Javier Tebas, en un desayuno informativo. / EP

Tebas azuza a la UEFA para castigar a los rebeldes de la Superliga

El presidente de LaLiga acusa a Infantino de estar detrás del «proyecto fracasado» e ironiza al afirmar que «a Florentino Pérez nunca se le ganan los pulsos»

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Aparcado, fracasado o muerto, según a quien se le pregunte, el proyecto de la Superliga europea de fútbol, es una realidad que la iniciativa presidida por Florentino Pérez, a su vez máximo mandatario del Real Madrid, sigue generando controversia. Justo cuando se debate sobre la posibilidad de que la UEFA actúe con dureza y no invite a la próxima edición de la Champions al club blanco, el Barcelona y la Juventus, las tres entidades que aún no han renunciado públicamente al proyecto, el presidente de LaLiga aviva el fuego e insiste en que el organismo que preside el esloveno Aleksander Ceferin tiene que tomar cartas en el asunto.

Tebas aseguró este miércoles que la UEFA «debe tomar una decisión en virtud de sus estatutos» contra los doce clubes que firmaron la Superliga y que «no puede quedar pasiva» con lo sucedido, si bien opinó que «la mayor sanción» que han podido recibir es «la contestación social» al proyecto que hubo en todos los países.

«No conozco la normativa de la UEFA y tampoco conozco exactamente lo que se firma cuando los clubes se adhieren a sus competiciones. Los 12 que firmaron pertenecían a la ECA, asociación de clubes europeos que pertenece a la UEFA, y Andrea Agnelli (máximo mandatario de la Juventus) era miembro del Comité Ejecutivo de UEFA. La UEFA debe tomar una decisión en virtud de sus estatutos. Tiene buenos abogados y lo que haga será con base jurídica suficiente», señaló el presidente de LaLiga en los desayunos deportivos de Europa Press.

El dirigente leyó el primer comunicado de la Superliga anunciando su fundación y confesó que la patronal de clubes que lidera carece de facultades para poder castigar a los rebeldes. «Uno se da cuenta donde estábamos, donde se quería llegar y donde hemos llegado. La UEFA no puede quedar pasiva, igual que laLiga, aunque nosotros no tenemos competencias para sancionar, pero sí para poner medidas de protección», comentó a los clubes.

Dicho lo cual, hizo un guiño a los nueve clubes que se han apeado de esta aventura, entre ellos el Atlético de Madrid, del que es consejero delegado Miguel Ángel Gil Marín, a su vez vicepresidente primero de LaLiga y brazo derecho de Tebas. «Hay que valorar a los nueve clubes que han reconocido que se han equivocado, eso es digno y lo de menos es la sanción para ellos. La mayor sanción ha sido la contestación social que ha habido en muchos países a este proyecto», insistió.

Contradicciones

Tebas recordó que «quienes pertenece a la UEFA son las federaciones» y que de haber salido adelante esta Superliga, «habría vaciado los derechos patrimoniales del fútbol español» y que habrían bajado «en 1.000 millones en derechos audiovisuales».

Respecto a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, Tebas destacó que cayó en «una contradicción» al indicar que el proyecto de la Superliga nacía por la crisis de la covid-19 cuando hacía «tres años que llevaban trabajando en esto y no había coronavirus».

«Me molestó y me dio pena que dijera que era para salvar al fútbol: entonces, por qué era clandestino», subrayó Tebas en tono sarcástico. «En menos de 24 horas las grandes ligas y las federaciones dijeron que era perjudicial. Llevan 20 años con esta historia, en qué manos podemos estar si esto llega a triunfar», advirtió

De todos modos, dejó claro que él no ha ganado ningún pulso« al presidente madridista. »A Florentino nunca se le ganan los pulsos«, ironizó. »No es un pulso contra Florentino, ese es el error, es que lo que presenta es otra industria del fútbol que pone en peligro la actual y no lo puedo permitir«, advirtió, sin olvidarse del papel que, a su juicio, está jugando Gianni Infantino, presidente de la FIFA. »Detrás de la Superliga está él empujando y ya se lo dije personalmente«, enfatizó.

Tebas tiene claro que no ve ''muerto', sólo «fracasado» el proyecto planteado hace tres semanas y que ya no contará «en mucho tiempo» con el apoyo de los clubes ingleses, y recalcó que desde hace tiempo las ligas llevan enfrentándose «a proyectos de 'barra de bar'» como es el futuro Mundial de Clubes liderado por Gianni Infantino y cuyo efecto prevé «devastador».