Jornada 11

Dembélé se lleva por delante al Athletic

El extremo francés brilla en la goleada del Barça con un tanto y tres asistencias

DANIEL PANERO

El Barça está de vuelta. El conjunto que dirige Xavi Hernández se impuso de forma cómoda al Athletic en un partido que sirve para seguir recuperando sensaciones antes del duelo ante el Bayern de Múnich en la Liga de Campeones y para dejar atrás de forma definitiva los pinchazos ante el Inter y el Real Madrid. Dembélé, que firmó un gol y tres asistencias, fue el gran protagonista en una noche en la que Lewandowski volvió a marcar, y ya suma doce tantos en Liga, y en la que Sergi Roberto y Ferran Torres redondearon la goleada.

Con cambios y a lo loco. Así salió el Barcelona a jugar el partido contra el Athletic en el Camp Nou. Xavi, que ya avisó que habría rotaciones, puso en liza un once novedoso con hasta cuatro centrocampistas, Dembélé y Lewandowski en punta y toda la banda izquierda para Balde. Esa disposición asimétrica permitió a los azulgrana ganar un jugador más en la medular y sorprender a los de Ernesto Valverde, que estaban listos para defender el clásico 4-3-3 y en un abrir y cerrar de ojos estaban inmersos en una pesadilla digna de Halloween de la que se iban a levantar con sudores fríos y con tres goles por detrás en el marcador.

Ese festín azulgrana se comenzó a cimentar a través del juego. Los de Xavi estaban cómodos con el balón, amenazaban desde los extremos y no sufrían en las transiciones rivales gracias al sorprendente doble pivote formado por Busquets y De Jong. Ese escenario fue el propicio para que Dembélé ejerciera de director de orquesta. El galo apareció en tres actos. En el primero cabeceó en el área pequeña para abrir la lata en una jugada que él mismo había generado, en el segundo asistió a Sergi Roberto para que, a la carrera, hiciera el segundo fusilando a Unai Simón y en el tercero le dio un balón a Lewandowski en el área para que el polaco hiciera lo de casi siempre, marcar con aparente facilidad. El ex del Bayern se revolvió, como tantas veces, y fusiló con un zurdazo inapelable que dejaba vista para sentencia una primera mitad que decayó en ritmo en el tramo final y que solo iba a salir del letargo tras la lesión de Gavi, que tuvo que retirarse por un golpe antes del paso por vestuarios.

4 Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Koundé (Marcos Alonso, min. 63), Eric García, Balde, Busquets, De Jong, Pedri (Ferran Torres, min. 63), Gavi (Kessié, min. 34), Dembélé (Pablo Torre, min. 77) y Lewandowski (Ansu Fati, min. 63).

0 Athletic

Unai Simón, De Marcos (Lekue, min. 61), Yeray, Iñigo Martínez, Yuri, Ander Herrera (Dani García, min. 21; Sancet, min. 61), Vesga, Nico Williams, Zarraga (Vencedor, min. 70), Berenguer e Iñaki Williams (Raúl García, min. 70).

  • Goles: 1-0: min. 12, Dembélé. 2-0: min. 18, Sergi Roberto. 3-0: min. 22, Lewandowski. 4-0: min. 73, Ferran Torres.

  • Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó a De Marcos, Xavi, Busquets, Eric García y Vesga.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 11ª jornada de Liga, disputado en el Camp Nou ante 84.817 espectadores.

Tras la reanudación, el Barça vivió un déjà vu. El pasado jueves los culés se fueron con 3-0 al descanso ante el Villarreal en el Camp Nou y en los segundos cuarenta y cinco minutos la intensidad del duelo cayó en picado. Esa historia se repitió frente a un Athletic que regresó al choque con la idea de desperezarse, pero que se topó con un rival que ya había hecho los deberes en ataque aunque seguía bien plantado en defensa. Así, entre la falta de ideas de unos y la poca necesidad de otros, el partido transitó sin sobresaltos hasta que Xavi y Valverde se decidieron a agitar sus respectivos equipos.

El técnico de Tarrasa vio que el choque estaba visto para sentencia y comenzó a disputar el duelo de Liga de Campeones del próximo martes frente al Bayern de Múnich retirando del terreno de juego a futbolistas importantes para el engranaje culé como Lewandowski, Koundé o Pedri. Los cambios le sentaron bien a un Barça que recuperó colmillo. Ansu Fati demostró que va recuperando la chispa que tuvo en el inicio de su carrera y Ferran Torres entró para jugar de falso nueve y manifestar que, por qué no, él también puede ser un socio más para Dembélé. El francés se despidió del choque con su tercera asistencia para que el ex del Manchester City batiera por bajo a Unai Simón. Fue el último chispazo de unos culés que cierran la semana recuperando moral y que esperan que el golpe de Gavi quede solo en un susto.