Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid, en la rueda de prensa de este sábado en Valdebebas. / ep

Jornada 9

Ancelotti: «No nos va a afectar el partido del año pasado»

El técnico italiano da por olvidado el 0-4 de hace siete meses y considera que este será un clásico diferente

DANIEL PANERO

«No nos va a afectar el partido del año pasado, es otro clásico y tenemos la ilusión de jugar ante todo el mundo. No es un partido a vida o muerte, pero es especial aunque la temporada sea muy larga y nos gustaría ganarlo», aseguró Carlo Ancelotti este sábado en la rueda de prensa previa al encuentro de su equipo frente al Barcelona en el Santiago Bernabéu. El técnico italiano es consciente de la importancia de dar un golpe encima de la mesa ante el eterno rival y de lo que supondría anímicamente ganar a los culés tras aquella derrota por 0-4 sufrida el pasado mes de marzo en este mismo escenario.

Aquel día, el Real Madrid cayó ante un Barcelona muy diferente. Ya estaba Xavi en el banquillo y había brotes verdes en los culés, pero era un equipo que se preparaba para un desembarco de fichajes en el mercado de verano. «Tienen recursos para hacer una gran temporada. Solo han empatado un partido en Liga y están en una buena dinámica en el campeonato, aunque hayan tenido algunos problemas en la Champions, algo que puede pasar en esa competición, pero en Liga han sido espectaculares», afirmó Ancelotti, sabedor de que no puede fiarse de su rival pese a la trayectoria irregular que ha tenido en Europa.

El míster del Real Madrid, que afronta su noveno clásico, no quiso desvelar ninguna de las cartas que tiene escondidas de cara al choque y aseguró incluso que no ha hecho nada especial para el duelo al que se enfrenta. «Lo preparo como siempre, pero hay que añadir lo que representa este partido para todos, la calidad de los dos equipos y el aspecto emocional, la presión», afirmó antes de añadir el aspecto físico como una de las claves que pueden hacer que los suyos se lleven el gato al agua. «Es verdad que nosotros somos mejores en las segunda partes y que es algo que hay que tener en cuenta, pero no sé si incidirá en el partido», sentenció.

Sin Courtois, pero con Rüdiger

El 0-4 de la pasada temporada dejó también una alineación sorpresa de Ancelotti con Modric en la punta de ataque. El experimento fue fallido y el italiano descarta repetir la fórmula. «En el fútbol está claro que está todo inventado desde hace mucho tiempo. El año pasado yo quise inventar algo y me dieron un palo», bromeó el míster, que sabe que esta temporada podrá contar en esa posición con un Karim Benzema al que esta semana ha visto «mucho mejor».

El francés será la punta de lanza en un equipo en el que Courtois seguirá fuera por sus problemas físicos. «Está bastante bien, pero ha entrenado poco y está descartado. Vamos a ver para el domingo siguiente si puede jugar», aseguró Ancelotti. El belga será la gran ausencia después de que Rüdiger, un «guerrero» para Ancelotti, haya entrado en la convocatoria y esté disponible para ser uno de los futbolistas encargados de frenar a los Lewandowski, Dembélé y compañía.

Poco dado a dejar titulares, su respuesta más jugosa se produjo a la pregunta sobre el modelo del Barça: «La historia del Barcelona habla claro. Han seguido y siguen un estilo que les gusta. Le gusta a la afición, le gusta al club... y con todo el respeto por esto no digo que no sea correcto. Es una idea de fútbol que les ha dado éxitos. Otros clubes son distintos. Yo personalmente pienso que tener un solo estilo no es lo más indicado porque a veces los jugadores cambian y para mí lo más importante es tener al jugador cómodo con el estilo que juega».