Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo. / Cabalar (Efe) / Atlas

Polémica

Competición obliga a jugar el Dépor-Fuenlabrada el miércoles

El club gallego se ha negado a someterse a los test PCR requeridos por LaLiga, pues con sus jugadores de vacaciones, no está dispuesto a disputar el partido ante el equipo madrileño, que celebra la decisión

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Marejada a la vista. El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha fijado al fin la fecha para la disputa del Deportivo-Fuenlabrada, que se tendrá que jugar este miércoles en Riazor, aunque todo apunta a la incomparecencia del equipo local. El club gallego mantiene el pulso y no se sometió ayer a los test PCR requeridos por LaLiga para pasar las pruebas de detección de la Covid-19 a primera hora en la Ciudad Deportiva de Abegondo, consciente la patronal de los clubes del fallo de Competición, que se conocería horas después.

El inspector acudió a las instalaciones en el horario establecido, pero no encontró a los futbolistas de la plantilla blanquiazul, a los que se concedieron días libres desde la jornada posterior al partido contra el conjunto madrileño correspondiente a la última jornada de LaLiga SmartBank, que tuvo que ser aplazado por los positivos por coronavirus registrados en la expedición del Fuenlabrada.

La decisión, que rompió la unanimidad en el Comité de Competición, pues su presidenta, Carmén Pérez, optó por la abstención tras una reunión larga y tensa, fue celebrada en el seno del Fuenlabrada, que a través de presidente, dirección deportiva, técnicos y jugadores se manifestó en los últimos días insistentemente a favor de que el partido se acabase disputando, para así poder jugarse sobre el césped la posibilidad de acceder al 'playoff' de ascenso a Primera si logra puntuar.

El Dépor bajó a Segunda B 40 años después a causa de los resultados que se dieron en la última jornada, prevista en horario unificado. Sin posibilidad de saltar al campo, el club gallego considera que la decisión tomada conjuntamente por LaLiga, la FEF y el Consejo Superior de Deportes (CSD) de suspender únicamente su enfrentamiento contra el Fuenlabrada y no el resto de la jornada perjudicó sus derechos, por lo que ha entablado batalla y reclama una Liga SmartBank de 24 equipos el próximo curso, como también defiende el otro descendido, el Numancia.

Por ello, el club gallego, con la mayoría de su plantilla lejos de La Coruña y sin entrenar, no está dispuesto a disputar un partido en el que ya no se jugaría nada, pues su batalla parece ahora en los despachos y no sobre el césped. Considera que se debe repetir la última jornada de la Liga SmartBank al completo y no solo su partido contra el Fuenlabrada, al entender que únicamente así se garantizaría la igualdad de condiciones y la normativa que estipula un horario unificado de todos aquellos encuentros en los que haya algo en juego dentro de las dos últimas fechas de la competición.

En cualquier caso, LaLiga procedió una vez conocida la resolución de Competición a fijar los horarios de los próximos partidos, comenzando con el propio Deportivo-Fuenlabrada, fijado para mañana a las 20:00 horas. En cuanto al 'playoff' de ascenso a Primera, los partidos de ida de las semifinales se disputarán el jueves 13 de agosto, con las vueltas el domingo 16, mientras que la final tendrá su primera entrega el jueves 20 de agosto y se resolverá tres días más tarde, el domingo 23.

Por su parte, el Extremadura, otro de los equipos descendidos a Segunda B, aunque varias jornadas antes, anunció ayer que acudirá a la justicia ordinaria si la FEF acuerda fijar una Segunda de 24 equipos. «Si hay 22 equipos, nosotros descenderemos –el equipo de Almendralejo quedó penúltimo–. Si hay 24, no lo vamos a consentir», afirmó el presidente del club, Manuel Franganillo.