Borrar
Carlo Ancelotti gesticula durante un amistoso del Real Madrid. Dominik Angerer (Afp)
Ancelotti toma las riendas de un Madrid de entreguerras
Temporada 2021-22

Ancelotti toma las riendas de un Madrid de entreguerras

Alaba es el único rostro nuevo en un equipo que fía su suerte a la capacidad del técnico de la 'décima' para hacer crecer a sus jóvenes valores y recuperar a veteranos señalados

Óscar Bellot

Madrid

Miércoles, 11 de agosto 2021, 23:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pasada la página de su primera temporada sin títulos en once años con el adiós de figuras señeras de la entidad que labraron su tercera edad de oro en Europa, el Real Madrid estrena curso con ilusiones renovadas, la misma exigencia de siempre y haciendo un guiño al pasado mientras prepara un futuro que pasa por la conclusión de la faraónica remodelación del Santiago Bernabéu y la incorporación de otro galáctico que tapone definitivamente el socavón que dejó la marcha de Cristiano Ronaldo tres veranos atrás y lidere a esa camada de jóvenes valores que están aún pendientes de su eclosión definitiva para abrir otro ciclo de éxitos.

El regreso de Carlo Ancelotti, el hombre que comandó desde la banda el asalto a la ansiada 'décima' en Lisboa, es la principal novedad del vigente subcampeón de Liga. Recurso de emergencia ante la negativa de Massimiliano Allegri y la dificultad para romper el vínculo de Mauricio Pochettino con el PSG, el italiano ha sido acogido con alborozo por un vestuario que no olvida la mano izquierda con que se condujo en su primera etapa en Chamartín, clausurada de modo abrupto por el desplome que sufrieron los blancos tras conquistar el Mundial de Clubes en Marraquech. Seis años después de su adiós en 2015, el experimentado preparador releva a Zinedine Zidane con la misión de enderezar el rumbo pese al reducido margen de maniobra que ofrecen las cuentas, condicionadas por la pandemia.

Sin que se pueda descartar una ofensiva final por Kylian Mbappé, el anhelado crack que daría un salto de calidad a la plantilla y vendría a paliar la recurrente falta de gol que acompaña al Real Madrid desde la fuga de Cristiano Ronaldo, la única cara nueva por el momento es la de David Alaba, polivalente zaguero austríaco que tendrá la difícil misión de coser la brecha generada por las salidas de Sergio Ramos y Varane. La reconstrucción de la retaguardia depende también de que Militao y Nacho mantengan el nivel que exhibieron en la recta final de la pasada campaña, así como de la recuperación de Carvajal y Mendy tras unos meses en los que las lesiones no les han dado tregua. Marcelo estrena capitanía con un estatus muy diferente al que ostentó en la anterior estadía de Ancelotti: de ser intocable ha pasado a suplente e incluso se ve apretado por Miguel Gutiérrez, uno de los 'mirlos' llamados a tener peso este mismo año.

La plantilla

  • Porteros: 1 Courtois. 13 Lunin.

  • Defensas: 2 Carvajal. 3 Militao. 4 Alaba. 6 Nacho. 12 Marcelo. 19 Odriozola. 23 Mendy. - Vallejo.

  • Centrocampistas: 8 Kroos. 10 Modric. 14 Casemiro. 15 Valverde. 17 Lucas Vázquez. 21 Odegaard. 22 Isco. - Ceballos.

  • Delanteros: 7 Hazard. 9 Benzema. 11 Asensio. 18 Jovic. 20 Vinicius. 24 Mariano. 25 Rodrygo. - Bale.

  • Entrenador: Carlo Ancelotti.

Al margen del rendimiento que pueda ofrecer Alaba, un fichaje estratégico que llegó a coste cero aunque con un alto salario y una suculenta prima, los blancos fían sus esperanzas a que las promesas den un paso adelante y empiecen a convertirse en realidad. La gestión del talento emergente fue uno de los principales puntos de fricción de la directiva con Zidane y Ancelotti se juega parte del crédito en su labor de tutor de los Vinicius, Rodrygo, Valverde, Odegaard y compañía. El centrocampista noruego regresa tras su cesión al Arsenal al igual que ocurre con Ceballos, aunque sus roles son una incógnita ante la vigencia del triunvirato que lleva más de un lustro manejando la medular blanca. Casemiro, Kroos y Modric sustentaron al Real Madrid el pasado curso junto a Benzema y Courtois, pero los años no pasan en balde y el relevo tendrá que producirse más pronto que tarde.

El sistema

  • 1-4-3-3: Ancelotti fue fiel a este sistema en su primera etapa y lo mantendrá en la segunda, aunque Bale está lejos de ser el que fue y la sombra de Cristiano Ronaldo sigue siendo demasiado alargada.

Ancelotti es partidario de una plantilla corta, pero los elevados sueldos dificultan las salidas, por lo que salvo sorpresa de última hora, el transalpino tendrá que trabajar con perfiles cuestionados como los de Isco, Mariano o Bale así como con Hazard. El belga está en el punto de mira. Más allá de sus crónicas lesiones, debe demostrar otra actitud. Nunca fue un líder, pero el club espera un mayor compromiso del '7', al que el tiempo se le agota para triunfar en el equipo de sus sueños.

Demasiadas incertidumbres en un Madrid de entreguerras que abandonará su exilio del Alfredo Di Stéfano para regresar a un Santiago Bernabéu en el que las grúas siguen desarrollando su labor a pleno rendimiento pero que volverá a abrir sus puertas el 12 de septiembre para acoger el encuentro frente al Celta correspondiente a la cuarta jornada de Liga, dieciocho meses después de que el coronavirus les pusiese los candados. Las obras avanzan con paso firme. El reto de Ancelotti es que también lo haga una escuadra cogida con alfileres.

Once ideal

  • Courtois, Carvajal, Militao, Alaba, Mendy, Casemiro, Modric, Kroos, Vinicius, Hazard y Benzema.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios