Borrar
Jornada 23

Asensio dispara al líder

El Real Madrid creció en la segunda parte pero le frenó Maximiano hasta que el zurdazo lejano del balear descerrajó al Granada

Ignacio Tylko

Madrid

Domingo, 6 de febrero 2022, 01:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras su convincente conquista de la Supercopa, el empate 'in extremis' ante el Elche, para salvar un punto en casa en el minuto 92, y la eliminación en cuartos de final de Copa en San Mamés, el Real Madrid recibe este domingo al Granada con muchas dudas y sin sus máximos goleadores, Benzema y Vinicius. El francés y el brasileño se reparten 29 de los 47 goles que lleva marcados el líder en esta Liga, pero el Madrid no podrá contar con ellos frente al conjunto nazarí, porque Benzema continúa con problemas musculares y Vinicius está sancionado.

Carlo Ancelotti reconoció este sábado que seguramente arriesgó y se equivocó el jueves al alinear a Vinicius ante el Athletic, «porque estaba cansado», pero aparte de que el Real Madrid acusó frescura en general por agotamiento físico de la mayoría, a quien realmente echó muy en falta el Madrid en la eliminatoria copera fue a Benzema. Sin el francés en San Mamés, cuando se esperaba a Jovic en el once, el técnico italiano sorprendió con Asensio como 'falso 9'.

Para enfrentarse a un Granada a seis puntos del descenso, dado que no cuenta con Mariano, también lesionado, Ancelotti convocó este sábado al delantero titular del Castilla, Latasa. Sin el artillero del filial, Jovic hubiese sido el único ariete contra el Granada, que agradece la baja del pichichi de la Liga, aunque el técnico nazarí, Robert Moreno, reconoce que «las alternativas que tiene el Madrid son de calidad». «Lo lógico es ir al Bernabéu y perder, pero intentaremos que no sea así», apunta el entrenador catalán.

Noticia Relacionada

«Cualquier equipo, si tuviese a Benzema y le faltase, lo notaría, pero sin él también hemos ganado partidos. Al Inter, en San Sebastián, al Elche (en la Liga y la Copa)...», recordó este sábado Ancelotti. «Se puede reemplazar a Benzema», añadió el técnico del líder, que se defendió de las críticas y proclamó que «la gestión de la plantilla es buena». En esta ocasión es Jovic quien apunta a la titularidad contra un rival que está luchando por la permanencia pero espera aprovechar su parón de dos semanas, aunque el Madrid tiene prohibido fallar y precisa resarcirse de la despedida en la Copa.

«No sé si hay un buen momento para ir al Bernabéu, pero las circunstancias no son positivas para ellos. Nos encontramos en la primera vuelta al mejor Real Madrid de la temporada (1-4), pero no podemos hablar de un Real Madrid débil con los mejores del mundo y líder, aunque haya caído en Copa», advierte Robert Moreno.

El pasado mes de noviembre marcaron en Los Cármenes Asensio, Nacho, Vinicius y Mendy, que tampoco estará este domingo en el Bernabéu, por lo que Marcelo, que regresa tras perderse el partido de Copa ante el Athletic por estar sancionado, apunta a la titularidad en el lateral izquierdo. Con Hazard y Bale de nuevo en la convocatoria, la principal duda en el once del Real Madrid estaba en esa banda en el ataque, que se disputan el internacional belga y Asensio.

No fue un partido ni mucho menos brillante del Real Madrid, que tiró la primera parte y despertó en la segunda, pero se impuso con toda justicia merced a un golazo de Marco Asensio que descerrajó a un Granada de Robert Moreno que pasó con más pena que gloria por el Bernabéu. Tardó el equipo blanco en abrir la lata y lo tuvo que hacer gracias a un zurdazo enorme del balear desde fuera del área, un recurso de toda la vida pero en desuso en el fútbol moderno. Pero el Madrid volcó el campo tras la reanudación, no sufrió en defensa y si no venció de forma más holgada fue porque Luis Maximiano, el portero portugués de los nazariés, fue el mejor de la noche. El líder se dispara en la tabla, aventaja ya en seis puntos al Sevilla y olvida el disgusto copero. Minutos interesantes de Hazard, pero terminó cojeando.

Después de la eliminación ante el Athletic, regresó al Real Madrid al Bernabéu con ausencias importantes, ya que a las bajas conocidas de Benzema y Mendy, por lesión, y de Vinicius, por sanción, se unieron a última hora Casemiro y Lucas Vázquez, aquejados de gastroenteritis. Cuatro cambios respecto a San Mamés: entraron Carvajal y Marcelo en los laterales, Camavinga en el eje del centro del campo, un puesto que le viene grande porque el francés es muy desorganizado, e Isco de enganche. No deja de sorprender que ni siquiera en estas condiciones Hazard, Bale y Jovic entren en el once. Ancelotti tiene acreditada fama de manejar de maravilla los vestuarios, con sabiduría y mano izquierda, pero es indiscutible que no cuenta con ellos, aunque el belga y al serbio los reclutase para el tramo final. El reto es recuperarlos porque con 13 ó 14 jugadores se antoja harto difícil ganar la Liga y pelear por la Champions. Enfrente, el Granada que se presentó tras empatar en tres de sus cuatro últimas salidas y la novedad del extremo albanés Uzini, llegado este invierno procedente del Ferencvaros húngaro.

Real Madrid

Courtois, Carvajal, Militao, Alaba, Marcelo (Nacho, min. 84), Modric (Ceballos, min. 87), Camavinga (Valverde, min. 46), Kroos, Asensio, Isco (Jovic, min. 65) y Rodrygo (Hazard, min. 65).

1

-

0

Granada

Maximiano, Quini, Germán, Torrente, Neva, Collado (Petrovic, min. 71), Gonalons, Milla (Rochina, min. 80), Puertas (Dani Raba, min. 71), Uzuni (Arezo, in. 80) y Luis Suárez (Jorge Molina, min. 62).

  • Gol: 1-0: min. 74, Asensio.

  • Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano): Mostró amarilla a Modric, Asensio y Germán.

  • Incidencias Partido de la 23ª jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu ante 35.000 espectadores.

Más allá de las bajas, tenía la obligación el líder de salir con ímpetu para dar un golpe de autoridad y demostrar que el último empate liguero en casa ante el Elche, logrado además 'in extremis' tras equilibrar un 0-2, fue un accidente. Sin embargo, en esta sesión de domingo noche resulta que los merengues comenzaron adormilados y despistados. No parecen aprender que en este fútbol moderno es harto difícil vencer aplicando la ley del mínimo esfuerzo. Un balón perdido por Camavinga siendo el último hombre y un repliegue lamentable de Marcelo que le permitió a Puertas poner a prueba a Courtois, generaron cierto runrún en la grada, con unos 35.000 aficionados presentes. No se lo terminó de creer el Granada en ese período en el que su rival sesteaba.

Isco no le llega ni a la suela de los talones a Benzema, ni la posición de falso ariete es la suya, pero era el jugador más enganchado al partido. Luchaba, tiraba desmarques y hasta peleaba de cabeza con zagueros tan especialistas en el juego aéreo como Germán. Se ganaba el sueldo el malagueño, pero la afición local silbaba por el espectáculo que presenciaba y la actitud de la mayoría de sus jugadores. Justo cuando más se escuchaban las protestas, Neva desvió al travesaño un centro de Carvajal y poco después Kroos dispuso de una buena ocasión, pero lanzó desviado. Se acentuó el dominio del Madrid en el último tramo del primer acto, pero Maximiano, atento y muy bien colocado, abortó un disparo lejano de Asensio y una volea espectacular de Isco tras centro pasado del balear.

No le gustó nada a Ancelotti lo que vio porque en el descanso ya movió ficha. Fuera Camavinga, que no aportó ni en ataque ni en defensa, y dentro Valverde, mucho mejor. Creció el Madrid, mucho más decidido y presionante, y enseguida hubo polémica. Volaba solo el 'Pajarito' hacia el área rival pero Mateu Lahoz, que siempre quiere ser protagonista, cortó la jugada por una falta previa del uruguayo más que dudosa. Los rojiblancos cada vez estaban más aculados, pero Maximiano les mantenía vivos. A diferencia del primer tiempo, el equipo de Robert Moreno ya no asomaba en el campo contrario. Mediado el segundo períodoy como el líder no descerrajaba a los nazaríes, Carletto miró de nuevo al banquillo y recurrió a Hazard, con el que ni habló antes de que entrase al campo, y Jovic. Nada más salir, combinaron bien y el serbio estuvo cerca de abrir el partido. Tiró desviado.

El gol era cuestión de tiempo, de que Asensio dibujase un zurdazo seco y cruzado que castigó el conformismo del Granada e hizo justicia. Se quitó la camiseta en la celebración. Le daba igual la amarilla, era su sexto gol en esta Liga. Quedaba un cuarto de hora y se produjo una acción extraña. Hazard recibió un taconazo 'made in' Modric, cayó en el área y Mateu indicó penalti. Desde la sala VOR le corrigieron enseguida porque el pisotón de Gonalons fue fuera del área. Siguió vivo el partido hasta el final porque Maximiano abortó un disparo a bocajarro de Asensio. Pero el Granada ni se acercó a Courtois.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios