peligros que conlleva la imprudencia, consumo de alcohol, otras sustancias, los despistes y, en suma, la conducción sin prestar la debida atención y respeto a las normas.»

El accidente fue relativamente violento, hasta el punto de que la pasajera del taxi salió despedida del automóvil y al conductor hubo que extraerlo por la luna del vehículo. Ambos fueron trasladados al hospital Clínico, aunque su estado no reviste gravedad. Plata fue sometido a un control de alcoholemia, en el que duplicó con creces la tasa de alcohol en sangre permitida.

Al respecto del accidente, el Real Valladolid colgó un comunicado en su web en el que tras deplorar el comportamiento del jugador indica que «el club se reserva las medidas disciplinarias oportunas, y abrirá el expediente correspondiente cuando disponga de toda la información. Lamentamos de igual modo las lesiones sufridas por las personas que se han visto involucradas en el accidente, quienes, por suerte y en función de las informaciones de que disponemos, se encuentran en buen estado. Independientemente de la responsabilidad individual del jugador, y sin perjuicio de las medidas que la Justicia tome al respecto, el Reglamento Interno y el Código de Conducta del Club son estrictos para afrontar este tipo de actitudes, atentando contra nuestros valores como institución».

El comunicado acaba recordando «los peligros que conlleva la imprudencia, consumo de alcohol, otras sustancias, los despistes y, en suma, la conducción sin prestar la debida atención y respeto a las normas, así como el compromiso inequívoco del club por preservar sus principios y valores elementales.»

Este es el segundo incidente en el que se ven inmerso un jugador del Real Valladolid. Hace unas semanas, Kike y Cristo protagonizaron una acalorada discusión en un céntrico lugar de copas de la ciudad por la que acabaron pidiendo perdón a los aficionados y a sus compañeros.

Hace casi ocho años, en enero de 2014, el defensor blanquivioleta Gilberto Alcatraz sufrió también un accidente de madrugada en la Avenida de Salamanca. Y a finales de 1999, el brasileño Arilson atropelló a una joven que iba en moto y dio positivo en el test de alcoholemia.