El presidente de LaLiga, Javier Tebas. / EP

LaLiga

Se recrudece la guerra entre Florentino Pérez y Javier Tebas por CVC

El Real Madrid lleva a los tribunales al presidente de LaLiga, que denuncia «el método amenazante que desde hace años utiliza» el máximo dirigente blanco

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

La guerra entre Florentino Pérez y Javier Tebas se recrudece. En esta ocasión, a raíz del acuerdo alcanzado entre el presidente de LaLiga y el fondo británico CVC, que será sometido a votación de la asamblea de clubes de Primera y Segunda División el jueves y será llevado por el Real Madrid a los tribunales. El club blanco decidió este martes emprender acciones legales, «tanto civiles como penales», contra Javier Tebas, el propio fondo de inversión y su responsable, Javier de Jaime Guijarro, por la cesión de casi el 11% de los derechos de la competición española para el próximo medio siglo, lo que provocó la inmediata reacción del presidente de la patronal de clubes profesionales.

«El método amenazante que desde hace años utiliza FP (Florentino Pérez) en privado lo traslada ahora a lo público. Clubes e instituciones llevamos años soportando sus amenazas. Desde 2015 contra la venta centralizada (de derechos de televisión), las impugnaciones constantes de acuerdos, la Superliga... El Real Madrid merece más», escribió Javier Tebas en su cuenta de Twitter, después de que el club merengue, el mayor opositor al polémico pacto con CVC junto al Barcelona, anunciase que presentará las correpondientes demandas ante la justicia ordinaria. También acordó, «por unanimidad», la junta directiva del Real Madrid, que ejecutará «las acciones legales de todo tipo que se entiendan oportunas para anular y dejar sin efecto los posibles acuerdos que adopte la asamblea de LaLiga» respecto al convenio entre LaLiga y el fondo de inversión.

El Real Madrid, al igual que el Barça, que se encuentra en bancarrota, considera que la polémica negociación entre Javier Tebas y CVC perjudica sus intereses, con el compromiso de una inyección económica de 2.460 millones de euros a los 42 clubes profesionales por parte del fondo, en préstamos a devolver en 40 años, sin tipo de interés. En cualquier caso, el acuerdo Tebas-CVC, a expensas de su impugnación por parte del Real Madrid, será aprobado el jueves por la gran mayoría de los clubes, que se repartirían el dinero prometido, en función, a priori, del porcentaje que cada club ha recibido en las últimas temporadas por sus derechos audiovisuales. Con el Barcelona (alrededor de 254 millones de euros), el Real Madrid (241), el Atlético (182), el Sevilla (120) y el Valencia (118) en el 'top cinco', por delante del Athletic (también casi 118), el Villarreal (108), la Real Sociedad (93), el Betis (90) y el Espanyol (88).

«Estructura engañosa»

La demanda del Real Madrid contra Tebas y CVC Capital Partners se intuía ya desde el pasado jueves, cuando, el día después de anunciarse la operación entre LaLiga y el fondo de capital riesgo, la entidad que preside Florentino Pérez aseguró que dicho acuerdo, «usando una estructura engañosa, expropia a los clubes el 10,95% de sus derechos audiovisuales durante 50 años y en contra de la ley». «La negociación se ha hecho sin un proceso competitivo y las condiciones económicas pactadas con el fondo CVC le dan unas rentabilidades de más del 20 % anual. Este mismo fondo oportunista es el que intentó sin éxito acuerdos similares con las ligas italiana y alemana», denunció la pasada semana el club blanco, que considera que se comercializan derechos que pertenecen al fútbol profesional y «se regala a unos inversores el futuro de 42 clubes de Primera y Segunda División».

Antes de ser golpeado por la inesperada despedida de Leo Messi, el Barcelona también expresó la pasada semana su disconformidad con la venta de una parte del negocio de LaLiga, al estimar «inapropiada la firma de un contrato de medio siglo ante las incertidumbres que siempre rodean el mundo del fútbol». «El Barcelona considera que la operación que se ha hecho pública no ha sido suficientemente contrastada con los clubes (propietarios de los derechos de televisión); que su importe no es congruente con los años de duración y que quedan afectados parte de los derechos audiovisuales de todos los clubes para los próximos 50 años», expuso el club que preside Joan Laporta ante las condiciones de un contrato «que condenan el futuro del club en materia de derechos audiovisuales».