Borrar
El Barça revive su pesadilla en Champions
Cuartos | Vuelta

El Barça revive su pesadilla en Champions

Un doblete de Mbappé lidera la remontada del PSG en un partido marcado por la tempranera expulsión de Araujo y por la superioridad del equipo de Luis Enrique

Daniel Panero

Martes, 16 de abril 2024, 22:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La redención del Barça en Europa tendrá que esperar. El conjunto que dirige Xavi Hernández no pudo hacer valer el 2-3 de la ida en el Parque de los Príncipes y cayó este martes ante el PSG por 1-4 en el Lluis Companys, en un partido en el que se vio superado por el ritmo trepidante de su rival. La tempranera expulsión de Araujo a la media hora y los goles de Dembélé, Vitinha y Mbappé, en dos ocasiones, sepultaron la fe azulgrana y condenaron a los culés a un nuevo revés en Champions.

Un vendaval. Eso fue el PSG en el Lluis Companys. El conjunto de Luis Enrique salió con la lección aprendida y sorprendió a los azulgranas en un inicio en el que parecía tener la eliminatoria de cuartos bajo control. Los franceses asfixiaron a los jugadores del Barcelona y hasta contuvieron los balones largos a Lewandowski. Todo era idílico para ellos, todo salvo la rebeldía de un muchacho que no conoce los fantasmas de los azulgranas. Y es que Lamine Yamal tenía 10 años cuando su equipo cayó en Roma, 11 cuando lo hizo en Liverpool, y esa falta de miedos es la que llevó a encarar a Nuno Mendes como si estuviera en el patio de su casa. Dejó atrás a su par y regaló el gol a Raphinha para hacer estallar a unos aficionados que se las prometían muy felices.

Fue el único destello azulgrana antes de vivir una pesadilla constante. El PSG fue superior y además tuvo el añadido en el primer acto de Barcola, un jugador que fue suplente en la ida y que volvió loco a Koundé. El ex del Sevilla no supo frenarlo y Araujo salió en su auxilio en una jugada que acabó con el uruguayo viendo la roja al ser el último hombre. Ya con diez y con Lamine Yamal en el banquillo, aparecieron los fantasmas. El PSG certificó su dominio en un balón que recorrió el área pequeña y que introdujo, entre silbidos, Dembélé. Fue el premio a un equipo que pudo hacer más daño antes del descanso si Ter Stegen no hubiera aparecido para salvar los muebles.

Barcelona

Ter Stegen, Koundé, Araujo, Cubarsí, Cancelo (Joao Félix, min. 82), De Jong (Fermín López, min. 83), Gündogan, Pedri (Ferran Torres, min. 61), Lamine Yamal (Iñigo Martínez, min. 34), Lewandowski y Raphinha.

1

-

4

PSG

Donarumma, Achraf, Marquinhos, Lucas Hernández, Nuno Mendes, Vitinha, Fabián Ruiz (Asensio, min. 77), Zaire-Emery (Ugarte, min. 80), Dembélé (Kolo Muani, min. 88), Mbappé y Barcola (Kang In Lee, min. 77).

  • Goles: 1-0: min. 12, Raphinha. 1-1: min. 40, Dembélé. 1-2: min. 54, Vitinha. 1-3: min. 61, Mbappé, de penalti. 1-4: min. 89, Mbappé.

  • Árbitro: István Kovács (Rumanía). Amonestó a Mbappé, Iñigo Martínez, Fabián Ruiz, Lewandowski, Marquinhos, Donnarumma, Raphinha y Fermín López; y expulsó a Araujo y Xavi Hernández.

  • Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Lluis Companys ante 50.309 espectadores.

Tras la reanudación la mesa estaba servida para el PSG. El Barça cedió metros y los de Luis Enrique exhibieron todos los recursos que tienen en ataque. Avisaron Achraf y Fabián Ruiz y finalmente llegó la tormenta. Vitinha, muy acertado, empató la eliminatoria con un disparo desde la frontal y ya en plena marejada Cancelo cometió un penalti inocente sobre Dembélé. Mbappé, que esperaba su oportunidad, no perdonó desde los once metros para poner todavía más tierra sobre la tumba de un Barcelona que tenía media hora por delante para hacer un milagro.

Xavi, que vio la roja por protestar, trató de reaccionar dando entrada a Ferran Torres, Fermín López y Joao Félix, pero no era el día. Y eso que su equipo sacó arrestos y se vino arriba en la recta final, pero no fue suficiente. Gündogan, Lewandowski y Raphinha probaron fortuna sin éxito y la puntilla llegó en los instantes finales con un contragolpe que, tras dos rebotes, culminó Mbappé. El Barça tuvo la eliminatoria en la mano, pero pagó muy cara la expulsión de Araujo y no supo contrarrestar el vendaval de un PSG letal. La redención europea de los culés tendrá que esperar, al menos, un año más.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios