XXVII Tagoror - Clínic de árbitros

Ladislao se lo merece

16/04/2018

Ladislao Velasco y Vicente Díaz recibieron la insignia de oro del CTA-FIFLP. Víctor López, usuario del Centro de Día de Rehabilitación Psicosocial-Inserción, dió una lección magistral. Acudieron representantes de otras territoriales.

ETIQUETAS:

Lo tenían guardado con mucho sigilo. Ni tan siquiera los propios miembros de la junta de gobierno del Comité Técnico de Árbitros lo sabían. Se quería que fuera la sorpresa de la noche de la apertura de las jornadas de clausura del Clínic y lo consiguieron.

Muchas son las personas que conocen muy bien las bondades que emanan de Ladislao Velasco Martínez. Nadie puede poner reproches a su labor durante más de treinta años en el colectivo arbitral y eso no podía pasar de largo para Pedro Juan Díaz Batista. Solo la familia de homenajeado y, algunas personas que no dudaron ni un momento en sumarse a esta iniciativa, lo sabían.

También Victoriano Sánchez Arminio recibió un recuerdo de su paso por todos los clínics que se han celebrado y Vicente Díaz Rodríguez, el reconocimiento a su dilatada trayectoria en el fútbol sala. Faltaba el colofón de los reconocimientos y llegó de sopetón.

El presidente del Comité de Árbitros de Las Palmas, Pedro Juan Díaz Batista fue glosando la figura de Ladislao Velasco con imágenes inéditas de la vida del homenajeado antes de imponerle la insignia de oro del colectivo arbitral con el auditorio de Expo Meloneras puesto en pie ovacionando a Ladis, que estaba visiblemente emocionado, y para sorpresa suya y bien acompañado por su familia. Sus palabras fueron: «Quienes me conocen saben como soy. El arbitraje es mi vida».

La familia Pulido Santana, UD Las Palmas, Federación Interinsular de Fútbol y Comité Técnico de Árbitros de la RFEF se unieron a esta iniciativa.

Ladislao se lo merece
Charlas que dejaron huella

La salud. El vicerrector de la ULPGC, Antonio Ramos Gordillo, siempre que interviene en la reunión anual de los árbitros levanta un murmullo de admiración de los allí presentes. El presidente de la Comisión Antidopaje de Canarias y Premio Canarias del Deporte disertó sobre Jugar limpio: El objetivo perseguido, No hubo debate, cada cual sacó sus propias concluciones de lo que pueden hacer en el terreno personal y deportivo. El doctor galdense fue muy explicito «los valores de la persona marcan de por vida y en el deporte hay que saber valorarlos».

El arbitraje ¿lo... cura? Víctor López, usuario del Centro de Día Rehabilitación Psicosocial - Inserción, habló de su experiencia personal que refleja como veía él el arbitraje y como lo ve ahora, haciendo una comparación de lo que se sufre dentro del terreno cuando insultan y agreden, y lo que sufre él con su enfermedad. En definitiva, hizo una comparativa del dolor. La carga emocional de la exposición flotó en el Auditorio de Expo Meloneras que explotó con un prologando aplauso. Sin duda, fue toda una lección magistral.