Los jugadores magiares celebran el gol junto a los aficionados. / AFP

Eurocopa 2020/2021

Locura total en Budapest con el gol que adelantó a Hungría frente a Francia

Fiola, después de marcar, se ha dirigido a un córner y ha sacudido los apuntes de una reportera de a pie de campo para después abrazarse con los aficionados

BEÑAT ARNAIZ

Fútbol y deporte en estado puro. Es lo que se está viviendo en el Puskas Arena de Budapest en esta Eurocopa. Y además si la anfitriona se deja la piel en el campo, la locura impera en una burbuja de antigua normalidad en la que la covid-19 parece no tener hueco. Hungría está dando el nivel tanto en su primer partido contra la Portugal que defiende el título como esta tarde ante la campeona del mundo y el gol que ha marcado Fiola a Francia al filo del descanso fue una auténtica explosión de éxtasis.

Supuso el 1-0 después de sobrevivir a las acometidas de Mbappé, Griezmann y Benzema y la celebración fue la más emocionante de lo que llevamos de competición. El futbolista del Fehervar, nada más superar a Lloris, corrió sin rumbo hacia un córner, saltó la cinta que separaba el verde a la zona próxima de la grada, se acercó a una mesa donde se encontraba una reportera de a pie de campo y sacudió todos sus papeles y apuntes, ante la estupefacción de esta. Después, con la llegada de todos sus compañeros para celebrar el primer gol en el torneo, se abrazaron junto a varios aficionados.