Borrar
David Alaba trata de despejar un balón ante la presión de Fekir. ep
Alaba ya ejerce de mariscal de campo blanco
Análisis

Alaba ya ejerce de mariscal de campo blanco

El austriaco mostró sus credenciales como central en el Villamarín, donde tras dos partidos actuando en el lateral izquierdo asumió el puesto en el eje de la zaga vacante por los problemas musculares de Nacho

Domingo, 29 de agosto 2021, 15:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

David Alaba llegó al Real Madrid como una oportunidad única de mercado. El defensa austriaco acababa contrato con el Bayern de Múnich y a pesar de que en el momento en el que se cerró su incorporación todavía no se sabía a ciencia cierta si Sergio Ramos y Varane continuarían en Chamartín, era una ocasión demasiado golosa.

De él se conocían varias virtudes: polivalencia, buena salida de balón, un gran golpeo de zurda y también el liderazgo necesario para un club de la exigencia del Madrid, fruto de una edad en la que ha llegado a su máximo nivel.

Lo de la versatilidad y la buena pierna izquierda quedó claro en las dos primeras jornadas, en las que Alaba ejerció de lateral izquierdo por las lesiones de Ferland Mendy y Marcelo, los dos futbolistas específicos para esa posición de la plantilla blanca. Quedaba por comprobar aquello de la jerarquía y la ocasión se presentó pintiparada ante los problemas musculares de Nacho.

Con Militao y Alaba como pareja de centrales de estreno, Ancelotti tenía claro por donde pasaba su idea básica para llevarse los tres puntos de la exigente visita al Betis en el Villamarín: portería a cero e intensidad defensiva y en la presión. Así lo había reclamado tras el empate a tres contra el Levante en el Ciutat de València y así ayuda a que fuera Alaba, que tiró hacia arriba de la línea defensiva blanca y ejerció de mariscal de campo madridista.

Tras la victoria por la mínima en feudo verdiblanco, un triunfo alejado de la brillantez pero sólido al fin, el técnico italiano reconoció que donde verdaderamente ve al futbolista austriaco es como central. «Puede pasar que no estés fino con el balón pero la intensidad tiene que estar. Alaba ha estado muy bien para mí, con la línea alta», valoró el preparador transalpino, en una clara muestra de su convencimiento con el papel del por ahora único fichaje del Madrid en este mercado veraniego, más allá de los regresos tras cesión.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios