Jornada 32

Ancelotti: «Todos esperan el pinchazo del Madrid pero no llega»

El técnico del Real Madrid ve a su equipo «bastante bien, recuperado» tras el esfuerzo contra el Chelsea, antes de medirse al Sevilla en un partido «muy importante» para la Liga

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Carlo Ancelotti se mostró confiado en su equipo horas antes de abordar el duelo contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, un encuentro que con ya solo seis jornadas por delante y nueve puntos de ventaja en cabeza de la Liga, podría suponer un paso decisivo hacia el título en caso de una victoria del Real Madrid. «Necesitamos ganar, sumar puntos, porque la Liga no está acabada y todo el mundo está esperando el pinchazo del Madrid pero el pinchazo no llega. Cada partido puede ser una trampa. Sabemos muy bien el valor del Sevilla, que está todavía luchando por ganar la Liga o entrar entre los cuatro mejores», advirtió el preparador italiano, consciente de la necesidad de rebajar la euforia después de alcanzar de forma épica las semifinales de la Liga de Campeones para afrontar una nueva batalla por la Liga.

«Hemos tenido tiempo para recuperar, pensar en el propio partido, difícil, contra un rival fuerte, con mucha calidad individual y colectiva. Estamos preparados física y mentalmente. Sabemos que se acerca el final de la temporada y cada partido es muy importante», señaló el entrenador de Reggiolo, satisfecho con el margen de recuperación de su equipo tras el exigente encuentro frente al Chelsea en el Bernabéu, con prórroga incluida.

«Hemos jugado el martes, vamos a jugar el domingo por la noche y en el aspecto físico el equipo está muy bien. Queremos jugar con energía, que es lo que necesita este tipo de partido, y lo podemos hacer. El tiempo de recuperación ha sido suficiente. Al equipo lo veo bastante bien, desafortunadamente tenemos las bajas de Marcelo y Mendy para este partido pero no son cosas serias. En general el equipo está bien, creo que lo ha mostrado en los últimos partidos, como en la prórroga contra el Chelsea», insistió Ancelotti, lejos de buscar en el cansancio una excusa.

Atrás queda ya la Champions y también el desencuentro con Toni Kroos, tras sustituir al alemán en la segunda parte del encuentro contra los 'blues', con el consiguiente cabreo del jugador. «No le dedico tiempo a esto. Lo que ha pasado con Kroos ha pasado pero no me ha molestado porque estaba enfadado con el entrenador y no con la persona. No hemos hablado de esto pero nos hemos mirado y ya está. No necesito pedir explicaciones, lo conozco muy bien como persona y todo se acabó al final del partido», despachó el transalino, con su habitual mano izquierda.

Aunque Ancelotti llegará al Pizjuán sin laterales izquierdos específicos, recuperta a Militao, un puntal en la defensa blanca que colma a su entrenador con su rendimiento: «Militao me ha sorprendido mucho. No conocía su calidad pero tiene todavía margen de mejora, es fuerte de cabeza, en el uno contra uno. Donde puede mejorar es en la lectura de las situaciones, a veces confía demasiado en su físico, pero está haciendo una temporada espectacular».

También resulta clave para Carletto Luka Modric, un veterano que resiste el paso del tiempo con exhibiciones como la rubricada por el croata ante el Chelsea. «Luka (Modric) va a terminar su carrera aquí, en el Real Madrid. No sé cuándo, pero la idea de todos es esta. No hay problemna para renovar, ni el club ni él. No ha tenido lesiones importantes en su carrera y esto le ayuda mucho. Una leyenda del fútbol como Maldini ganó su última Champions con 40 años y si tengo que compararlo con alguno lo haría con él por la calidad, el compromiso, la seriedad... Son leyendas del fútbol», se deshizo en elogios respecto al centrcampista balcánico.

Críticas y estilo

Finalmente, con su buena disposición habitual ante las cámaras, Ancelotti se pronunció sobre las críticas al juego de su equipo del exjugador italiano del Madrid Antonio Cassano, foco habitual de la polémica por su controvertido carácter, y también sobre la opinión de Xavi en cuanto a las exigencias del estilo, que juzga superiores en el Barça: «A Cassano lo conoce todo el mundo, yo, vosotros... También me conocéis a mí y no tengo nada que contestar. Xavi tiene su opinión, entrenar no es fácil y cada equipo tiene sus exigencias, sea ganar títulos o jugar bien. No sé si el Barcelona es el equipo más difícil, pero entrenar no es fácil».

«¿Qué significa jugar bien? Jugar bien es hacerlo bien cuando tienes el balón y también cuando no lo tienes porque el fútbol es atacar y defender. Vale lo mismo. Tenemos un objetivo muy importante y estamos centrados en esto. A mí no me importa que digan que el Madrid juega bien o mal. La realidad es esta y después cada uno puede opinar lo que quiera», concluyó el técnico del Real Madrid en la previa del decisivo encuentro en Sevilla.