Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 2 de marzo
Los jugadores del Atlético celebran el definitivo 3-1 de Correa ante el Valencia. AFP
El Atlético también se abona a las remontadas
Análisis

El Atlético también se abona a las remontadas

El líder de la Liga sigue imparable, a ritmo de cien puntos, y añade a su amplio repertorio de cualidades la de haber levantado dos resultados adversos frente a Eibar y Valencia

Lunes, 25 de enero 2021, 12:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pocos apartados futbolísticos se escapan al dominio aplastante del Atlético de Madrid en esta Liga 2020-21 que ya camina sobre su ecuador. El líder de Primera sigue a ritmo de cien puntos, pues acumula 47 en 18 jornadas disputadas, cuando aún debe recuperar el duelo ante el Levante en el Ciudad de Valencia de la segunda jornada y el encuentro ante el Athletic en el Metropolitano suspendido debido al temporal de nieve provocado en Madrid por la borrasca Filomena hace unas semanas.

En el vestuario comandado por Simeone cuentan ahora mismo con el Pichichi de la Liga, ese mismo Luis Suárez que salió el pasado verano del Barça como un jugador señalado y cercano a la decadencia deportiva y al que ahora mismo solo iguala el sevillista Youssef En-Nesyri al frente de la tabla de máximos realizadores, con 12 dianas, las mismas que firmó Álvaro Morata en toda la Liga 2019-20. Más habitual resulta que el Zamora vista de rojiblanco. Jan Oblak es de largo el mejor portero de Primera a tenor de los goles encajados, con solo 8 dianas recibidas en 18 partidos disputados, otro registro a ritmo de récord.

Más allá de los premios individuales, el Atlético lidera en victorias, en menos derrotas y en fiabilidad defensiva. Es además el segundo equipo más goleador, con 36 tantos a favor, solo por detrás del Barça, que suma 39. Esta campaña, ha ganado duelos en los que ha dado ese paso al frente que se le pedía en cuanto a fútbol ofensivo, aunque también otros en los que ha exhibido rigor táctico y pegada a la hora de la verdad.

Hasta ahora solo le faltaba abonarse a las remontadas, aunque bien es verdad que ni siquiera le había hecho falta. Solo en el derbi ante el Real Madrid en el Di Stéfano había estado por detrás en el marcador, sin que pudiese evitar la única derrota liguera del curso. Ya frente al Eibar en Ipurua el Atlético desbloqueó este reto de dar la vuelta a un resultado provisional adverso, pero a tenor de lo hecho contra el Valencia en el Metropolitano parece incluso haberle cogido el gusto a eso del más difícil todavía.

El equipo de Simeone reaccionó con contundencia al golazo inicial del serbio Uros Racic, y a diferencia de lo ocurrido en territorio armero, esta vez no le hizo falta apelar a la épica en los últimos minutos del duelo, pues a falta de más de un cuarto de hora para el final gozaba de una cómoda ventaja de dos goles después del 3-1 de Correa tras la ya clásica arrancada de Marcos Llorente por el perfil derecho del ataque rojiblanco.

Además de un gol más en la cuenta del pistolero Suárez, el partido también dejó otra buena noticia individual para el Atlético con el reencuentro realizador de Joao Félix, que volvía al once inicial tras unas semanas condenado al banquillo y perforó la red rival casi dos meses después para materializar el empate a uno. Con una solvente renta de siete y diez puntos sobre Real Madrid y Barça, que podrían ser diez y trece, respectivamente, una vez recuperado el partido de desventaja que aún tiene, la recuperación de la mejor versión del portugués, esa que ya mostró entre finales de octubre y principios de noviembre, sería la excelencia deportiva para un equipo que por ahora compite contra sí mismo y contra los récords.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios