Tebas insiste en jugar algún partido de Liga en EE UU

«El clásico no se disputará allí, pero sí algún encuentro de máximo nivel», asegura el presidente de LaLiga tras la presentación oficial del acuerdo con ESPN y Disney para la retransmisión televisiva durante ocho años

R. C. Madrid

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, insistió este viernes en disputar algún partido del campeonato español en Estados Unidos, aunque aclaró que no será el clásico entre el Real Madrid y el Barcelona. «Ya lo hemos intentado y lo vamos a seguir haciendo. Nuestro aficionados en Estados Unidos se merecen un partido de máximo nivel», comentó Tebas tras la presentación oficial el acuerdo con ESPN para dar cobertura televisiva durante ocho años de los partidos de Primera y Segunda División, en Estados Unidos y Canadá.

«Es complicado llevar el clásico a Estados Unidos porque es el partido de clubes más importante del mundo, pero este acuerdo sí incrementa las posibilidades de llevar algún otro partido de competición oficial. Lo estamos intentando y espero que pase en un tiempo no muy lejano porque Estados Unidos se merece un partido oficial de la Liga con alguno de nuestros grandes clubes. Algún año el Barcelona y otras temporadas el Real Madrid, o el Atlético de Madrid u otros, pero desde luego lo vamos a hacer», apuntó Tebas.

«Estar asociados a ESPN y Disney te da un toque de calidad. Vamos a tener más promociones, a estar presentes en muchos aspectos en Estados Unidos. A parte de la excelencia de ESPN, se van a crear sinergias con los clubes españoles», garantizó Javier Tebas, que reiteró sus críticas al proyecto de la Superliga europea, «porque no hace falta quedarse en competiciones nuevas e inventadas diciendo que el mundo del fútbol no está generando». «No es verdad. La mejor compañía de Estados Unidos en el mundo del deporte quiere retransmitir la Liga. Esto refuerza nuestra postura como liga en contra de lo que han dicho algunos clubes de la Superliga», dijo, en alusión, sobre todo, al Real Madrid, el Atlético y la Juventus, tres de los 12 clubes que llegaron a un acuerdo sobre la iniciativa de rebelión contra la UEFA de la que apartó, entre otros, el Barça.