Dusan Vlahovic celebra un gol con la camiseta de la Juventus. / Jennifer Lorenzini (Reuters)

Mercado

Vlahovic, la pieza que puede desencadenar un efecto dominó

La inminente llegada del delantero serbio a la Juventus supondría un espaldarazo al deseo de Xavi de reclutar a Morata para el Barça, que trabaja para desbloquear la situación de Dembélé

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Salvo sorpresa de última hora, la inminente llegada de Dusan Vlahovic a la Juventus será el principal movimiento del mercado de invierno en Europa. Una operación con muchas ramificaciones que podría desencadenar el aterrizaje en el Barça de Álvaro Morata, el delantero centro deseado por Xavi Hernández para revitalizar a una escuadra que solo tiene a dos arietes puros en sus filas: el neerlandés Luuk de Jong y el danés Martin Braithwaite.

El internacional español, cedido por el Atlético a la Juventus, se quedaría sin sitio una vez que se oficialice el fichaje del punta serbio de la Fiorentina por la 'Vecchia Signora', acordado ya por una cantidad que ronda los 75 millones de euros pero pendiente todavía de que el futbolista supere el reconocimiento médico al que será sometido una vez que se recupere de la covid-19, tras dar positivo la semana pasada. Eso sí, para que las piezas encajen, la entidad que preside Joan Laporta debería liberar además masa salarial para cumplir con las normas del 'fair play' financiero, lo que sitúa también en el tablero el nombre de Ousmane Dembélé. Un auténtico tetris que tendrá que resolverse a contrarreloj.

Xavi Hernández sondeó hace semanas la disposición de Morata a vestirse de azulgrana. El técnico egarense considera que el que fuera atacante del Real Madrid ofrece el perfil ideal para paliar los problemas ofensivos del Barça, que apenas ha anotado 40 goles en los 30 partidos que ha disputado esta temporada entre todas las competiciones. La respuesta del delantero fue satisfactoria, pero la Juventus bloqueó su salida mientras peinaba el mercado en busca de un recambio de garantías. La entidad bianconera pensó en el polaco Arkadiusz Milik, del Olympique de Marsella, pero el gran deseado siempre fue Vlahovic, cuya evolución en las últimas temporadas le ha convertido en uno de los futbolistas de moda. Finalmente, Andrea Agnelli, presidente de la Juventus, ha tirado la casa por la ventana para amarrar a uno de los puntas llamados a marcar esta década.

La cuadratura del círculo

El siguiente paso podría ser la marcha de Morata al Barça, siempre y cuando el Atlético, que sigue poseyendo los derechos del madrileño, dé su beneplácito. Laporta jugaría la baza de Antoine Griezmann, prestado por el Barça al Atlético, que tendría que desembolsar 40 millones de euros para quedárselo en propiedad.

El último escollo sería rebajar la masa salarial, y ahí la clave la puede tener Dembélé, al que se le dio un ultimátum para que renueve o busque una salida antes del cierre del mercado invernal. En las últimas horas ha aflorado el nombre del Chelsea como posible destino para el extremo. Según el 'Mirror', el club londinense podría estar preparando una oferta para incorporar al francés, cuyo contrato vence el 30 de junio. Ya trabajó a las órdenes de Thomas Tuchel en el Borussia Dortmund y reforzaría al campeón de Europa para la segunda parte del curso. Su adiós supondría la cuadratura del círculo.