Zinedine Zidane, en rueda de prensa. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

Jornada 22

Zidane explota y reclama respeto

El técnico del Real Madrid muestra su hastío por las críticas recibidas: «Decidme a la cara 'te queremos cambiar', no solo por detrás»

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Zinedine Zidane está harto de las críticas recibidas y lo que entiende como un ninguneo hacia su trabajo. «Creo que soy el único que piensa que cada día estoy fuera. No sé. No estoy contento que me pregunten cada vez que hacemos un mal partido. No merezco este tratamiento por parte de la prensa. Tengo la suerte de poder trabajar con este equipo. Ganamos la Liga el año pasado, espero un poco de respeto. Si no llegamos soy el primero que asumo mi responsabilidad. Estoy un poco enfadado. Además llevo dos semanas encerrado en la jaula y tengo ganas de salir y demostrar que voy a pelear hasta el final», dijo el técnico del Real Madrid en su primera comparecencia en la Ciudad Deportiva de Valdebebas tras superar el coronavirus.

El marsellés, que en otros tiempos despejaba preguntas a golpe de sonrisa, se mostró más áspero que nunca e hizo una encendida defensa de su labor y de su plantilla. «No sé lo que va a pasar. Se habla de muchas cosas, de que va a cambiar el entrenador. Siempre he dicho que soy un afortunado de estar aquí y voy a aprovechar hasta el último día. No lo voy a dejar. Los jugadores no lo van a dejar. Lo que quieren los jugadores es demostrar lo que somos. Se habla mucho de una situación incómoda. No estamos muy finos, últimamente no hemos ganado los partidos suficientes, pero estamos animados para intentar cambiar la situación», subrayó el preparador, que atizó a sus detractores una y otra vez.

«Al final vosotros hacéis vuestro trabajo. Pero es verdad que u n día estoy fuera, el siguiente un poco dentro, luego si empatamos o perdemos estoy fuera. Es la realidad. Es lo que estáis haciendo. Lo acepto. Me enfado para deciros que hacéis vuestro trabajo pero que nosotros vamos a intentar hacer el nuestro, que es dar la cara. Vamos a pelear como vosotros hacéis en vuestro trabajo. Pero tenéis que respetar un poco a esta gente que trabaja», abundó el entrenador del Real Madrid.

No esconde Zidane la necesidad de acometer cambios en el futuro, pero exige espacio. «Claro, me reivindico en dejarnos trabajar. El año pasado la Liga la ganamos nosotros, el Real Madrid. Tenemos el derecho a pelear la Liga este año. Por lo menos este año. El año que viene hay que hacer cosas, hay que cambiar... ¿Este año? Dejadnos pelear, a los que ganaron la Liga el año pasado. No hace diez años, el año pasado. Solo un pequeño respeto a todo esto. Me haces reír... Pero no pasa nada. Vosotros decís muchas cosas y hay que asumirlas. Decidme a la cara 'te queremos cambiar', no solo por detrás», señaló en una rueda de prensa en la que se negó a dar por perdido el torneo de la regularidad. «Tenemos dos competiciones, hay 54 puntos en juego en Liga. Tenemos seis partidos antes de jugar la Champions. Vamos a pelear las dos competiciones hasta el final», indicó el francés.

Defensa de Hazard

Más allá de su enfado con la prensa, Zidane tendió de nuevo un capote a Eden Hazard, en el dique seco otra vez. «Es muy complicado, para él el primero, porque lo que quiere es demostrar, estar bien. Es muy difícil para él. Un día lo vamos a ver jugar bien, sin lesionarse. Ojalá que sea después de esta lesión que tiene ahora», apuntó sobre el belga, que estará de baja entre cuatro y seis semanas por un problema muscular en el recto anterior izquierdo. «Sabemos el jugador que es y lo necesitamos al cien por cien», prosiguió sobre el extremo, que vive un calvario desde que fichó por el Real Madrid. «No está contento con la situación. Hace de todo para estar bien, pero son cosas que pasan en la vida. Tiene que aceptar y cambiar algo para que la situación sea diferente. Es el primero que quiere estar bien», remachó.

Se refirió a la marcha de Martin Odegaard al Arsenal en el mercado de invierno. «Él quería salir, quería jugar. Lo hemos hablado dos o tres veces. Cuando es una demanda del jugador… Sabía lo de Martin. Le decía de quedarse, que había que pelear, tener tranquilidad. Es largo y lo necesitábamos, era una petición mía. No fue así y es una decisión de todos. Lo importante es que esté contento y nosotros estamos aquí», señaló sobre el noruego.

Habló también del mal momento por el que atraviesa Vinicius, cada vez menos incisivo. « Vinicius tiene que hacer su trabajo, lo que sabe hacer. Tiene 19 años, tiene que aprender muchas cosas, como todos los jóvenes. Lo intenta y nosotros le vamos a ayudar a jugar bien. No pretendo nada más que eso», indicó sobre el brasileño.

Lucas Vázquez, Sergio Ramos y Dani Carvajal, en la grada del Alfredo Di Stéfano. / EP

Sergio Ramos, baja en una lista de 17 con dos canteranos

Sergio Ramos no entrenó este viernes con el grupo y tampoco viajará a Huesca. El capitán del Real Madrid se perderá así su cuarto partido consecutivo por los problemas de rodilla que arrastra desde la Supercopa de España. La ausencia del sevillano destaca en la convocatoria facilitada por Zinedine Zidane, que evidencia el escaso fondo de armario a disposición del marsellés.

El técnico citó a 17 futbolistas, incluyendo al central Víctor Chust y al carrilero Marvin Park. Ambos, pertenecientes al Castilla, han debutado con el primer equipo esta campaña. El zaguero lo hizo en el partido de dieciseisavos de Copa del Rey ante el Alcoyano. El extremo se estrenó en el primer partido liguero del Real Madrid, frente a la Real Sociedad.

Zidane ha tenido que acudir a los dos 'mirlos' por las plaga de bajas que tiene para la visita a El Alcoraz. Éder Militao está sancionado y, además de Sergio Ramos, se perderán el partido por lesión Carvajal, Lucas Vázquez, Valverde, Rodrygo y Hazard. También Isco, ausente por un pinchazo en la espalda. Dado que en la convocatoria figuran tres porteros, el técnico del Real Madrid solo tendrá cuatro futbolistas de campo en el banquillo para realizar los cambios.