Jornada 19

El campeón de invierno estrena el año con mal pie

Un error de Militao condena frente al Getafe a un Real Madrid muy espeso que echó de menos el desborde de Vinicius

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Real Madrid estrenó el año con mal pie. Un error grueso de Militao, el primer borrón digno de reseñar del zaguero en un curso, hasta ahora, soberbio, condenó al líder frente a un Getafe que va recuperando el bravo espíritu que le llevó a pisar competición europea en los tiempos del añorado José Bordalás. Con un gol de Enes Ünal, el cuadro azulón, resucitado por el experimentado Quique Flores, dejó en quince la racha de partidos consecutivos sin conocer la derrota del equipo de Carlo Ancelotti, que echó de menos el desequilibrio de un Vinicius convaleciente por el coronavirus, y demostró que el título está lejos de haber quedado sentenciado.

Teniendo en cuenta la baja de Vinicius, extrañó la ausencia de Hazard en el once inicial del Real Madrid para confrontar a un Getafe que mantuvo la defensa de cinco que le ha devuelto a la vida desde la llegada al banquillo de Quique Flores. Más resguardado que con Míchel, el conjunto azulón vuelve a ser un rival ulceroso al que cuesta encontrarle las cosquillas.

Quizás por ello, Ancelotti dispuso de dos extremos más clásicos como Asensio y Rodrygo, mejor capacitados a priori que el '7' de los blancos para ensanchar el campo por las bandas. Pero el plan se le complicó enseguida al técnico del Real Madrid por un fallo garrafal de Militao. El central, imperial en la primera vuelta, erró en una porfía con Enes Ünal, que aprovechó el estropicio causado por el brasileño al rebañar la bola hacia su área para batir a Courtois. El cancerbero belga tenía el enemigo en casa, porque a renglón seguido Alaba estuvo a punto de calcar el despropósito de su compañero dejando en tierra de nadie una cesión que acabó con un disparo timorato de Maksimovic.

1 Getafe

Soria, Damián Suárez, Cabaco (Nyom, min. 83), Mitrovic, Cuenca, Olivera, Arambarri, Maksimovic, Aleñá (Florentino, min. 74), Sandro (Mata, min. 64) y Enes Ünal (Jantko, min. 83)

0 Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez (Peter Federico, min. 85), Militao, Alaba, Mendy (Marcelo, min. 46), Casemiro, Modric, Kroos (Isco, min. 85), Asensio (Hazard, min. 46), Benzema y Rodrygo (Mariano, min. 67).

  • Gol: 1-0: min. 8, Enes Ünal.

  • Árbitro: Melero López (Comité Andaluz). Amonestó a Rodrygo, Ancelotti, Damián Suárez, Arambarri, Casemiro y Olivera.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de Liga, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante 11.890 espectadores.

Apelmazado de entrada, al Real Madrid le costó sacudirse los nervios y encontrar el suficiente aplomo para ofrecer trazas del equipo que se marchó de vacaciones como líder destacado de la Liga. Asomaron pasado ya el cuarto de hora a lomos de Modric, que primero probó fortuna con un remate cruzado que no cogió puerta por centímetros y luego estrelló un zurdazo contra el travesaño a pase de Rodrygo.

El empuje del volante croata dio oxígeno al Real Madrid. De sus botas nacería también una oportunidad pintiparada de Kroos, cuyo disparo a servicio de Lucas Vázquez se marchó ligeramente desviado. Pese a ello, el Getafe soportaba sin demasiados apuros las embestidas del líder porque Quique Flores le ha dotado de cemento y el marcador adverso impedía a los blancos desenvolverse en el terreno en que más cómodos se sienten, el del vértigo. Incapaz de desbrozar el camino hacia la meta de Soria por sus numerosas imprecisiones, el campeón de invierno se marchó ofuscado al descanso y dando aún gracias de que Militao desviase con la rodilla un remate de Maksimovic con marchamo de gol.

Sin respuesta

El flojo desempeño de los blancos en la primera parte obligó a Ancelotti a intervenir tras el paso por la caseta. Buscó el italiano mayor profundidad por el flanco izquierdo con la entrada de Marcelo y Hazard por el defensivo Mendy y un apagado Asensio, lo que conllevó además el desplazamiento de Rodrygo al costado derecho, su hábitat natural.

No surtieron efecto los cambios en la disposición del partido, con un Getafe inalterable en defensa y más espacios para amenazar a la contra. Lejos de ganar cuajo ofensivo con los relevos, el Real Madrid perdió mando en el centro del campo e incurrió en ataques desordenados que en nada inquietaban al cuadro local, sobrado de oficio.

Muy espeso sin la electricidad de Vinicius, su mejor abrelatas, Ancelotti alistó a Mariano para jugar con dos puntas, meter a Hazard por dentro y entregar los carriles a los laterales. Dispuestas así las tropas, llegaría la acción polémica del día, con un claro agarrón de Damián Suárez a Marcelo dentro del área que ni el árbitro y el VAR consideraron digno de sanción. Más motivos para la queja de un equipo al que solo le han señalado un penalti esta temporada y también viajó en el furgón de cola en cuanto a penas máximas a favor en la anterior.

Redobló esfuerzos el Real Madrid a toque de corneta. Soria atajó un latigazo de Casemiro desde la frontal rebosante de veneno y Mariano no logró embocar un testarazo a centro de Militao. Quemó sus últimas cartas Ancelotti con la inclusión del canterano Peter Federico y un Isco desaparecido desde noviembre. Rozó el centrocampista malagueño el empate con un remate de cabeza a la salida de un córner, pero Soria se interpuso en su camino y el Getafe abrochó tres puntos de oro para reforzar su escalada en la tabla, calentando de paso la pelea en la zona noble del campeonato.