Brais Méndez supera a De Gea, de penalti. / REUTERS

Grupo E | Jornada 1

La Real hace historia en Old Trafford

El conjuntxo txuri-urdin asalta Mánchester con un gol de Brais desde el punto de penalti y se vuelve con tres puntos capitales para ser primero de grupo

JON AGIRRE

A la tercera va la vencida, dice el refrán, y la Real se vuelve de Manchester haciendo bueno el dicho tras asaltar Old Trafford, con tres puntos importantísimos y mostrando muy buena imagen ante el coco del grupo. Frases que da gusto leer y escribir. Decidió una pena máxima transformada por Brais Méndez en la segunda mitad y también el enorme despliegue táctico y defensivo de los guipuzcanos que minimizaron a un histórico venido a menos y en el que Cristiano Ronaldo es a día de hoy la sombra de lo que fue.

El Manchester United salió con todo y no ha especulado. Con Cristiano Ronaldo en punta ha hecho gala de un juego vertical y poco a poco se hizo con el balón. Es verdad que el primer disparo, en la cuenta del astro portugués, no llegó lhasta la segunda parte, pero en el camino quedaron dos buenos sustos que evitaron sobre la bocina Gorosabel y Pacheco. Ahí queda el partido del central de Elizondo. Sólido, con acierto en el pase y sin amilanarse ante jugadores de primer nivel.

0 Manchester United

De Gea; Dalot (Lisandro, min. 46), Maguire, Lindelof, Malacia (McNeill, min. 83); Eriksen (Bruno Fernandes, min. 46), Casemiro, Fred; Antony (Sancho, min. 70), Ronaldo y Elanga (Garnacho, min. 70).

1 Real Sociedad

Remiro; Gorosabel (Sola, min. 83), Aritz, Pacheco, Muñoz; Zubimendi, Merino, Silva (Cho, min. 64), Brais (Turrientes, min. 83); Kubo (Barrenetxea, min. 77) y Sadiq (Sorloth, min. 46).

  • Gol: 0-1, min. 58: Brais Méndez, de penalti.

  • Árbitro: Marco di Bello (Italia). Amonestó a Fred, Silva y Muñoz.

  • Incidencias: 60.000 aficionados en Old Trafford. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de la reina Isabel II.

El gol de Brais, desde los once metros, tuvo lugar quizá en los mejores minutos del equipo local. El gallego, con sangre fría, transformó el penalti ajustándolo al palo izquierdo de De Gea, que poco pudo hacer. A partir de ahí, la Real Sociedad fue a más e incluso por momentos dominó el balón. Pudo combinar en camporival, juntando a sus jugadores habilidosos para dejar que el tiempo corriera.

Eso sí, también hubo momentos de sufrimiento. El conjunto txuri-urdin se ha abonado de nuevo al 0-1 y en los minutos finales sufrió. No porque el Manchester United haya desplegado un juego apabullantes, sino por lo corto del resultado. Por suerte, no ha hubo que lamentar la falta de puntería y la Real pudo volver a Donostia con los tres puntos. Una vitoria que puede ser de importancia capital de cara a ser primero de grupo. Queda muchísimo, sí, pero soñar es libre. Más habiendo ganado en el Teatro de los Sueños.