El Barça planea apretarse el cinturón con un límite salarial

El club azulgrana pretende establecer una ficha máxima de diez millones de euros netos al año para nuevas contrataciones y renovaciones

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Las calculadoras siguen echando humo en Can Barça, en busca de los números verdes que permitan la viabilidad a corto y medio plazo. Además de la venta de activos de marketing y derechos de televisión que Joan Laporta llevará a la asamblea extraordinaria del club azulgrana del próximo 16 de junio, en los despachos del Camp Nou se planea también la imposición de un nuevo límite salarial para fichajes y renovaciones que deje definitivamente en el pasado los lujosos contratos de la era Bartomeu, esos que hoy siguen siendo un lastre para las maltrechas cuentas del Barça.

Bajo esta línea a seguir, la deseada llegada de Robert Lewandowski sería a través de un salario nunca superior a los diez millones de euros netos por temporada, la cifra que baraja el club y que también estaría dispuesto a aceptar el delantero polaco, absolutamente convencido de poner fin a su fructífera etapa en el Bayern de Múnich para hacer las maletas rumbo a la ciudad condal.

Toda vez que jugadores como Sergio Busquets, Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergi Roberto o Frenkie de Jong superan actualmente esa cantidad, desde la planta noble del club se centran en el propósito de llegar a acuerdos que permitan rebajar sus fichas, aunque sea a costa de renovar sus contratos, al estilo de lo que ya se hizo con Samuel Umtiti.

Según adelantó la SER, el objetivo final es rebajar esta masa salarial desde los 560 millones de euros actuales, una cifra que casi dobla a la de otros gigantes del fútbol europeo, hasta los 400, el volumen que maneja el Real Madrid. Todo ello teniendo en cuenta las ampliaciones de contrato que el club catalán ha ido abordando en los últimos tiempos, y que sitúan a la prometedora generación de Ansu Fati, Pedri o Araújo en un estatus económico más acorde al papel deportivo importante que ya juegan en el equipo de Xavi. En este sentido, el foco está puesto ahora en la continuidad de Gavi, estancada por las divergencias entre la directiva azulgrana y el representante del jugador, el exfutbolista Iván de la Peña, a cuenta del nuevo sueldo del centrocampista.