El trofeo de la Liga de Campeones presidió el sorteo. / sedat suna / efe

Sorteo

La suerte sonríe a Madrid y Atlético y esquiva a Barça y Sevilla

El campeón tendrá un camino asequible contra Leipzig, Shakhtar y Celtic, con los azulgranas jugándosela ante Bayern, Inter y Viktoria Plzen

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Fortuna muy dispar entre los equipos españoles en la Liga de Campeones 2022-23. Las manos inocentes de Hamit Altintop y Yaya Touré, exjugadores de Real Madrid y Barça, respectivamente, dieron suerte al Madrid y el Atlético, que respiran tranquilos, dentro de lo que cabe en la máxima competición continental, con un trayecto asequible hacia los octavos de final.

Por contra, tras el sorteo celebrado en el suntuoso Haliç Congress Center, situado a orillas del estrecho del Bósforo que tanto caracteriza a la ciudad de Estambul, Barcelona y Sevilla habrán de sudar si pretenden alcanzar la fase eliminatoria y no caer a las primeras de cambio, como ocurrió la pasada temporada.

El campeón estará encuadrado en el grupo F, con el Leipzig alemán como rival más duro. Se trata de un adversario de reciente cuño al que nunca se ha enfrentado pero que mantiene el bloque con el que concluyó cuarto en la última Bundesliga. El delantero francés Christopher Nkunku es su gran amenaza ofensiva, con la presencia del español Dani Olmo en su plantilla y el regreso de Timo Werner al lugar donde deslumbró.

Volverá a coincidir por tercera temporada consecutiva con el Shakhtar, aunque esta vez el campeón ucraniano tendrá poco que ver con el equipo peligroso de otros años. La guerra en Ucrania ha dejado sin sus características estrellas brasileñas al conjunto naranja, que además disputará la competición en el exilio polaco, por lo que era el conjunto más asequible del bombo 3. El Celtic de Glasgow, campeón de Escocia, completará el grupo amparado por el excepcional ambiente de Celtic Park aunque sin argumentos deportivos para ser un adversario verdaderamente temible a domicilio.

El Barça repetirá con el Bayern como rival en su grupo. El sempiterno dominador de la Bundesliga ha sido una pesadilla azulgrana en la historia reciente y el 2-8 de Lisboa sigue escociendo en el Camp Nou, pero ahora la revancha cuenta con Robert Lewandowski de azulgrana como principal argumento. El polaco pondrá el morbo con su regreso a Múnich, donde Mané ya ejerce como sustituto.

Amenaza 'nerazzurra'

No serán los únicos grandes de Europa en un grupo C de la muerte, pues a bávaros y catalanes les acompaña el Inter de Milán, auténtica bestia negra del bombo 3, reforzado por el retorno de Romelu Lukaku al Giuseppe Meazza. Choque de trenes con dos plazas en juego y tres contendientes del más alto nivel tratando de evitar un catastrófico KO tempranero, que la inversión azulgrana tras las palancas obliga a evitar por lo civil o por lo criminal.

El Viktoria Plzen checo será la cenicienta ante los gigantes, disfrutará de un cartel de excepción y aspirará a ejercer de animador en una colosal pelea que obligará al Barça a un desgaste importante dado lo apretado del calendario, con seis jornadas en ocho semanas.

El Atlético también vivirá un 'déjà vu' con el Oporto, adversario en su durísimo grupo del pasado curso junto al Liverpool y el Milan y ante el que logró un sufrido pase a octavos en Do Dragao. Se medirán los rojiblancos también al Bayer Leverkusen, con el que se han enfrentado hasta ocho veces desde 2010, y al Brujas, un clásico de la competición con escasas opciones de superar la fase de grupos.

Por su parte, el Sevilla tendrá enfrente a un coco, el Manchester City de Guardiola, reforzado por la intimidante presencia del noruego Haaland, que ya ejerció de verdugo sevillista en octavos de la 2020-21 como jugador del Borussia Dortmund. Precisamente el subcampeón alemán, con Adeyemi pero sin Haller mientras se recupera de un tumor testicular, será el tercero en discordia y el contrincante con el que el equipo de Lopetegui ha de jugarse el pase, pues el Copenhague parte un escalón por debajo del resto.

Benzema y Alexia, los mejores

El fútbol español copó los premios individuales de la UEFA al reconocer el máximo organismo del fútbol europeo como mejores jugadores de la temporada 2021-22 a Karim Benzema y Alexia Putellas. El delantero francés y la centrocampista española fueron los máximos goleadores de la Champions y mientras el galo fue el líder de un Real Madrid campeón la catalana comandó al Barça, derrotado en la final por el Olympique de Lyon.

La heroica Decimocuarta del Madrid tuvo también el reconocimiento de Carlo Ancelotti como mejor entrenador. El italiano se convirtió el pasado curso en el primer técnico en conquistar cuatro títulos de la Liga de Campeones, así como en hacerse desde el banquillo con los trofeos de las cinco grandes ligas europeas -Liga, Premier League, Serie A, Bundesliga y Ligue 1-, dos hitos que merecían sobradamente el galardón de la UEFA.

También fue reconocida una figura de leyenda como Arrigo Sacchi, que recibió el premio Presidente de la UEFA de manos de Aleksander Ceferin. El italiano fue así homenajeado por su contribución al fútbol, en especial durante su etapa como entrenador del mítico Milan que conquistó la Copa de Europa en 1989 y 1990, de la mano de jugadores como Maldini, Baresi, Gullit, Rijkaard o Van Basten.