Papu Gómez, en acción ante Juric y Ristovski. / Julio Muñoz (efe)

Playoff de dieciseisavos

El Sevilla reacciona con fútbol y pegada camino de octavos

El equipo de Lopetegui destroza en solo dos minutos al Dinamo de Zagreb con sus rápidas transiciones y su efectividad

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

El Sevilla reaccionó con fútbol y pegada camino de los octavos de final en su competición predilecta, cuya final se disputará en el Sánchez Pizjuán dentro de tres meses. Después del empate logrado por el Dinamo en una llegada aislada de los croatas, el equipo de Julen Lopetegui destrozó a su rival con sus rápidas transiciones y su efectividad y en solo dos minutos se puso con dos goles de ventaja al filo del descanso. Tras una demostración de control, fue una exhibición sevillista de coraje, juego y talento en ataque para poner tierra de por medio de cara a una segunda parte en la que el segundo clasificado de la Liga se llevó otro susto importante.

Sin embargo, en esa clarísima ocasión en el minuto 53 fue Bono quien se convirtió en héroe con una doble parada, la primera de ellas tras un cabezazo casi a bocajarro que hizo corear su nombre a una afición que disfrutó con el juego de su equipo, muy superior al Dinamo de Zagreb. También fue aclamado Jesús Navas en su reaparición, después de tres meses y medio de baja, para sustituir al ovacionado Lucas Ocampos, otra vez decisivo para el Sevilla.

Tras sus graves tropiezos en la Champions y algún traspié en la Liga, el Sevilla, pese a sus despistes defensivos ante el campeón croata, quiso demostrar desde la primera eliminatoria directa de la Europa League que tiene un gran aliado en el Pizjuán, donde se jugó a lo que quiso el equipo de Lopetegui. Cuando fue preciso dominar y llevar la iniciativa, maniató al Dinamo, y cuando se vio obligado a responder en el marcador lo hizo con una velocidad eléctrica, encumbrado por los goles de Ocampos y Martial.

3 Sevilla

Bono, Koundé, Diego Carlos, Rekik (Gudelj, min. 50), Acuña, Rakitic, Fernando (Óliver Torres, min. 61), Papu Gómez, Ocampos (Jesús Navas, min. 85), Martial (En-Nesyri, min. 61)y Munir (Delaney, min. 61).

1 Dinamo de Zagreb

Livakovic, Catherine (Lauritsen, min. 46), Sutalo, Franjic, Ristovski (Moharrami, min. 77), Gojak, Ademi, Bockaj (Stefulj, min. 70), Juric (Emreli, min. 58), Petkovic (Spikic, min. 77) y Orsic.

  • Goles: 1-0: min. 13, Rakitic, de penalti. 1-1: min. 41, Orsic. 2-1: min. 44, Ocampos. 3-1: min. 45+1, Martial.

  • Árbitro: Marco Guida (Italia). Tarjetas amarillas a Livakovic, Petkovic, Acuña y Ristovski.

  • Incidencias: Partido de ida de dieciseisavos de final de la Europa League, disputado en el Sánchez Pizjuán. 28.372 espectadores.

Fue sin embargo otro argentino que también aporta muchísimo al Sevilla quien provocó que el equipo se adelantase pronto, gracias a una zancadilla del portero visitante. Rakitic, tras su fallo ante Osasuna en el descuento, no perdonó esta vez para despejar un camino que se vio frenado, aunque durante muy poco tiempo, por un Dinamo que sufrió muchísimo ante las embestidas locales a la contra.

El Sevilla corrió y jugó muy bien en la primera parte desde el penalti que le dio alas, aunque cuando más dominaba, se encontró con un inesperado empate tras un grave error de Diego Carlos en un salto. La igualada enrabietó entonces al Sevilla, que tras la fulgurante remontada supo cómo jugarle al Dinamo en una segunda parte en la que alteró vértigo con pausa, que era lo que necesitaba el encuentro después de haber puesto un pie y medio en la siguiente eliminatoria, aunque ya ha confirmado su condición de gran favorito ante un Dinamo anulado en un campo que da alas al seis veces campeón de la Europa League.