Diego Pablo Simeone da instrucciones a Koke. / AFP

Atlético de Madrid

Simeone y Koke, los únicos supervivientes de la última Liga

El técnico argentino y su prolongación en el campo ganaron el título para el Atlético en el Camp Nou hace siete años y no conocen la derrota en Valladolid

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

Siete años han pasado desde la última Liga ganada por el Atlético de Madrid, y Diego Pablo Simeone y Jorge Resurrección, Koke, son los únicos supervivientes del equipo rojiblanco que conquistó el título en el Camp Nou. José María Giménez también fue campeón con aquella plantilla, pero solo jugó un partido de Liga (y otro de Copa) en la temporada 2013-2014, en la que el Atlético cantó el alirón 18 años después. El próximo martes se cumplirán 25 del histórico doblete y, tres días antes de esa efeméride, sin depender de nadie, al Atlético se le presenta la oportunidad de adjudicarse en Zorrilla su undécima Liga, frente a un desmotivado Valladolid que necesita una carambola para salvarse y no conoce la victoria ni frente a Simeone ni frente a Koke, con ocho triunfos colchoneros y un empate (0-0 en campo pucelano hace dos cursos) para ambos.

Con el técnico argentino en el banquillo y el jugador madrileño al mando en el centro del campo, el Atlético ha derrotado al Valladolid en tres de cuatro encuentros en Zorrilla. Además, el Valladolid se ha quedado sin marcar en siete de sus últimos ocho duelos ligueros contra el equipo rojiblanco. La solidez defensiva del Atlético de Simeone ha sido tal que en terreno blanquivioleta solo ha encajado dos goles, y uno de ellos fue en propia puerta. Solo en octubre de 2019 consiguió el Valladolid dirigido por Sergio González desactivar al Atlético en Zorrilla, donde repetirán seguro como titulares Oblak, Trippier y el propio Koke, la extensión de Simeone sobre el terreno de juego.

Koke cumplió la pasada semana ante la Real Sociedad 500 partidos oficiales con la camiseta rojiblanca y está en disposición de superar la próxima temporada al mítico Adelardo Rodríguez, que llegó hasta los 533. «Es el último que queda de cuando llegué al club (en diciembre de 2011). Desde el primer día pensé que podía ser importante para el equipo y estoy muy orgulloso por él», reconoce Simeone en alusión al canterano rojiblanco. Este curso Koke ha jugado todos los partidos de Liga menos uno -más que nunca-, aunque los peores números de su carrera en goles (uno) y asistencias (dos) no reflejen lo mucho que ha aportado el capitán colchonero, más allá del juego que haya podido desplegar y de que haya acusado como mediocentro tanto sacrificio físico en algunos encuentros.

Mediocentro fundamental

Tan fundamental considera Simeone a Koke que el futbolista vallecano, a falta del de Valladolid, ha llegado a disputar completos 26 de los 36 encuentros de esta Liga, con 33 titularidades del ancla del equipo, alejado ahora de la banda izquierda o derecha, donde como interior estaba habituado a jugar en anteriores campañas. «Estoy haciendo un gran temporada. He encontrado el equilibrio dentro del equipo», se congratula el jugador madrileño, acompañado como mediocentro en la mayoría de partidos por Saúl, al igual que Simeone, en su etapa de jugador campeón del doblete en 1996, tuvo el respaldo de Vizcaíno. Koke no solo maneja, presiona y destruye, sino que el indispensable eje en la medular también corrige errores tácticos sobre el terreno de juego como prolongación del entrenador que es.

Curtido ya a sus 29 años en muchas batallas de máxima trancendencia, Koke ya cumplió con nota en la 'final' de 2014 contra el Barça en el Camp Nou, frente a Cesc, Busquets e Iniesta, y posteriormente también Xavi. Entonces, con Tiago y Gabi como mediocentros y Arda Turan por la derecha, Koke jugó en la banda izquierda en esa línea de cuatro que Simeone alineó en el Camp Nou, donde decidió el empate de Godín (1-1) a la salida de un córner. También fue a balón parado y con la testa cuando Simeone abrió el camino a la Liga y al doblete del 96 contra el Albacete en el Calderón (2-0), tras un saque de falta de Pantic. Con la experiencia que ya tiene el Cholo en partidos vitales, al igual que reclamó cabeza durante la pausa de hidratación del pasado domingo ante Osasuna cuando el título estaba perdido, no ha dejado de insistir a sus futbolistas en huir de la angustia ante otra tan decisiva como la de Valladolid.

«La ansiedad puede jugar en tu contra», advierte Simeone durante el reportaje 'El Atleti del Doblete' que será emitido el martes por Movistar+ y que fue presentado el miércoles en el Metropolitano. El argentino, que ya ha afrontado como entrenador, contando el del Camp Nou de 2014, nueve encuentros con un título en juego y ha ganado seis -en los otros tres cayó ante el Real Madrid-, es consciente de que «la ansiedad genera vértigo». Justo lo que menos necesita el Atlético para coronar con éxito una Liga tan dura y sufrida.