Los jugadores del Real Madrid celebran la Champions conquistada ante el Liverpool en París. / Paul Ellis (Afp)

Ruta a Estambul

Todos contra el rey de Europa

Manchester City, Bayern, Liverpool, PSG y Barça parten como los principales candidatos a destronar al Real Madrid en una Champions que vuelve a escena el martes

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Tres meses y seis días después de que el Real Madrid alzase la Decimocuarta en París al término de una final vibrante en la que el fútbol se sobrepuso al caos organizativo vivido en la capital francesa, la Liga de Campeones levantará este martes el telón de una nueva edición trepidante en la que las superpotencias del continente, reforzadas a golpe de talonario, aspiran a destronar al rey de Europa. Manchester City, Bayern de Múnich, Liverpool y PSG, sin olvidar al renacido Barça impulsado por las palancas y a un Atlético que no ceja en su empeño de levantar un título que se le resiste, pese a haberlo rozado con la yema de los dedos hasta en tres ocasiones, se perfilan como las principales amenazas para un equipo que el curso pasado se coronó después de protagonizar una epopeya que alimentó aún más la leyenda de su espíritu indomable.

Galvanizado todavía por el recuerdo de aquellas épicas remontadas que pergeñaron la Champions más mágica de la historia, el campeón, que ha empezado el curso como un tiro, iniciará el martes la defensa de su cetro midiéndose en Glasgow al Celtic en el primer choque de un grupo aparentemente desprovisto de minas donde el principal escollo lo representa el atrevido aunque permisivo Leipzig y en el que un Shakhtar muy debilitado por la guerra en Ucrania enarbolará la bandera del orgullo para tratar de escapar a la consideración de teórico convidado de piedra.

Con semejante competencia, el Real Madrid está obligado a ejercer un dominio casi tiránico en la primera fase que refuerce su condición de rival a batir y eleve la capacidad de intimidación de una escuadra a la que los fichajes acometidos en las dos últimas campañas han situado en la vanguardia de un fútbol cada vez más dependiente del poderío físico.

La senda teóricamente llana que aguarda al Real Madrid contrasta con el escarpado terreno que tendrá que recorrer el Barça como consecuencia de un sorteo que le citó, de entrada, con el Bayern y el Inter. La envergadura del desafío que representa medirse al coloso alemán y al siempre espinoso cuadro lombardo compromete al equipo de Xavi, que no se puede dar el lujo de fallar el miércoles frente al Viktoria Pilsen en un Camp Nou deseoso de volver a disfrutar de grandes noches europeas, después del valle de lágrimas experimentado la campaña anterior.

Ahora, con Robert Lewandowski como buque insignia, los azulgranas tienen licencia para soñar con la 'orejona', que no besan desde 2015, entonces con Messi como referente y Xavi todavía en la sala de máquinas. El delantero polaco alimentará el morbo en el doble duelo con el campeón teutón que, tras su eliminación el curso anterior a manos del Villarreal en cuartos, espera volver por sus fueros tras incorporar sus filas a estrellas del calibre de Matthijs de Ligt, Ryan Gravenberch o Sadio Mané, pese a que su titubeante arranque en la Bundesliga arroja dudas.

Mejor parado de la lotería salió un Atlético que iniciará su nuevo asalto a la Champions retando el miércoles en el Metropolitano a un viejo conocido como el Oporto. Mismo escenario y mismo rival contra el que las huestes de Simeone abordaban, doce meses atrás, un viaje que concluyó en abril, cuando el Manchester City tumbó a los rojiblancos en una disputada eliminatoria de cuartos de final que dejó rencillas pendientes con los 'sky blues' a cuenta de aquellas declaraciones de Pep Guardiola aludiendo a la «prehistoria» para afear el planteamiento colchonero.

Los dragones son, a priori, el rival más ulceroso al que habrá de hacer frente en la fase de grupos un equipo que ha ganado colmillo con el regreso de Morata y espera crecer con la mejor versión de Joao Félix, pero que no se deberá descuidar tampoco con un Bayer Leverkusen que, pese a la lesión del descollante Florian Wirtz y su flojo comienzo de temporada en Alemania, dispone de mimbres suficientes para poner en un brete a la tropa del Cholo, ni con un Brujas que tampoco es una perita en dulce.

Envenenado se presenta el estreno para un Sevilla en llamas. El pésimo arranque liguero ha situado a Julen Lopetegui entre la espada y la pared. El Sánchez Pizjuán pide sangre por los malos resultados y en esa delicada tesitura aterrizará el martes en Nervión un Manchester City demoledor. Con el fichaje de Erling Haaland, Pep Guardiola tiene por fin al ansiado depredador del área que debe impulsar a los mancunianos hasta la cima del continente. El cuadro celeste cuenta con un arsenal ofensivo casi infinito que le convierte, con permiso del Real Madrid, en el candidato más sólido y en un adversario formidable para un Sevilla destinado a jugarse con el Borussia Dortmund la segunda plaza de un grupo en el que el Copenhague parte como comparsa.

Más allá de los cuatro grupos de los equipos españoles, muchas miradas se centrarán en la enésima intentona del PSG por romper el techo del subcampeonato que alcanzó en 2020 el cuadro parisino, cuyo tridente de campanillas abrirá los fastos recibiendo el martes a la Juventus en el Parque de los Príncipes. O en el propósito de desquite del Liverpool, que tras sucumbir frente al Real Madrid en la Ciudad de la Luz, afronta una exigente primera fase con dos buenos espadas como Nápoles y Ajax, además del regreso a la máxima competición continental del histórico Glasgow Rangers, que pondrá a prueba el alcance de sus expectativas, tras un grisáceo descorche del curso en la Premier.

Calendario de los españoles en la fase de grupos:

Jornada 1 (6/7 septiembre)

Celtic-Real Madrid

Sevilla-Manchester City

Barcelona-Viktoria Plzen

Atlético-Oporto

Jornada 2 (13/14 septiembre)

Bayern-Barcelona

Bayer Leverkusen-Atlético

Real Madrid-Leipzig

Copenhague-Sevilla

Jornada 3 (4/5 octubre)

Inter-Barcelona

Brujas-Atlético

Real Madrid-Shakhtar

Sevilla-Borussia Dortmund

Jornada 4 (11/12 octubre)

Shakhtar-Real Madrid

Borussia Dortmund-Sevilla

Barcelona-Inter

Atlético-Brujas

Jornada 5 (25/26 octubre)

Leipzig-Real Madrid

Sevilla-Copenhague

Barcelona-Bayern

Atlético-Bayer Leverkusen

Jornada 6 (1/2 noviembre)

Viktoria Plzen-Barcelona

Oporto-Atlético

Real Madrid-Celtic

Manchester City-Sevilla