Anthony Martial, durante su presentación como nuevo futbolista del Sevilla. / Raúl Caro (Efe)

Análisis

Las horas más calientes de un frío mercado invernal

A pocos días para el cierre de una ventana animada por el Barça y el Sevilla, los clubes intensifican las negociaciones en busca de gangas

RUBÉN ROZAS MADRID

La ventana de traspasos echará el cierre el próximo lunes, después de un mes de más rumores que realidades en el que clubes como el Real Madrid no se han reforzado. Más allá de la vuelta de Dani Alves y del aterrizaje de Ferran Torres a Can Barça, o de las incorporaciones del Tecatito Corona y Martial al Sevilla, de momento no ha habido grandes movimientos en el fútbol español. Pero la búsqueda del jugador bueno, bonito y barato se intensificará en las últimas horas, cuando ya muchos clubes se ven con el agua al cuello y obligados a rebajar los precios de salida.

Como es habitual, más todavía en tiempos de crisis, los dirigentes y directores deportivos han puesto los ojos sobre todo en jugadores cuyos contratos expiran en junio de 2022. Unos futbolistas que desde la entrada del nuevo año son libres para negociar con cualquier equipo y una lista en la que se encuentran algunos nombres tan sonados como los de Kylian Mbappé, Antonio Rüdiger, Paulo Dybala, Paul Pogba, Ángel Di María o Lorenzo Insigne, entre otros.

En este listado de famosos también asoman varios futbolistas que militan actualmente en los principales clubes de la Liga. En el Real Madrid finalizan su vinculación esta temporada jugadores con los que el conjunto blanco no cuenta como Marcelo, Bale o Isco. También vence el compromiso del centrocampista croata Luka Modric, si bien la renovación de este incombustible pequeño gran hombre parece encaminada a buen puerto. El líder de la Liga está más expectante ante lo que pueda deparar el próximo verano y la llegada de Mbappé que decidido a reforzar este invierno la plantilla dirigida por Carlo Ancelotti.

En el Barça, sumido en una crisis económica sin precedentes, el caso más sonado es el de Ousmane Dembélé, al que la entidad azulgrana le busca salida más pronto que tarde, tras lanzarle un ultimátum si no renueva. Xavi Hernández no le convocó ya en la cita copera en Bilbao ni en el último encuentro liguero disputado el pasado domingo en Mendizorroza, tratando de forzar la salida del francés. Dembélé, que recaló en el club catalán en el verano de 2017 procedente del Borussia Dortmund, convirtiéndose en el fichaje más caro de los culés por 105 millones, más otros 40 en variables, ya ha dejado claro que no acepta «chantajes». No pondrá nada fácil su salida.

Antes de que se iniciara 2022, el Barça cerró las incorporaciones de Ferran Torres desde el Manchester City y el regreso de Dani Alves. Además, la entidad presidida por Joan Laporta selló la renovación a la baja hasta 2026 del central Samuel Umtiti, con el que no se parece contar en el proyecto futuro, de cara a poder inscribir al atacante valenciano. En el apartado de salidas también se produjo la marcha del austriaco Yusuf Demir, por el que el club catalán tenía una opción de compra de 10 millones de euros, obligatoria si el jugador disputaba una decena de partidos.

Alas nuevas

El Atlético de Madrid, vigente campeón pero este curso en crisis, reforzará sus alas. Del plantel colchonero han salido el lateral diestro Kieran Trippier, rumbo al Newcastle por unos 15 millones de euros, y el delantero serbio Ivan Saponjic al Slovan de Bratislava. El caso de este jugador es surrealista. Llegó del filial del Benfica en el marco de la operación Joao Félix hace dos temporadas y media y solo ha disputado cinco encuentros, todos ellos partiendo desde el banquillo, a las órdenes de Simeone.

El club rojiblanco tiene atado a Daniel Wass, que acababa contrato en junio con el Valencia, entidad que logró que desde el Wanda Metropolitano elevasen su oferta a 2,7 millones de euros fijos más variables. También ha aparecido el nombre del lateral zurdo mozambiqueño Reinildo Mandava, que finaliza su vinculación a final de temporada en el Lille, e incluso ha superado ya el reconocimiento médico en el club rojiblanco. Todavía podría haber alguna sorpresa de última hora en este mes en el que el uruguayo Luis Suárez y el central brasileño Felipe son libres para negociar y el Atlético se ha fijado en Lucas Boyé, ariete argentino del Elche.

El Sevilla, acostumbrado a moverse de maravilla en este mercadeo gracias a la visión deportiva y negociadora de Monchi, su director deportivo, ha cerrado la llegada del mexicano Tecatito Corona y la del francés Anthony Martial, procedente del Manchester United. Dos notables incorporaciones que realzan la candidatura del equipo de Julen Lopetegui al título de Liga.