Borrar
Álvaro Morata, tendido en el terreno de juego tras recibir un golpe en la rodilla derecha. EP
Jornada 24

El Sevilla resurge ante un Atlético otra vez sin pegada

El equipo rojiblanco pierde a Morata y el conjunto de Quique castiga su falta de gol en un atractivo duelo que decidió la eficacia en ataque

Amador Gómez

Madrid

Domingo, 11 de febrero 2024, 19:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No solo perdió el Atlético un partido en el Pizjuán ante el Sevilla que complica su cuarta plaza en la Liga y su clasificación directa para la Champions, sino que también se vio golpeado por la lesión de rodilla de su máximo goleador. Morata se retiró llorando al filo del descanso tras un tremendo choque con Soumaré que dejó al delantero madrileño fuera de un intenso y atractivo duelo, plagado de alternativas en el primer tiempo (un palo para cada uno) y en el que el Atlético, al igual que ocurrió en la ida de semifinales de Copa ante el Athletic, se quedó seco, sin ninguna suerte en el remate. El Sevilla castigó la falta de gol del Atlético para, en partido trascendental para los hispalenses, conseguir dos victorias consecutivas por primera vez esta temporada y huir del descenso.

La otra mala noticia para el Atlético fue la lesión de Morata, que según el primer parte médico emitido por el club sufrió un «traumatismo con torsión de la rodilla derecha» después de llevarse un fuerte golpe de Acuña y, posteriormente, el de Soumaré que le dejó definitivamente fuera de combate, aunque abandonó el campo por su propio pie, lo que en principio rebajó la preocupación rojiblanca. El caso es que a la espera del tiempo de baja de Morata, el Atlético se quedó sin su delantero centro, a quien el árbitro anuló por un fuera de juego en línea un cabezazo que se estrelló en el poste a los 20 minutos, y después tampoco tuvo efectividad con Memphis ni Correa.

Y con Griezmann dando de nuevo muestras de agotamiento contra un Sevilla que ha progresado con Quique Flores y firmó, con solidez atrás, un partido notable, aunque los rojiblancos mereciesen al menos un gol. El que se llevó, en el debut de Gabriel Paulista, fue además a balón parado, tras dos remates de cabeza, el último letal de Isaac Romero, que le ganó el salto a Koke dentro del área. Fue precisamente la eficacia de cara a portería, y también la intensidad del Sevilla, la que decantó la victoria a favor del equipo de Quique, que en su tercer enfrentamiento contra el Atlético en menos de dos meses se tomó la revancha en un encuentro clave en el que firmó un ejercicio de supervivencia defensiva en la segunda parte.

Sevilla

Nyland, Navas (Juanlu, min. 64), Badé, Sergio Ramos, Acuña, Óliver Torres (Suso, min. 64), Sow (Jordán, min. 88), Soumaré, Ocampos, Isaac Romero (Lamela, min. 78) y En-Nesyri (Pedrosa, min. 88).

1

-

0

Atlético

Oblak, Llorente, Witsel (Reinildo, min. 66), Gabriel Paulista, Hermoso, Lino (Riquelme, min. 83), De Paul, Koke (Correa, min. 60) Barrios (Nahuel Molina, min. 46), Griezmann y Morata (Memphis, min. 46).

  • Gol: 1-0: min. 15, Isaac Romero.

  • Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Tarjetas amarillas a Witsel, Suso y En-Nesyri y roja directa al preparador físico del Sevilla.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 24ª jornada de Liga, disputado en el Sánchez Pizjuán. 31.528 espectadores. En el palco, el seleccionador español, Luis de la Fuente.

Después de los triunfos por la mínima de los colchoneros en el Metropolitano en diciembre en el duelo aplazado de Liga y en enero en los cuartos de final de la Copa, a la tercera y ante su afición, la victoria fue del Sevilla, y gracias a un canterano, Isaac Romero, que ya es otro ídolo del Pizjuán. El Atlético tuvo que ir siempre a remolque, pero reaccionó con sacrificio y ambición en el segundo tiempo, con fútbol, pero sin contundencia. Y sin pegada se quedó sin tres puntos.

El conjunto de Simeone se vio superado por la mayor agresividad del rival durante una primera parte en la que Oblak y Nyland se erigieron en salvadores, sobre todo el esloveno, y decidió en ataque Isaac Romero, que marcó al cuarto de hora, hizo mucho daño con espacios, perdonó el segundo ante el meta visitante en el 22' y lanzó al larguero seis minutos después. Y todo ante la atenta mirada de Luis de la Fuente, presente en el palco del Pizjuán, donde el Atlético fracasó otra vez sin acierto ofensivo.

Falló innumerables ocasiones el equipo colchonero, una de las más claras, la que le sacó bajo palos Navas a Griezmann nada más comenzar una segunda parte en la que el Atlético dio un paso al frente, siempre dominador y al ataque, aunque se fue desesperando por no encontrar portería. Después de una primera parte de ida y vuelta y altísimo ritmo, el encuentro cogió color rojiblanco en los últimos 45 minutos, con cambios de jugadores y de sistema de Simeone, para someter a un Sevilla que se hizo fuerte atrás con el gran partido de Sergio Ramos y Badé y apenas cometió errores atrás, aguantando en su área con éxito hasta el pitido final contra un Atlético volcado pero totalmente estéril arriba.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios