Luis Rubiales, Irene Lozano y Javier Tebas. / EFE

Horarios

El CSD se adelanta al juez y habrá partidos viernes y lunes

Harto de la guerra entre LaLiga y la FEF, el Gobierno interviene y también reserva la franja matinal de los sábados y los domingos para el fútbol femenino y no profesional

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

Harto de la guerra entre LaLiga y la Federación Española de Fútbol (FEF) y, tras la reclamación de más de 30 de los 42 clubes de Primera y Segunda División, el Consejo Superior de Deportes (CSD) se adelantó este viernes a la justicia ordinaria e impuso que se disputen partidos en las dos categorías profesionales todos los viernes y un máximo de 20 lunes por temporada. El CSD ha reservado además la franja matinal de los sábados y los domingos (hasta las 14:00 horas) para la Primera División femenina y el fútbol no profesional. Por tanto, en la séptima jornada de LaLiga Santander, el Elche-Valencia se disputará el viernes día 23 y el Levante-Celta el lunes 26, ambos a partir de las 21:00 horas, tal y como programó el organismo que preside Javier Tebas. Sin embargo, el Osasuna-Athletic no se podría jugar, como está previsto, el sábado a partir de las 13:00 horas, ni el Valladolid-Alavés el domingo a las 12:00 h.

A través de una resolución firmada por la secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano, el CSD, gracias a las competencias que le atribuye la ley, dio un golpe en la mesa «con carácter de urgencia, para establecer un marco de apoyo y protección global del ecosistema del fútbol profesional, femenino y federado, que contribuirá a la estabilidad y la seguridad jurídica del fútbol y de todo el deporte». La intervención del Gobierno en el conflicto de los horarios y su contundente decisión que responde a los deseos de LaLiga supone un duro golpe para la FEF, que confiaba en que el juez de lo Mercantil Sánchez Magro diese la razón al organismo federativo para prohibir partidos los viernes y los lunes durante toda la temporada 2020-2021.

En sintonía con LaLiga, el CSD entiende que «el correcto ejercicio de la función de coordinación que corresponde a la FEF, en supuestos como las modificaciones de fechas y horarios, no debe dar lugar a bloqueos que pongan en peligro el desarrollo pacífico de las competición profesional de fútbol». «Competición ésta de una repercusión e impacto social, económico y mediático innegable, más si cabe en un período temporal en el que se sufre las consecuencias de la pandemia del covid-19», recuerda en su resolución Irene Lozano, «constatada la persistencia de discrepancias entre LaLiga y la FEF».

En el caso de los partidos de los lunes, el CSD establece que se podrán programar hasta 20 jornadas por temporada, «descontados los festivos, con, en principio, un solo partido por jornada». «El uso de este día de la semana como hábil para la competición se orientará principalmente a la reprogramación o recuperación de jornadas completas o partidos eventualmente aplazados o suspendidos por motivos sanitarios relacionados con la pandemia de covid-19 u otras eventualidades», señala en su resolución la presidenta del CSD, que lamentó recientemente que LaLiga y la FEF judicializasen el conflicto de los horarios en vez de llegar a un acuerdo, imposible de alcanzarse entre Javier Tebas y Luis Rubiales.

Aunque la decisión haya llegado demasiado tarde, el CSD ha conseguido por fin, a la espera de una futura sentencia de la Audiencia Provincial, desbloquear un conflicto que se remonta a la pasada temporada, ya que la Administración considera que «contrarrestar la incertidumbre que impone la pandemia solo es posible otorgando mayor flexibilidad en la organización de los partidos a lo largo de la semana». En su objetivo de beneficiar al fútbol femenino, cuya máxima categoría será profesional a partir de la próxima temporada, el CSD ha fijado una franja horaria, «delimitada y reservada, hasta las 14:00 horas de los sábados y domingos, para la celebración y eventual retransmisión de partidos correspondientes a la Primera División de fútbol femenino y al resto de categorías de fútbol federado no profesional y de deporte base».