Borrar
Karim Benzema y Leo Messi se saludan antes de un clásico. las provincias
El gol y el fútbol pasan por los más determinantes
Clásico

El gol y el fútbol pasan por los más determinantes

Benzema y Messi acaparan el protagonismo por su pegada y su influencia en el juego de Madrid y Barça

Amador Gómez

Madrid

Viernes, 9 de abril 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El gol y el fútbol y, por tanto, gran parte de las posibilidades de éxito del Real Madrid y el Barcelona, pasa por ellos, por los futbolistas más determinantes y resolutivos de ambos equipos. En el conjunto blanco, por Karim Benzema, que ha firmado recientemente la mejor racha anotadora de su carrera, después de haber marcado en siete partidos consecutivos (seis de ellos de Liga), aunque se quedó sin ver puerta en la ida de cuartos de Champions frente al Liverpool. En el caso del azulgrana, por el de siempre, Leo Messi, a quien no deja de temer el Madrid, aunque el crack argentino no haya logrado ningún tanto ni haya dado una sola asistencia en los siete últimos clásicos, desde que Cristiano Ronaldo abandonó la casa blanca en 2018.

Benzema y Messi acaparan el protagonismo del duelo entre los eternos rivales por su pegada y su influencia en el juego ofensivo de los dos colosos, a los que el delantero francés y el argentino hacen crecer con su capacidad de definición ante la portería contraria y su talento. Benzema suma esta temporada 24 tantos, 18 de ellos en la Liga, mientras que Messi lidera el Pichichi con 23 dianas, después de haber recuperado desde principios de año el olfato goleador, que ha permitido relanzar al Barça. El delantero argentino ha marcado nada menos que 16 goles en los últimos 13 encuentros de Liga y vuelve a ser feliz en el Barcelona, aunque su futuro siga siendo una incógnita.

Zinedine Zidane destaca «la buena química entre Karim y todos sus compañeros, que se refleja en el campo», y el exjugador del Olympique de Lyon disfruta de su espléndido momento, salpicado de goles y decisivas combinaciones, tanto como integrante de un tridente, como si es uno de los dos jugadores de pareja de ataque. «Me siento libre en el campo. Hago lo que quiero. Ayudo a mi equipo al inicio de la jugada, la termino... Ese es mi juego desde pequeño», recuerda Benzema, que al igual que Messi no marca en un clásico desde hace tres años, aunque él sí que ha dado dos pases de anotación durante la era post-Cristiano. Sin goles de Benzema ni Messi en los siete últimos clásicos, el Real Madrid se ha llevado dos victorias y el Barcelona tres.

Noticia Relacionada

La ausencia de Sergio Ramos permitirá además a Benzema llevar el brazalete de capitán blanco por primera vez en un choque entre blancos y azulgranas, después de haber disputado ya 35 clásicos, en los que solo ha conseguido nueve goles, aunque ha repartido nueve pases de anotación. Para Messi será ya su clásico número 45, con un espectacular balance de 26 goles y 14 asistencias, pese a su pobre trayectoria en esos últimos encuentros contra el Madrid, en alguno de los cuales no solo ha pasado desapercibido, sino también muy frustrado.

Aunque se espera mucho de Benzema en el Alfredo Di Stéfano, los clásicos, en cualquier caso, no se le dan especialmente bien en el cómputo general al delantero francés, porque el Real Madrid solamente ha ganado 10 partidos a los azulgrana con él, con 16 derrotas de los merengues y nueve empates. Con Messi, el futbolista del Barça con más clásicos en la historia del club azulgrana, el conjunto catalán se ha llevado 19 triunfos en los 44 choques que ha jugado, frente a 14 derrotas de los culés. Después de tanta sequía contra los madridistas, cuando el delantero de Rosario se engrandecía con la competencia de Cristiano, al igual que el portugués teniéndole enfrente, el Barça vuelve a reclamar su contundencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios