Borrar
Directo El pleno del Parlamento aborda cuestiones como Dependencia o la acogida de menores migrantes
Xavi Hernández, en un momento del partido del Barça ante el Granada. efe
Situación límite para Xavi
Análisis

Situación límite para Xavi

El técnico culé sigue en caída libre y un adiós en Champions contra el Nápoles podría ser la puntilla

Daniel Panero

Lunes, 12 de febrero 2024, 17:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Barça se encuentra en una situación límite. El conjunto que dirige Xavi Hernández no pudo pasar del empate a tres este domingo en casa frente al Granada, penúltimo clasificado, y agravo una crisis deportiva que día tras día se hace más insostenible. Los culés han dicho adiós ya a la Copa, la Supercopa de España, prácticamente a la Liga y miran a Europa como única salida ante una temporada aciaga. La eliminatoria contra el Nápoles puede ser el punto de inflexión positivo si logran la clasificación para cuartos, pero también puede ser un adiós antes de tiempo para el técnico de Tarrasa en el caso opuesto. Todo pasa por evitar una nueva debacle en Champions.

«No tiraremos la toalla. No damos la Liga por perdida, pese a que las sensaciones no sean buenas. Los errores defensivos marcan la temporada. Son muchos goles encajados por fallos que nos están matando», aseguró Xavi este domingo tras el empate contra el Granada. El técnico egarense sigue confiando en enderezar el rumbo de una temporada que, partido tras partido, está cada vez más condenada al fracaso.

Así lo ve el Lluis Companys, que dedicó una sonora pitada a sus jugadores, y así lo ve Deco, que en declaraciones al medio portugués 'Nascer do Sol' ya habló de cambios drásticos de cara al próximo curso. «La nueva dirección es fundamental y el presidente está de acuerdo conmigo en esto. Se necesita un cambio profundo porque hay un método que está agotado. Tenemos que descubrir a alguien que rompa con el pasado de una vez por todas y avance hacia un nuevo paradigma«, afirmó el director deportivo azulgrana.

Sus palabras demuestran que Xavi ha perdido ya la confianza de la junta directiva. El diario AS aseguraba este lunes que «nadie en el club es capaz de garantizar que el técnico egarense continuará hasta el final de temporada». Teniendo en cuenta esto, todos los ojos están puestos ahora en dos frentes que tiene el Barcelona abiertos. El principal es asegurar la clasificación para la próxima Liga de Campeones, algo básico para la estabilidad del club y que no está tan garantizado como cabía esperar a estas alturas con Girona, Atlético de Madrid y Athletic Club dispuestos a presentar batalla.

Noticia relacionada

El segundo frente es la eliminatoria de Champions que el Barça disputará contra el Nápoles. Xavi se jugará en ese doble enfrentamiento su continuidad hasta el mes de junio, ya que una derrota podría suponer que Rafa Márquez se haga con las riendas del equipo lo que resta de competición.

El propio técnico es consciente de que su continuidad sería muy difícil en caso de debacle e incluso estaría dispuesto a ofrecer el cargo antes de tiempo para garantizar la estabilidad del equipo. «Nunca seré un problema para el club», ha reiterado en más de una ocasión el de Terrasa.

Laporta, cada vez más solo

Mientras tanto, Joan Laporta mantiene su confianza en el proyecto de Xavi Hernández, pero lo hace con reservas. El máximo mandatario culé sigue siendo el gran apoyo para el técnico, pero sus asesores y personas de confianza cada vez aprietan más para que tome una decisión drástica que sirva para cambiar de una vez por todas la mala dinámica que arrastra el equipo en los últimos meses.

Una prueba más de la tensión que se respira en el club culé son las reacciones que Joan Laporta tuvo este domingo en el partido contra el Granada. El máximo mandatario culé terminó muy enfadado por la imagen del equipo y, según 'Catalunya Radio', llegó incluso a tirar alguna de las bandejas de canapés que se sirven en el palco.

Ese cabreo lo trasladó al terminar el choque en el vestuario, donde bajó como después de cada partido. «Me ha dicho que esto es largo. Es una decepción grande porque es un partido en casa y hay que ganarlo para seguir en la lucha. Estamos todos igual, no hay diferencias», afirmó Xavi al respecto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios