Fichajes

Los deberes del Barça en la última semana del mercado

El equipo que preside Joan Laporta llega a los últimos días pendiente de varias salidas, renovaciones e incluso alguna incorporación

DANIEL PANERO

El Barcelona llega a la última semana del mercado futbolístico con varias tareas pendientes. Resuelto el culebrón del verano con Messi ya instalado en el París Saint-Germain, la entidad que preside Joan Laporta pudo por fin aligerar la masa salarial e inscribir a los nuevos fichajes. Pero ahí no terminan los deberes. El mercado se cierra el 31 y hay varios jugadores con los que Ronald Koeman no cuenta y a los que el club busca colocar en los próximos días.

La principal tarea que tiene el Barcelona hasta que se baje el telón del mercado no es otra que la de librarse de dos futbolistas: Samuel Umtiti y Miralem Pjanic. La salida de ambos futbolistas era crucial para la continuidad de Leo Messi en su día y lo sigue siendo a día de hoy para seguir rebajando la masa salarial. Tanto es así que Ronald Koeman ya no se corta al hablar sobre la situación de ambos. «Nos sobran jugadores. Umtiti y Pjanic tienen muy complicado tener minutos, la decisión final es de ellos, pero tienen una situación complicada», afirmó en rueda de prensa el pasado viernes al ser preguntado por esta cuestión.

Otros futbolistas por los que el Barcelona ha escuchado ofertas a lo largo de todo el verano son Antoine Griezmann y Philippe Coutinho. Ambos estaban en la rampa de salida para retener a Messi, pero finalmente parece que se quedarán en Can Barça tras la marcha del argentino salvo que llegue una oferta mareante. Incluso el brasileño, ex del Liverpool, entra en los planes de Ronald Koeman. «Puede ser un jugador muy aprovechable esta temporada. El año pasado tuvo una lesión muy complicada que le impidió jugar todo lo que debía. Una vez recuperado no veo por qué no contar con él», afirmó la pasada semana.

Si el Barcelona lograra la salida de Samuel Umtiti y Miralem Pjanic podría aligerar 29 millones de masa salarial, ya que el francés se embolsa 12,7 millones por temporada y el bosnio un total de 16,3. Este dinero podría destinarse, quién sabe, a satisfacer una de las necesidades que Ronald Koeman más ha demandado a lo largo del verano, un nueve. «Nos falta gente arriba. Ansu, Dembélé, Agüero, Coutinho... son cuatro jugadores de mucha calidad. Es cortito lo que tenemos delante y por eso hemos hablado de poder fichar un delantero si el 'fair play' lo permite», dijo hace apenas diez días. En este sentido el Barcelona seguiría la misma hoja de ruta que ha tenido durante todo el verano. Bueno, bonito y barato.

El caso Ilaix

El otro tema que más dolores de cabeza ha dado al Barcelona y que trata de solventar a marchas forzadas es la situación de Ilaix Moriba. El futbolista guineano, de apenas 18 años, ha tensado la cuerda con el club al no aceptar la propuesta de renovación y en este momento se encuentra en un punto muerto entre jugar con el filial o una venta que el futbolista ve con buenos ojos.

Esta semana será decisiva para solventar su situación aunque parece complicado que pueda volver a ser el futbolista que brilló en los minutos que le dio Ronald Koeman la pasada campaña. Hasta el técnico holandés, su valedor, parece verle cada vez más lejos. «Con 18 años el dinero no es lo más importante. Estoy decepcionado porque creo más en cosas de fútbol que en contratos», aseguró al ser preguntado acerca de la joven promesa de La Masia.

Primero fue Gerard Piqué el que se bajó el sueldo, después Jordi Alba y los siguientes deberían ser Sergio Busquets y Sergi Roberto. Eso es lo que espera el Barcelona que pase a lo largo de esta semana y poner por fin el sello de asunto cerrado a una de las tareas que más tiempo ha llevado a Joan Laporta a lo largo de todo el verano. En ambos casos las conversaciones están muy avanzadas y todo hace indicar que es cuestión de días.