Borrar
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin. AFP
La UEFA abre una investigación por el 'caso Negreira' que amenaza al Barça

La UEFA abre una investigación por el 'caso Negreira' que amenaza al Barça

El máximo organismo europeo analiza una «posible violación» de su reglamento y estudia sancionar al club con su exclusión de las competiciones continentales durante una temporada

Amador Gómez

Madrid

Jueves, 23 de marzo 2023, 12:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La posibilidad de que el Barcelona sea excluido de las competiciones europeas durante una temporada es cada vez más real. La UEFA abrió este jueves una investigación formal por los millonarios pagos del Barça al exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) José María Enríquez Negreira, por una «posible violación del marco legal» del máximo organismo continental por parte del club azulgrana.

Aunque en España el 'caso Negreira' no tendrá sanción deportiva para el Barcelona, ya que las infracciones muy graves han prescrito, la UEFA sí tiene potestad para castigar a la entidad culé y no invitarla a participar en los torneos continentales. Entre los últimos clubes de renombre sancionados con su expulsión de Europa, por amaño de partidos, se encuentran el Fenerbahçe, el Besiktas y el Steaua de Bucarest.

La investigación contra el Barça es el paso previo a la apertura de un expediente disciplinario que pudiera derivar, además de en una multa económica, en la inadmisión en competiciones europeas del club denunciado ante la justicia ordinaria por corrupción deportiva. La UEFA tiene capacidad para sancionar al Barcelona, cuando lo considere oportuno, antes de que exista una resolución formal de los tribunales sobre el mayor escándalo en la historia del fútbol español.

La investigación por parte del comité de Ética y Disciplina del organismo que preside Aleksander Ceferin pudiera llevarse a cabo durante cuatro o seis semanas, mientras que el proceso de instrucción penal en los tribunales españoles podría durar hasta cinco años. La UEFA otorgará entre finales de mayo y principios de junio las invitaciones para que los clubes clasificados para sus competiciones puedan participar en la temporada 2023-2024, y los dos requisitos exigidos son cumplir el 'fair play' financiero y no estar involucrados los clubes en un caso de fraude deportivo.

Los inspectores de Ética y Disciplina de la UEFA fueron designados este jueves para estudiar el caso que amenaza al Barcelona con la apertura de un expediente disciplinario que pudiera derivar en una sanción deportiva y económica. El organismo continental alude al artículo 31.4 de su reglamento, que concede potestad «al Comité Ejecutivo de la UEFA, el presidente, secretario general y los órganos disciplinarios para llevar a cabo investigaciones, ya sea solo o en cooperación con otros miembros de la UEFA o fuera de ella».

La UEFA, tras la entrada en vigor en 2007 de los artículos 4.02 y 4.03 del reglamento en sus competiciones, advierte de que podrá sancionar «cualquier actividad dirigida a arreglar o influir en el resultado de un partido a nivel nacional o internacional» y «declarará que dicho club no podrá participar en la competición». «Esta inelegibilidad es eficaz solo para una temporada», aclara el reglamento del organismo que preside Aleksander Ceferin.

LaLiga lo denunció el 17 de febrero

Solo 48 horas después de que se destapase el 'caso Negreira' el pasado 15 de febrero LaLiga ya denunció el asunto ante la UEFA, según reveló hace dos semanas Javier Tebas, quien lamentó «que no lo hiciesen otras instituciones». «Nosotros (la patronal de clubes) no podíamos intervenir porque el caso estaba prescrito (los presuntos delitos caducan tres años después de producirse los hechos, según la nueva y antigua Ley del Deporte), pero consideramos que el Comité de Ética de la UEFA debe intervenir», proclamó el presidente de LaLiga.

Tebas reclamó entonces a la UEFA «tomar las decisiones pertinentes cuando termine la investigación» sobre el pago del Barça de más de siete millones de euros a Enríquez Negreira entre 2001 y 2018 para asegurarse arbitrajes «neutrales», según declaró el exvicepresidente de los colegiados. «Solo la intención de comprar un partido o actuar pensando que podías influir en una designación arbitral puede ser delito», reconoció el máximo dirigente del fútbol profesional.

«Quiero que el 'caso Negreira', que pinta mal, se clarifique y se tomen decisiones, porque hay un comportamiento irregular y no lógico y se tiene que saber la intención», reclamó Tebas en referencia a los pagos al exvicepresidente del CTA, denunciado por la Fiscalía por corrupción continuada, al igual que los expresidentes del Barça Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu y los exejecutivos del club Óscar Grau y Albert Soler.

Tras recibir la denuncia oficial por parte de LaLiga, la UEFA también solicitó posteriormente a la Federación Española de Fútbol (FEF), el 24 de febrero, toda la información disponible sobre el caso, ya remitida por el organismo que preside Luis Rubiales. Por el momento, la Agencia Tributaria ya concluyó hace un año que no puede acreditar que el Barça comprara a los árbitros para influir en los resultados de los partidos, mientras la Fiscalía de Barcelona asegura que el club pagó a Enríquez Negreira «para ser favorecido».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios