Borrar
AFP
Jornada 22

El Barça no levanta el pie del acelerador

El líder se impuso al Cádiz gracias a los goles de Sergi Roberto y Lewandowski en el tramo final del primer acto

Daniel Panero

Domingo, 19 de febrero 2023, 00:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Partido trampa el que tiene el Barcelona este domingo en el Camp Nou. El conjunto que dirige Xavi se mide al Cádiz con media cabeza puesta en lo que pudo ser y no fue ante el Manchester United en el Camp Nou y lo que hay en juego el próximo jueves en Old Trafford. Entre medias de ambos compromisos recibe al Cádiz con la obligación de seguir ganando para evitar que el Real Madrid recorte distancias en la lucha por el título y con la posibilidad de hacer rotaciones para sostener el ritmo frenético del calendario.

«Me espero un partido con dominio del balón y en el que debemos atacar espacios. El Cádiz defiende muy bien, los últimos años nos ha costado. Son puntos muy importantes», aseguró Xavi en la rueda de prensa previa al duelo de su equipo este fin de semana ante los gaditanos. El técnico de Tarrasa se enfrenta a un enemigo extra como es la relajación provocada por la distancia en el liderato en Liga y la inmediatez de una nueva 'final' en la Europa League ante el United.

Y es que el Barça llega a la cita contra el Cádiz envuelto en una auténtica montaña rusa tanto dentro del terreno de juego como fuera de él. El 'caso Negreira' se ha apoderado de la actualidad culé y Xavi espera que eso no distraiga la labor de un equipo que sigue firmando unos números extraordinarios en Liga. El equipo azulgrana ha sumado 56 de los primeros 63 puntos en juego, una marca estratosférica que le ha hecho abrir brecha con el Real Madrid y tener un margen que Xavi no quiere perder a la ligera con despistes como el que sería no sumar los tres puntos en casa ante un rival de la zona baja de la clasificación como los gaditanos.

La cita ante el Cádiz es, eso sí, un problema para el Barça, que sabe que se juega el ser o no ser en Europa en apenas cuatro días. Los de Xavi podrían quedar fuera a las primeras de cambio en una competición en la que tienen puestas muchas esperanzas y eso, unido a que el equipo arrastra «cansancio, fatiga y molestias», alterará la hoja de ruta de un grupo en el que habrá rotaciones pensando en Old Trafford. Xavi no podrá contar además con Pedri, que se tuvo que retirar este jueves por problemas en el cuádriceps, ni con Ousmane Dembélé, aún renqueante de sus problemas físicos. Estas ausencias, sumadas a la de Araujo por sanción, condicionarán un once en el que el egarense podría devolver a Koundé al centro de la zaga y en el que la gran incógnita es si Sergio Busquets llegará a tiempo para acompañar a Frenkie de Jong y a Kessié en la medular.

Un rival del que no fiarse

Enfrente estará un equipo que le ha perdido el miedo escénico al Camp Nou. El Cádiz dio la campanada hace dos temporadas con un empate que lastró al Barcelona en la lucha por la Liga y dobló la apuesta el pasado año con un 0-1 que confirmó la caída en picado de los culés. En ambos enfrentamientos se pudo ver a un grupo con personalidad, capaz de sostener al Barça y que sabía a lo que jugaba. Esa es la imagen que Sergio pretende recuperar este domingo para una de las salidas más complicadas del campeonato en un escenario que podría suponer una inyección anímica clave para lo que resta de temporada.

Los de Sergio aterrizarán en el Camp Nou en plena mejora después de dos victorias seguidas en casa ante Mallorca y Girona, pero con la tarea aún pendiente de incrementar sus registros lejos del Nuevo Mirandilla, donde apenas han sumado ocho puntos en lo que va de curso. Para esa difícil tarea, no podrá contar por lesión con Garrido, Zaldua, José Mari y Cala, y tampoco podrá hacerlo por sanción con Espino.

El Barcelona sigue imparable en su camino hacia el título. El conjunto que dirige Xavi se impuso este domingo al Cádiz en un partido que comenzó con dudas, pero que terminó resolviendo antes del descanso gracias a los goles de Sergi Roberto y Robert Lewandowski. Con este triunfo los culés retoman la distancia de ocho puntos con el Real Madrid y cogen fuerza para el crucial encuentro del próximo jueves frente al Manchester United en Old Trafford.

«Esperamos un rival defensivo», dijo Xavi en la previa y eso fue lo que se encontró en el césped del Camp Nou. El de Tarrasa, que anunció cambios, hizo una revolución incluyendo como principal novedad a Ansu Fati y Ferran Torres pegados a los costados para ensanchar el campo, a Eric García en la zaga para mejorar la salida desde atrás y a Sergi Roberto en la medular, quién sabe si como una prueba para Old Trafford.

Barcelona

Barcelona: Ter Stegen, Koundé, Eric, Christensen, Balde; De Jong (Kessié, min. 69), Sergi Roberto, Gavi, Ferran, Lewandowski (Raphinha, min. 74) y Ansu Fati (Alarcón, min. 86)

2

-

0

Cádiz

Cádiz: Ledesma, Iza, Fali, Luis Hernández, Arzamendia, Escalante (Alejo, min. 62), Alcaraz (San Emeterio, min. 69), Bongonda (Sobrino, min. 62), Álex Fernández, Ocampo (Lozano, min. 62), Roger (Chris Ramos, min. 74)

  • Goles: 1-0: min. 43, Sergi Roberto. 2-0: min. 46, Lewandowski.

  • Árbitro: Pablo González Fuertes (Comité Asturiano).

  • Incidencias: Partido disputado en el Camp Nou ante 72.010 espectadores.

La apuesta le salió bien al egarense, pero a medias. Sus pupilos supieron atacar por fuera y lograron desestabilizar a su rival en los primeros minutos gracias a las continuas internadas de Ferran Torres, pero el equipo daba visos de partirse como antaño. Eso lo pudo aprovechar en los primeros compases un Cádiz que avisó con un balón a la espalda de los centrales que acabó en gol de Roger Martí, pero que terminó siendo anulado por fuera de juego.

Ese susto sirvió de acicate para un Barça que poco a poco fue teniendo más control del partido. Los culés se iban a medir a un rival que ya le tenía tomada la matrícula de las dos últimas visitas y eso se notó en una primera mitad de paciencia, de saber esperar el momento preciso. Ese instante llegó al filo del descanso con un chispazo de Ferran Torres. El ex del City fue el mejor durante toda la noche, encaró a su par una y otra vez y terminó siendo determinante.

Avisó con un golpeó que lamió el poste y generó poco después el gol que abrió la lata tras un eslalon que acabó después de un rechace en los pies de Sergi Roberto, que fusiló a placer. Ahí se cayó la resistencia gaditana, que apenas tres minutos después vio como Lewandowski recibía un balón en la frontal y se sacaba de encima un latigazo seco y cruzado, inapelable para Ledesma.

Tras la reanudación el Barça bajó las revoluciones del choque. El conjunto azulgrana pasó a tener una circulación más lenta de la pelota, asumir menos riesgos y, en definitiva, aplicar anestesia a un partido que ya tenía en el bolsillo después de los dos goles de la primera mitad. En medio de esa monotonía la chispa fue una vez más Ferran Torres, muy enchufado durante todo el encuentro. Él fue el que reactivó a los suyos con sus internadas y el que agitó a un equipo que estuvo cerca del tercer tanto en un remate acrobático de Lewandowksi que terminó estrellándose en el larguero para fortuna de Ledesma, ya vencido.

Fue el último ataque de un Barça que comenzó a pensar en la final de Mánchester. Lo hizo también Xavi, que comenzó un carrusel de cambios en el que De Jong y Lewandowski dejaron su sitio a Kessié y Raphinha, respectivamente, dos modificaciones que lejos de revitalizar a los suyos mandaron un mensaje erróneo.

El Barça se relajó y dio alas a un Cádiz que en el tramo final emparejó el encuentro y puso cerco a la portería de Ter Stegen. El meta germano apareció para negarle el tanto a Chris Ramos después de una jugada individual y vio como el Choco Lozano remató al poste ya sobre la bocina para alivio de un Camp Nou que asistió a un nuevo cero en el marcador del conjunto rival, la mayor garantía para un equipo que sigue su ritmo meteórico en busca del título liguero.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios