Los jugadores del Eintracht levantan el trofeo de la Liga Europa. / Javier Soriano (Afp)

Final

Santos Borré encumbra al Eintracht en el Sánchez Pizjuán

El colombiano, autor del tanto del empate y del gol decisivo en la tanda de penaltis, se convierte en el gran artífice junto a Trapp del segundo título continental para el club germano

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Cuarenta y dos años después de derrotar al Borussia Mönchengladbach en la final de la Copa de la UEFA, el Eintracht de Fráncfort sumó el segundo título continental de su historia. El conjunto germano batió al Rangers en la tanda de penaltis que decantó en su favor un disputadísimo enfrentamiento en el Ramón Sánchez Pizjuán y levantó en Nervión un trofeo de la Liga Europa que otorga al cuadro de Olivier Glasner el ambicionado pasaporte directo a la fase de grupos de la próxima edición de la Champions, dejando con la miel en los labios al cuadro protestante y unionista británico.

El colombiano Santos Borré, autor del tanto del empate y también del lanzamiento decisivo desde los once metros, impidió que la escuadra de Gio van Bronckhorst, a la que condenaron los temblores en el momento de la verdad de un Ramsey de capa caída, completase con éxito la epopeya que ha vuelto a poner de moda su nombre dentro del fútbol europeo cuando se cumple una década del comienzo de la larga travesía por el desierto que inició con su descenso administrativo a la cuarta división escocesa.

El periplo del conjunto británico en la competición había sido un auténtico cuento de hadas cuyo prólogo escribió, todavía a la vera de Steven Gerrard, superando el play-off contra el Alashkert para alcanzar la fase de grupos y que tuvo su prolongación con capítulos de extraordinaria brillantez desarrollados frente a dos adversarios de tronío como Borussia Dortmund y Leipzig, ya con Van Bronckhorst a los mandos.

1 Eintracht

Trapp, Tuta (Hasebe, min. 59), Touré, N'Dicka (Lenz, min. 101), Knauff, Sow (Hrustic, min. 106), Rode (Jakic, min. 89), Kostic, Lindstrom (Hauge, min. 70), Kamada y Santos Borré.

1 Rangers

McGregor, Tavernier, Goldson, Bassey, Barisic (Roofe, min. 117), Kent, Jack (Davis, min. 74), Lundstrom, Kamara (Arfield, min. 91), Wright (Sakala, min. 74; Ramsey, min. 117) y Aribo (Sands, min. 101).

  • Goles: 0-1: min. 57, Aribo. 1-1: min. 69, Santos Borré.

  • Penaltis: 0-1: Tavernier. 1-1: Lenz. 1-2: Davis. 2-2: Hrustic. 2-3: Arfield. 3-3: Kamada. 3-3: Ramsey, falla. 4-3: Kostic. 4-4: Roofe. 5-4: Santos Borré.

  • Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Amonestó a Aribo y Wright.

  • Incidencias: Final de la Europa League, disputada en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 40.000 espectadores.

El neerlandés, viejo conocido de la parroquia española a causa de su paso por el Barça en su etapa de lateral correoso, planteó una férrea batalla táctica a Glasner, otro producto de la fructífera factoría Red Bull. A la 'blitzkrieg' de la escuadra teutona, el equipo 'light blue' replicó con pausa, aplomo y físico en una riña en la que pesó la presión y primó el respeto mutuo, en contraste con la deplorable batalla campal entre ultras alemanes y escoceses que marcó las horas previas.

Blandura en las áreas

El volcánico ambiente de las hinchadas se enfriaba a ras de césped, con un Eintracht más punzante, aunque blando en las áreas. De esa falta de contundencia sacó provecho el Rangers. Un mal despeje de Sow y un resbalón de Tuta abrieron la pradera para que Aribo desnivelase el marcador batiendo a Trapp con un zurdazo raso.

Pese a la ventaja, los nervios también atenazaban a la retaguardia escocesa. Un error en la salida del cuadro de Van Bronckhorst permitió a Rode dejar a Kamada mano a mano con McGregor, pero el japonés no precisó su vaselina. Las 'Aguilas' se resarcieron enseguida aprovechando la viveza de Santos Borré para meterse entre los tibios centrales y embocar un centro de Kostic desde la izquierda. Justo premio para el arrojo del sudamericano, que no llegó a debutar en partido oficial con el Atlético pese a la apuesta que el club colchonero hizo por él en 2015 y también pasó sin gloria por el Villarreal, donde militó una campaña a préstamo, pero que fue el héroe junto a Trapp de la final celebrada en tierras andaluzas.

El intercambio de golpes quitó los grilletes al litigio. En ese correcalles estuvo a punto de pescar Kostic con un disparo cruzado que se marchó por un palmo. Tuvo también sus opciones del Rangers. Pero Glasner y Van Bronckhorst optaron por plegar velas para jugársela en una prórroga en la que Trapp abortó un gol cantado de Roofe y fiarlo luego todo a la tanda de penaltis, afortunada para el Eintracht y desgraciada para el Rangers.