Borrar
Última hora Logran estabilizar el incendio en una vivienda de Telde, que se propagó a una ladera de difícil acceso
Jornada 27

Benzema mantiene vivo al campeón en el descuento

Un doblete del francés, que ya suma 15 goles en esta Liga, rescató al Real Madrid, que salió con tres centrales y regaló más de una hora ante un buen Elche

Ignacio Tylko

Madrid

Viernes, 12 de marzo 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los regresos de Sergio Ramos, sin jugar desde mediados de enero por una lesión de rodilla que le obligó a pasar por el quirófano, y de Eden Hazard, que sufrió su enésimo problema físico a finales del mismo mes, marcan el duelo que enfrenta este sábado al Real Madrid con el Elche en Valdebebas. Sin asumir muchos riesgos, ambos contarán con minutos para Zinedine Zidane pensando ya en el choque de la próxima semana ante el Atalanta, vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones tras el excelente 0-1 logrado por los blancos en Bérgamo. Recupera efectivos importantes el Real Madrid en un momento cumbre del curso, aunque también pierde a Marcelo y Odriozola, que se suman a las bajas ya conocidas de Carvajal y Mariano.

Por encima incluso en las últimas horas de la renovación o no del capitán, la actualidad en los mentideros del club blanco pasa por el posible regreso de Cristiano Ronaldo. Según informó 'El Chiringuito', el agente Jorge Mendes ha ofrecido al astro portugués a Florentino Pérez, que en julio de 2018 no evitó su traspaso a la Juventus por 105 millones. Ambas partes perdieron con la separación, ya que ni CR7 ni el club merengue han vuelto a reinar y brillar en Europa desde entonces. Cristiano tiene ya 36 años y uno más de contrato con los turineses, pero a nadie escapa que este Madrid tiene poco gol, según ha reconocido hasta Karim Benzema. Y fichar a Kylian Mbappé o Erling Haaland en al actual momento de crisis, son palabras mayores.

¿Vería con buenos ojos que vuelva Cristiano?, se le preguntó a Zizou en la previa del choque ante el equipo franjiverde, correspondiente a la 27ª jornada de Liga. No se pronunció abiertamente el técnico marsellés sobre esta opción, pero sí le abrió la puerta: «Vosotros sabéis lo que es, lo que ha hecho y el cariño que le tenemos todo. Aquí hizo historia, es magnífico. Ahora es jugador de la Juve y no puedo decir nada de lo que están diciendo. Es un jugador de la Juve y tengo que respetar estas cosas».

Sobre el futuro de Ramos, insistió en su mensaje al club para sellar la continuidad del sevillano: «No sé lo que va a pasar. Queremos que Sergio siga aquí. Es un jugador importante para nosotros». Ramos ya ha manifestado que se ve jugando hasta los 40 y en el Mundial 2026. «Es un jugador especial. La intención que tiene ya es buena. Cada año él va a saber si se encuentra bien y, si está como ahora, claro que puede jugar hasta entonces, subrayó Zidane al respecto.

Le ve ya en condiciones de reaparecer ante el Elche, igual que a Hazard, aunque éste tiene menos opciones de ser incluso titular. En relación al internacional belga, Zidane lanzó un mensaje optimista a los aficionados: «Les hablo a ellos. Cuando un jugador no está al cien por cien es complicado, pero Eden (Hazard) lo va a hacer muy bien aquí. Ha sufrido una lesión larga y muchas molestias, pero cuando se ponga bien, de puta madre, va a tener un rendimiento impresionante», remarcó.

Rezagados

Tras dos empates consecutivos, muy al final, ante la Real Sociedad y en el derbi ante el Atlético, el Madrid llega al último tercio como el peor colocado de los tres candidatos al título liguero. Se encuentra a ocho puntos de los colchoneros y a dos de los catalanes, a falta aún de 12 jornadas. No está bien pero solo ha caído una vez en las últimas 16 jornadas, un período en el que firmó 11 triunfos y cuatro empates. Zidane no arroja la toalla: «La realidad es que estamos un poco rezagados, pero quedan doce jornadas y todos los equipos pueden ganar puntos y perderlos. Debemos seguir creyendo y trabajando. Mientras haya posibilidad de ser campeones, vamos a trabajar para ello y a creerlo. El Elche es un buen equipo pero no podemos dejarnos más puntos para ser campeones», remarcó en la víspera de un choque en el que todo lo que no sea ganar sería un fracaso para los locales. Prohibido relajarse, más si cabe con esos antecedentes pésimos en el Afredo Di Stéfano ante Cádiz (0-1), Alavés (1-2) y Levante (1-2), tres modestos a priori de la Liga del Elche,

Fran Escribá contará con la única baja de Rigoni, lesionado en los isquiotibiales. En cambio, Mójica ya está de vuelta y ocupará la plaza en el lateral zurdo en la que ejerció Josema ante el Sevilla. Los ilicitanos volverán a jugar contra el conjunto hispalense días después y esto podría llevar a que varios titulares rotasen este sábado en el once. El técnico valenciano les ha cambiado la cara a los franjiverdes, que parecían desahuciados cuando Jorge Almirón fue destituido, pero que tras ganar al Eibar (1-0) y al Sevilla (2-1) en dos de sus últimos cuatro partidos, han salido incluso de la zona de descenso.

Peligro, tendencia a la relajación en un partido de entreguerras, tras un derbi y en vísperas de la vuelta de octavos de Champions ante el Atalanta. Sin una afición que te exija, ante un rival modestísimo y a la hora de la siesta. Menos mal para el Real Madrid que Karim Benzema, tantos años infravalorado, volvió a ejercer de líder y mantuvo vivo al campeón en la pelea por una Liga que se le escapaba sin remedio cuando Dani Calvo adelantó en Valdebebas a un buen Elche que solo se arrugó en el tramo final y recibió el castigo de la derrota.

El doblete del francés, que igualó primero de cabeza y selló la remontada, de precioso disparo, ya en el descuento, le sitúa ya con 15 dianas en el torneo de la regularidad. Karim es medio Real Madrid. De nuevo, rescató al equipo de Zidane, que tiró más de una hora de partido con un extraño planteamiento y cuando lo vio todo perdido tuvo que recurrir a los mejores. Otro clásico en este tipo de tardes trampa para los grandes.

Cambió el sistema Zidane y, con Ramos ya disponible, apostó por tres centrales ante el Elche. Sobre la pizarra, se trataba de darle más vuelo a Lucas Vázquez y Mendy en los costados y de permitir a Valverde e Isco que trazaran interesantes diagonales para descerrajar a los franjiverdes, en Valdebebas de rosa. Dio descanso a Kroos y Modric, los metrónomos que marcan el tiempo y el pulso en las composiciones madridistas. Sin ellos hasta el tramo final y con una actitud reprochable en un equipo obligado por su historia a pugnar por todos los títulos hasta el final, el campeón completó un primer acto plano, más propio de una pachanga de sobremesa que de un duelo entre estrellas que defienden galardón.

Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Ramos (Kroos, min. 62), Nacho, Mendy, Valverde (Rodrygo, min. 62), Casemiro, Isco (Modric, min. 62) Benzema y Vinicius (Hazard, min. 75).

2

-

1

Elche

Edgar Badia, Barragán (Cifu, min. 36), Verdú, Calvo, Mojica, Tete Morente (Josan, min. 75), Marcone, Raúl Guti (Diego González, min. 87), Fidel (Josema, min. 87), Lucas Boyé (Mfulu, min. 75) y Carrillo.

  • Goles: 0-1: min. 61, Dani Calvo. 1-1: min. 73, Benzema. 2-1: min. 90+1, Benzema.

  • Árbitro: Figueroa Vázquez (Comité Andaluz): Mostró amarilla a Benzema y Carrillo.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 27ª jornada de Liga, disputado en el Alfredo di Stéfano de Valdebebas sin público.

El fútbol de la pandemia y las gradas vacías, representa una válvula de escape necesaria para que los aficionados se entretengan y disfruten de más temas de conversación, pero carece de chicha. Sin público, no solo se echa de menos el ambiente y la presión para visitantes y árbitros, que ahora pueden tomar decisiones con mucha más facilidad, sino también mayor demanda a los locales. En un Bernabéu con 80.000 espectadores, por ejemplo, sería impensable que los jugadores blancos actuasen con semejante parsimonia sin que su gente les reprobase con abucheos.

Más allá de lo que hubiera sido un golazo de Nacho por la escuadra si Isco no comete una falta previa, la primera y única intervención de Edgar Badia en el período inicial fue para atajar un envío lejano del malagueño que le fue a las manos. Con acumulación de jugadores por delante del balón y de espaldas a la portería rival, el equipo de Zidane era incapaz de buscarle las cosquillas al bloque bien coordinado de Fran Escribá.

Comenzó el Elche bastante timorato, pero de forma paulatina le fue quitando incluso el balón al Real Madrid y animándose en ataque. Tampoco asustó a Courtois, salvo en un balón mal peinado por Carrillo, tras centro desde la izquierda de Fidel, y en una jugada muy mal defendida por Lucas Vázquez en la que el belga tuvo que palmear para evitar que Boyé remachase a gol.

Fue a la contra, curiosamente, como el Madrid generó más peligro. Sobre todo, tras una falta mal lanzada por el Elche en la que Valverde y Vinicius hallaron espacios para correr y Benzema falló un remate a la primera de los que no suele perdonar. En esa jugada se rompió definitivamente Barragán, renqueante casi desde el principio.

Le puso una marchita el Madrid tras el descanso. Entendió que si no presionaba más alto, no le llegaría para imponerse a un rival goleado en sus últimas visitas al equipo blanco, pero que en la primera vuelta logró un valioso empate (1-1) en el Martínez Valero.

Ramos ya actuaba en plan ariete y reclamaba penalti tras penalti por agarrones más propios del fútbol de antaño que de tiempos del VAR, Varane se sumaba al ataque de extremo y Mendy cabeceaba en el segundo palo. Más carácter y dominio, pero puro caos. Así encontró el Elche un contragolpe en el que Courtois salvó un gol cantado, un posible penalti que acabó en un fuera de juego inexistente y el tanto de Dani Calvo, de cabeza, a la salida de un córner.

Para intentar la remontada por tercer partido consecutivo, ya que la Real y el Atlético también comenzaron ganando y al final dejaron escapar dos puntos, Zidane tuvo que echar mano en un triple cambio de Kroos, Modric y Rodrygo y su equipo sacar el orgullo. Llegó el empate, obra cómo no de Benzema, tras un córner sacado en corto y muy mal defendido, y el asedio local en el último cuarto de hora, ya con Hazard sobre el terreno y Casemiro de '9'. El golazo de Karim, tras bonita dejada de Rodrygo instantes después de que Escribá pusiera más defensas, mantiene el pulso por la Liga.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios