Carlo Ancelotti, durante la rueda de prensa. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

Cuartos | Vuelta

Ancelotti: «Estoy muy feliz de ser dependiente de Benzema»

El técnico del Real Madrid considera que el lionés es «la representación perfecta de lo que tiene que ser un delantero centro en el fútbol moderno»

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

A Carlo Ancelotti no le molesta para nada que se diga que el Real Madrid tiene 'Benzemadependencia'. Es más, lo asume con el orgullo natural de saber que tiene a sus órdenes a un futbolista de época. «La temporada dice que hay dos delanteros que han destacado mucho, Vinicius y Benzema. En el pasado tuvimos a Cristiano, a Bale... Decir que tenemos dependencia de Benzema es la verdad, no hay que ocultarlo. Estoy muy feliz de ser dependiente de Benzema», proclamó un día antes de que los blancos reciban al Chelsea en la vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones.

El conjunto de Chamartín afronta el desafío con el cruce bien encarrilado tras el 1-3 de la ida gracias al 'hat-trick' que anotó en Stamford Bridge un ariete al que Ancelotti describió como «la representación perfecta de lo que tiene que ser un delantero centro en el fútbol moderno». Pero el experimentado técnico de Reggiolo no se fía un pelo de los 'blues'. «Todo el mundo sabe que va ser un partido difícil, como siempre son unos cuartos de final de Champions. Tenemos que jugar un partido completo, sabiendo que habrá que sufrir, luchar y competir durante los 90 minutos. Tenemos que plantear el mismo partido que en la ida, teniendo en cuenta que esperamos un rival que va a sacar lo mejor para intentar ganar la eliminatoria», manifestó.

Ancelotti no teme que la renta con la que el Real Madrid regresó de Londres provoque una relajación de sus futbolistas. «La suerte que tengo es que la plantilla conoce muy bien este tipo de partidos. Estoy seguro de que no saldremos al partido relajados. El estado de ánimo es el de una plantilla feliz de jugar este partido porque es una posibilidad grande de llegar a una semifinal de la Champions. El Chelsea es un rival muy fuerte y le tenemos respeto», aseveró.

Desde que la temporada levantase el telón, Ancelotti viene repitiendo que ve al Real Madrid capaz de competir con cualquiera en la Champions, pero el transalpino es remiso a que se coloque a los blancos como favoritos por la dificultad que tiene el torneo rey del fútbol europeo. «Nadie puede decir que va a ganar la Champions porque es una competición muy complicada. Competir se puede competir, no todo el mundo puede hacerlo, pero lo dije a principio de temporada porque conozco muy bien a este equipo y sé las cualidades que se necesita para competir en esta competición. La experiencia y la personalidad de los jugadores es muy importante», acotó.

Futuro

Zorro viejo, el preparador del Real Madrid sabe que Thomas Tuchel juega al despiste cuando asegura que los 'blues' tienen escasas opciones de estar en semifinales tras el varapalo de la ida. «El Chelsea viene aquí para luchar e intentar pasar la eliminatoria. Sabe muy bien que es complicado, pero lo van a intentar porque esto es el espíritu del fútbol y el de los equipos grandes que nunca se rinden», remarcó.

Dejó claro que entre sus planes no está entrenar a la selección italiana, al menos por el momento. «A mí me gusta el día a día, no solo los partidos. Tenía un entrenador que decía que el trabajo de los entrenadores es el trabajo más bonito del mundo si no hubiera partidos. No es esto, pero el día a día… Hasta que no cambie mi chip no voy a entrenar a una selección porque no me gusta entrenar tres veces al año», explicó.

Expresó, una vez más, su satisfacción por haber regresado el pasado verano a Chamartín. «Con el Everton me encontré muy bien, trabajamos muy bien porque la relación con el club fue muy buena. Pero después llegó la llamada del Real Madrid y era realmente difícil decirle que no al Madrid. Era el único club que si me llamaba no le podía decir que no». ¿Se ha ganado el derecho a seguir la temporada que viene con lo que ha hecho hasta la fecha?, le interpelaron: «Ojalá que sí. No estoy pensando en esto. Mi contrato es muy largo. Si el club es feliz, yo sigo feliz. Si el club no es feliz, lo agradezco por el tiempo que he pasado aquí. Tengo confianza en que el final de temporada va a salir bien y en que podré seguir feliz», atajó.

Caseniro, durante su comparecencia. / Foto: Pierre-Philippe Marcou (Afp) | Vídeo: Atlas

«Cuando se pita a Bale se está pitando a la historia de este club»

Carlos Henrique Casemiro es un peso pesado dentro del vestuario del Real Madrid y, desde esa condición, llamó a capítulo a la afición del Santiago Bernabéu por la silbatina que recibió Gareth Bale cuando saltó al césped el pasado sábado contra el Getafe. «La pitada del otro día a Bale no me gusta porque es un jugador histórico de este club que ha hecho muchos goles importantes y cuando se pita a un jugador así se está pitando a la historia de este club», subrayó el mediocentro, que fue el encargado de hablar, antes de hacerlo Carlo Ancelotti, en la previa del choque ante el Chelsea.

Pese al 1-3 de la ida, Casemiro no las tiene todas consigo. «Seguro que será un partido muy difícil. Hicimos los mejores 90 minutos de la temporada el otro día, pero no nos podemos fiar de nada. Va a ser un partido muy difícil y complicado porque estamos hablando del campeón de la Champions y tenemos que darlo todo», advirtió.

Al brasileño no le extraña que se apunte ya a un doblete Liga-Champions porque sabe que la exigencia en Chamartín siempre es máxima. «Cuando se trata del Real Madrid siempre se habla de ganarlo todo. Si antes de empezar la temporada nos dicen que íbamos a estar doce puntos por delante del segundo en la Liga y en cuartos de la Champions ya firmábamos, pero queda lo más importante. Trabajamos para ganar los títulos», recalcó.

Las quinielas que se elaboraron a comienzos de temporada no situaban a los blancos entre los principales candidatos a levantar la 'orejona', pero ahora ya muchos les colocan como favoritos. «La clave de esto es el escudo. Este club vive de ganar partidos imposibles. Aunque la gente no lo crea, hasta el final, vamos Real. Nosotros creemos hasta el final y damos todo dentro del campo», explicó Casemiro, que entonó el mea culpa por la amarilla que vio ante el Getafe y que le hará perderse el duelo del domingo con el Sevilla. «Ha sido un fallo mío, sobre todo por la importancia del partido ante el Sevilla. Pero hay muchas veces que tienes que controlarte y es difícil hacerlo dentro del campo», explicó.

Elogió, por último, a Benzema. «Lo único que ha cambiado de Karim en los últimos años fueron los goles. Ha dado un paso adelante marcando goles increíbles. Pero a la hora de entender el juego y hablar con nosotros sigue igual. Lo vemos todos los días lo que hace en los entrenamientos. Es historia de este club y para nosotros es un honor tenerle durante tanto tiempo. Es un jugadorazo, el más importante para nosotros a día de hoy».