Vídeo: EP

Luis Enrique: «No hago encaje de bolillos para contentar a unos u otros»

«No hay madridistas en la lista porque Carvajal y Ramos están lesionados y Nacho se lo merecía igual pero igual que otros que tampoco están», zanjó el seleccionador sobre su controvertida decisión

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Aunque la UEFA permitía 26 convocados, Luis Enrique se decantó por 24 porque prefiere «trabajar con menos futbolistas y que todos sientan que pueden jugar». Además, recordó que en caso de lesiones o casos de covid-19, puede hacer cambios hasta 48 horas antes del primer partido, el 14 de junio ante Suecia en La Cartuja. Si fuera necesario, tiraría de los chavales de la sub-21 que a partir del 31 de mayo compiten en la fase final del Europeo en Eslovenia. Allí está por ejemplo Bryan Gil, debutante en la última ventana de marzo con la absoluta.

Sin Sergio Ramos y Jesús Navas, se quedan Sergio Busquets y Jordi Alba como únicos de los viejos estandartes. Deberán asumir el liderazgo, aunque Luis Enrique destaca que «lo fundamental es el grupo y todos deben de tirar del carro». «Es un equipo equilibrado, capaz de luchar por el título junto a seis u ocho selecciones que están ahí. No nos sentimos superiores pero tampoco inferiores a nadie», afirmó el asturiano. Zanjó la polémica sobre la ausencia histórica de madridistas: «Es posible porque Carvajal y Ramos están lesionados pero no hago encaje de bolillos para contentar a unos u otros». ¿Nacho? «Podría haber estado y se lo merecía igual que otros que tampoco vienen».

Reconoció que el lateral derecho la ha dado muchos quebraderos de cabeza, tantos que no no hay ninguno puro en su convocatoria e incluyó como defensa en la lista a Marcos Llorente. El rojiblanco competirá con Azpilicueta por el puesto, aunque dijo que «en caso de necesidad dijo que también Eric García y Diego Llorente pueden actuar en esa demarcación». A vueltas con los porteros, se acordó de Pau López, lesionado en un hombro, y dijo «tener confianza y estar tranquilo con Unai Simón, David de Gea y el desconocido Robert Sánchez». De Pablo Sarabia, descubrió que le hubiera citado en las dos últimas ventanas de no ser por lesión, y valoró su «llegada, trabajo defensivo y facilidad para dar el último pase», así como el hecho de militar en un gigante como el PSG, aunque allí juega menos de lo deseado con Mauricio Pochettino.