Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 22 de junio
Marco Asensio, en un partido de la pasada campaña. Foto: EP | Vídeo: Atlas
Pretemporada

Ancelotti recibe refuerzos, con Asensio en el foco

Los internacionales del Real Madrid que disputaron la Liga de Naciones regresan al trabajo en Valdebebas, con el balear como principal protagonista a cuenta de la incertidumbre sobre su futuro

Óscar Bellot

Madrid

Jueves, 14 de julio 2022, 12:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Día de reencuentros y de caras nuevas en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Los internacionales del Real Madrid que fueron convocados para las cuatro jornadas de la Liga de Naciones que se disputaron el pasado mes de junio, así como Fede Valverde, que defendió en esas mismas fechas los colores de la selección uruguaya, estaba citados este jueves para regresar al trabajo y ponerse a disposición de Carlo Ancelotti, que tiene así ya casi al completo a la plantilla para seguir desarrollando la pretemporada. La única excepción es Karim Benzema, al que el club le concedió un permiso especial para prolongar sus vacaciones y se incorporará el próximo día 19 a la expedición blanca en Los Ángeles.

Entre los refuerzos con los que puede contar desde este jueves Ancelotti destacan las figuras de Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni, los dos únicos fichajes acometidos por el Real Madrid en el presente mercado estival, aunque buena parte de los focos se los lleva Marco Asensio, cuyo futuro sigue en el aire.

El futbolista balear regresaba con una gran sonrisa en el rostro a las instalaciones del Real Madrid para someterse a los pertinentes reconocimientos médicos antes de comenzar a sufrir los extenuantes entrenamientos diseñados por Antonio Pintus, cruciales a la hora de encarar una temporada más exigente que nunca en la que los blancos deberán disputar seis competiciones y que se verá alterada además por la celebración del Mundial de Catar. Una cita que Asensio no quiere perderse por nada del mundo y que desempeña un papel destacado en las cavilaciones del mallorquín acerca de si le conviene seguir vistiendo de blanco o es mejor abrir una nueva etapa lejos de la capital española.

Asensio es, a día de hoy, la principal incógnita en la plantilla del Real Madrid de cara al curso venidero. Su contrato expira el 30 de junio de 2023 y no tiene ninguna oferta de renovación sobre la mesa. Pese a que acabó la temporada pasada como el tercer máximo artillero de los blancos gracias a las doce dianas que anotó, la cúpula de Chamartín vería con buenos ojos que saliese para hacer caja. Ancelotti aprecia sus condiciones, pero no le considera intocable, por lo que no pondría pegas a la marcha del balear, al que siguen la pista el Milan o el Arsenal, entre otros clubes. Pero el interesado sigue dando vueltas a una decisión de la que depende su carrera.

Hace unos meses, Asensio abandonó a su representante de toda la vida, Horacio Gaggioli, para poner sus asuntos en manos de Jorge Mendes. Una maniobra que se interpretó como un gesto de determinación de salir al mercado. Sin embargo, la decisión de Kylian Mbappé de quedarse en el PSG ha hecho que el balear mantenga las esperanzas de abrirse paso en el flanco derecho del ataque del Real Madrid. Un puesto que la campaña pasada se disputó con Rodrygo, pero que habría quedado vedado en caso de que el Real Madrid hubiese incorporado al astro de Bondy. Toda vez que ese fichaje no se llevó finalmente a cabo, el mallorquín ve posible disponer de minutos de calidad para ganarse un hueco en la lista de Luis Enrique de cara a la Copa del Mundo que se celebrará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre.

El pasado 7 de junio, mientras estaba concentrado con la selección española, Asensio ya dejó entrever que consideraba seriamente agotar su contrato y convertirse en agente libre el próximo verano en caso de que el Real Madrid no le ofreciese la renovación. Algo que, por el momento, no tiene visos de producirse, por lo que el balear sigue en la encrucijada.

Hazard vuelve fino

Junto a Asensio, muchas miradas se centraron en Rüdiger y Tchouaméni, los rutilantes fichajes del campeón de España y de Europa. El germano llega para reforzar el muro defensivo y multiplicar las opciones en la retaguardia, posibilitando que Alaba se desplace al costado zurdo para competir con Mendy cuando el ex del Chelsea sea la pareja de baile de Militao. Por su parte, el centrocampista francés, por el que el Real Madrid ha desembolsado 80 millones de euros fijos más 20 en variables, eleva el músculo en el centro del campo, donde Ancelotti dispondrá de dos tríos de perfil muy diferente: uno más técnico y experimentado conformado por Casemiro, Kroos y Modric; y otro mucho más físico y juvenil que integran Tchouaméni, Camavinga y Valverde.

Los flashes apuntarán desde este jueves también a Eden Hazard, que confía en hacer borrón y cuenta nueva tras el largo calvario de lesiones que le han atenazado desde su aterrizaje en Chamartín. El belga vuelve con ilusiones renovadas tras lanzar una promesa a la afición durante las celebraciones por la Decimocuarta el pasado 29 de mayo en la madrileña Plaza de Cibeles. «Madridistas, llevo tres años aquí con muchas lesiones, con muchas cosas... Pero el año que viene lo voy a dar todo por vosotros», proclamó el crack de La Louvière, al que ahora le toca demostrar que su alegato no era meras palabras. Para ello, el ex del Chelsea se ha aplicado en vacaciones y ha retornado mucho más fino que otros veranos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios